Julio Anguita llama a IU y Podemos a volver a intentar la confluencia para las próximas elecciones

Julio Anguita llama a IU y Podemos a volver a intentar la confluencia para las próximas elecciones
Julio Anguita defiende que Rajoy será investido presidente gracias al PSOE: "El bipartito, como sabemos, explicita el atlantismo, una política exterior común, reformas del mercado laboral... Y el bipartito tiene la fuerza"

"IU y Podemos no nacieron para administrar este mundo, sino para cambiarlo, cediendo a veces", afirma el excoordinador general de IU

"Garzón es la persona con más autoridad para abrir un debate sereno y reinvertir el proceso, y que la militancia recuerde que IU nació como construcción de una alternativa de gobierno y de modelo de Estado, aunque se ha ido apartando de eso"




Ya han pasado las elecciones y el ex coordinador federal de IU y ex secretario general del PCE responde a aquellas preguntas que prefirió evitar antes de la campaña. "He tenido que sufrir en mis carnes que los ejércitos de unos y de otros me utilicen sacando frases de contexto, de unos contra otros, y no quiero ser material de proyectil en esto. Hablaremos después del 20 de diciembre", dijo entonces.

Ahora responde a algunas de esas cuestiones, aunque no se siente tan cómodo como cuando habla de lo que él considera "los principales problemas: la UE, el euro y la deuda".

Usted dijo en enero en una entrevista con eldiario.es que "la historia le había dado Pablo Iglesias una oportunidad". ¿Cree que la ha aprovechado?

Podemos se ha instalado en una magnífica cabeza de playa, ha cogido una posición importante. Sin embargo, el bipartito sigue incólume, y si sumamos los escaños del PP y el PSOE son 213, tres escaños más de los necesarios para una reforma constitucional. El bipartito, como sabemos, explicita el atlantismo, una política exterior común, reformas del mercado laboral... El bipartito tiene la fuerza.

Durante la campaña, el candidato de IU, Alberto Garzón, ha señalado que Podemos había entrado en una deriva de ir al centro político. ¿Usted también lo ve así?

Lo que a veces se dice en una campaña... Garzón es una persona muy seria, pero en una campaña... Meterse en ese debate es perder el tiempo. Hay que ver qué va a votar Podemos y qué proposiciones de ley va a presentar. Todo lo demás es hablar sobre futuribles.

Íñigo Errejón ha dicho este martes en Onda Cero que en estas circunstancias prefiere como presidente a una figura "por encima de los partidos". ¿Qué le parece?

Eso suena un poco extraño, porque la realidad es que estamos en una confrontación pura y dura. El proyecto de la UE, el euro y el pago de la deuda, o una propuesta en la que recuperemos soberanía monetaria y económica. Ese es el eje de la confrontación. ¿Qué presidente va a haber? ¿Obviamos el apoyo parlamentario? No entiendo que pueda haber un presidente por encima de los partidos; tendrá que ser investido y representar a las fuerzas políticas que le apoyen.

¿Por qué ha habido dos papeletas, de IU y Podemos? ¿Quién o quiénes son los responsables? 

Entre todos la mataron y ella sola se murió. Se habló de la mochila, pero IU tiene unos militantes y cuadros medios extraordinarios. Tenía que haberse ido al encuentro sin más exigencia que el programa, más que estar aquí o allá en listas, y hacer huecos decididos de manera abierta, por asambleas. Ha sido la crónica de una ocasión perdida.

¿Qué opina de la campaña de Alberto Garzón?

Magnífica, son las que siempre me han gustado, hablando de datos concretos, didáctica, de las que ennoblece a la política, con campañas como esta. Ha sido una lección magistral. No siempre son bien acogidas este tipo de campañas, pero él y sus compañeros y compañeras deben sentirse orgullosos de la campaña que han hecho. Y tienen que explicar que cada escaño valga 450.000 votos es una adulteración, es una corrupción del sentido democrático del voto.

¿Por qué no ha apoyado públicamente a Garzón en la campaña?

Hace ya mucho tiempo dije que le apoyaba.

En IU ya se está abriendo el debate entre los que piensan que hay que refundar la federación y los que piensan que la izquierda ya se está reconstruyendo en torno a Podemos y que lo que habría que hacer es participar de esa reconstrucción. ¿Usted qué opina?

