Errores reales

El primero error real fue pretender hacernos creer que él es el Jefe de un Estado democrático. La formación jurídica y política que se le supone le obliga a saber que en un estado democrático tiene que ser verdad que ”la soberanía reside en el pueblo de donde emanan todos los poderes del Estado”.

Su poder como Jefe del Estado es de origen genital, ser hijo de sus padres, con discriminación sexualmente si sus hermanas tuvieran derecho a esa herenciaque su padre no tiene derecho a dejar a nadie, e incluso se dice que es discriminatoria por razón de primogenitura. Eso debería de ventilarse de oficio en los tribunales si su padre, tuviera derecho a dejar la Jefatura del Estado en herencia a nadie. No siendo ese el caso la pendencia con sus presuntos hermanastros es como la de cualquier familia.

El origen ilegítimo de la herencia de la Jefatura del Estado – algo incoherentemente con un estado democrático –procede de la decisión de un dictador militar y por ello su herencia es la de una dictadura que aunque “pintada” de monárquica que como la mona del refrán que aunque vestida de seda dictadura se queda.Tanto si no quiso reconocerlo como si no le dejaron la situación es igual de reprobable.

El segundo error real es consecuente con este origen dictatorial: ignorar a las víctimas del dictador del que procede su ilegítimo, una paradoja, por inconstitucional, nombramiento de Jefe del Estado. Ni una palabra, ni una indirecta, ni la más mínima piedad - ¿va esa ausencia incluida en la herencia? – hacia los hijos de los asesinados que todavía hoy, con más de 80 años de edad, algunos de sus hermanos y padres son ya centenarios, mantienen una esperanza democrática – incoherente dentro de esta dictadura monárquica.Tanto si no quiso reconocerlo como si no le dejaron la situación es igual de reprobable. , 

El tercer error real ha sido la falta de cuajo para citar expresamente a su hermana imputada como delincuente. Resulta inaceptable la referencia elíptica de rechazo a la corrupción que recuerda el primitivo comportamiento basado en no mencionar la palabra tabú en un vano intento de que la realidad no exista. Como también lo fue el no mencionar a ninguno de los partidos entre cuyas filas los imputados de delitos de corrupción de todo tipo, el PP en particular, es el que está vinculado con su hermana. Tanto si no quiso reconocerlo como si no le dejaron la situación es igual de reprobable. , 

Elcuarto error es seguirechándole la culpa a la crisis y no a la avaricia del poder fáctico nacional y extranjero que controla al gobierno del que obtienen todo tipo de servidumbres a costa del expolio delos trabajadores a los que siguen privando de sus derechos laborales que son quienes crean riqueza.Tanto si no quiso reconocerlo como si no le dejaron la situación es igual de reprobable.

El quinto error real fue el olvidarse de denunciar al gobierno por la privación no ya del derecho a una vida digna sino al más elemental derecho a la vida. De ello es el paradigma la situación en la que se encuentran los enfermos de hepatitis C que son, simplemente, los particulares condenados a muerte de este gobierno, sin sentencia ni delitos previos cometidos, que ha eliminado todo tipo de ayuda a las personas más necesitadas de asistencia sanitaria y social.Tanto si no quiso reconocerlo como si no le dejaron la situación es igual de reprobable. , 

El sexto error, el definitivo, fue el no querer reconocer que sólo hay una Alternativa republicana para poder recuperar la democracia que el padre putativo de su padre robó, genocidio mediante. En ella tendría él una opción de ser Jefe del Estado presentando su candidatura y no discuto que pudiera conseguirla de un modo democrático. Pero está claro que el espíritu democrático no existe en él, la historia lo acredita que tampoco en ninguno de su familia – todos ellos gobiernan siempre a golpe de Golpe de Estado militar - desde que la revolución francesa de 1789- hace ya de ello 225 años – publico la Declaración Universal de Derechos del Hombre (varón y mujer) y del ciudadano.

Porque este señor, que si es verdad lo que dice el art. 1.2,CE78 usurpa el poder del Estado porque no procede del pueblo que nunca lo eligió ni a él ni a su padre con derechos hereditarios no acepta esa Declaración Universal de Derechos del Hombre y el Ciudadano. Él, a las pruebas me remito, es partidario de otra declaración de derechos: la Declaración Privada de Derechos del Borbón al Golpe de Estado.

Debería recordar que cuando la república expulsó al Rey que apoyó al fascismo italiano se privó de sus derechos a su familia; cuando la república expulsó a su tío el Rey de Grecia que apoyó al golpe delos Coroneles se privó a su familia de sus derechos; cuando la república expulsó –en realidad huyó – su bisabuelo que apoyó el golpe de Primo de Rivera fue condenado por delito contra la patria (del que le exoneró Franco).Tanto si no lo recuerda como si lo recuerda pero lo ignora es igual de reprobable. 

No siempre se pagan los errores; pero siempre es de desear que así ocurra. También ahora.

Alfonso J. Vázquez
Eco Republicano

               



Errores reales
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top