Abengoa se encamina hacia la mayor quiebra de la historia empresarial española

Abengoa solicitará el preconcurso de acreedores tras romper Gonvarri Corporación Financiera, filial del grupo vasco Gestamp, el acuerdo para adquirir el 28% de su capital, con una inyección de 350 millones, al considerar no cumplidas las condiciones a las que estaba sujeto dicho acuerdo. El grupo andaluz de ingeniería y energías renovables se encamina a la mayor quiebra de la historia empresarial española






La compañía sevillana ha comunicado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha suspendido su cotización, que solicitará "a la mayor brevedad" el preconcurso de acreedores. "La compañía continuará el proceso de negociación con sus entidades acreedoras con la finalidad de alcanzar un acuerdo que garantice la viabilidad financiera de la misma al amparo del artículo 5 bis de la Ley Concursal, que es intención de la sociedad solicitar a la mayor brevedad", ha subrayado la firma.

El preconcurso de acreedores es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Antes de la apertura del mercado, la CNMV decidió suspender cautelarmente, con efectos inmediatos, la cotización de los títulos de Abengoa, que tras el levantamiento de la suspensión, con afecto las 11.00 horas, han vuelto a cotizar con una caída del 69%, hasta 0,281 euros. Por su parte, los bonos con vencimiento en marzo de 2016, una emisión de 500 millones de euros, han perdido un 70% de su valor en poco más de una hora, según los datos de Bloomberg. 

El organismo supervisor adoptó la decisión de suspender la cotización del grupo tras conocerse anoche que Gestamp, a través de Gonvarri, ha roto el acuerdo para adquirir el 28% de Abengoa, con una inyección de 350 millones de euros. El primer ejecutivo de Abengoa es Santiago Seaje, que en mayo sustituyó como consejero delegado al dimitido Manuel Sánchez Ortega. Por su parte, el presidente ejecutivo hasta septiembre y heredero de uno de los fundadores, Felipe Benjumea, dimitió en septiembre para allanar la ampliación de capital, aunque se mantuvo como asesor y presidente de honor tras garantizarse una indemnización de 11,5 millones de euros.

La entrada de Gestamp en la compañía sevillana, que se iba a ejecutar a través de la citada ampliación de capital, situaba al grupo de componentes de automoción en el principal accionista de la compañía, por delante de la familia Benjumea, que vería descender su 55% actual hasta el 20%. Gestamp ha roto las negociaciones con los acreedores al no lograr que la banca acreedora aportara la liquidez que pedía (más de 1.000 millones de euros) y el alargamiento del plazo para las desinversiones fijado para Abengoa. 

Las acciones de Abengoa cerraron ayer a un precio de 0,91 euros, con un descenso del 0,76%. En lo que va de año, sus títulos han caído un 50%. El grupo, con cerca de 27.000 empleados, tiene una deuda financiera bruta que suma 8.903 millones de euros, a los que se añaden los más de 5.000 millones de euros de pasivo por cuentas pendientes con proveedores desde mayo.

Abengoa se encamina hacia la mayor quiebra de la historia empresarial española
  • Title : Abengoa se encamina hacia la mayor quiebra de la historia empresarial española
  • Posted by :
  • Date : 25.11.15
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top