IU ha perdido muchas ocasiones lamentablemente, no me gusta recordar cosas en las que yo he intervenido. Hace años se planteó una propuesta de refundación, fue apoyada en el PCE y la metieron en un cajón. Con posterioridad he hecho propuestas bien vistas y guardadas en cajones. O la de Enrique Santiago. Pero pudieron más los poderes de la inercia. El problema fundamental, como alguna vez ha dicho Alberto Garzón, es que ha carecido de ambición política y nunca se ha creído que podía ser independiente del resto de partidos, como el PSOE, y sindicatos. Así salió vencida de antemano porque creía que no podía salirse de lo establecido, cuando nació con vocación de construir alternativa. Debido a esa visión, tenemos lo que tenemos.

¿Y qué camino habrá de tomar?

Primero habría qué ver qué deciden sus militantes en asambleas con debates serenos.

¿Es la última oportunidad?

El mundo sigue. Podemos ha accedido a una posición importante, pero la batalla está dentro de cuatro años. Parece que el mundo se acabó ayer. Estamos perdiendo la perspectiva histórica. Aquí hay que mirar en los cuatro años. Desde ahora, Podemos tiene una gran responsabilidad, trabajando en la sociedad y construyendo con otros, con IU, los movimientos sociales, con Equo, con Attac... E ir creando un entramado sólido de programa sereno y tranquilo que se imponga en las próximas elecciones. Eso hay que empezarlo ya. IU y Podemos no nacieron para administrar este mundo, sino para cambiarlo, cediendo a veces.

Ahora, hablándole como Frente Cívico, en febrero vamos a tomar una decisión, y es poner todo su esfuerzo para que esa urdimbre, sea real. Nos vamos a quemar para lanzar el mensaje de regeneración y facilitar que esta nueva realidad social sea capaz de ganar las elecciones dentro de cuatro años. O se les gana o se pierde.

El PP ha tenido un resultado extraordinario: un partido que incumple todas sus promesas electorales, que puso verde a Rodríguez Zapatero e hizo lo mismo, que ha sido sinónimo de corrupción como instrumento de financiación del partido, que ha hecho recortes, privatizaciones, poner las instituciones del Estado al servicio de instituciones privadas... Esa fuerza política ha tenido un éxito. Le ha votado una gran parte de nuestro electorado.

¿Qué opina de las candidaturas de confluencia gallegas, catalanas y valencianas?

Son muy buenos, han pasado el segundo examen, que eso se transforme en acción positiva, unidad de acción. Ha sido muy brillante, muy esperanzador. Pero ahora hay que transformarla en acción concreta y organizada.

¿Debe Garzón romper con los actuales dirigentes de IU?

Hablar de nombres es crónica rosa, pero Alberto es la persona con más autoridad para, no él solo sino con otra gente, intentar cambiar el sentido del proceso, abrir un debate sereno y reinvertir el proceso. Hay algo que se viene pidiendo desde hace 10-12 años, con documentos aprobados y archivados. No se trata de nombres, sino de que la militancia sepa que no tiene que tener miedo al futuro y recuerde que IU nació como construcción de una alternativa de gobierno y modelo de Estado, aunque se ha ido apartando de eso.

¿Es consecuencia de la institucionalización?

Así es. Nosotros cuando llegamos al Ayuntamiento de Córdoba, lo hacíamos en nombre de un proyecto. La institución no nos pertenece, y eso hay que tenerlo claro.

Después del 20D, ¿quién cree que formará Gobierno?

Rajoy será presidente, seguro. Es lo lógico. Están los medios hablando del eje derecha-izquierda. Y el PSOE y el PP están a partir un piñón, votaron los dos el cambio de la Constitución con los contenidos que implicaban ese cambio. Han empezado la bolsa, los mercados, los gobiernos, los medios que piden gobiernos estables para hacer la política de recortes... Coinciden ambos en la política atlantista, la política exterior. No digo que el PSOE vaya a votar al PP, hay muchas maneras. El PP tiene apoyos suficientes, puede salir en segunda vuelta. ¿Veo posible un pacto a la izquierda? Es un disparate, con los nacionalistas vascos y catalanes, y las pretensiones de ellos. Y eso sería situar al PSOE en la izquierda.

Es que ya me sé los argumentos: la unidad de la patria, el proyecto europeo, los mercados, la gobernabilidad, el crecimiento económico... Todos esos argumentos están en la memoria más cercana, no sé cómo será, pero basta que el PSOE no se oponga. Yo digo que el PP va a gobernar con otros, porque si no, nos metemos en otras elecciones generales. La papeleta no la tengo yo, ni IU.

¿No cree que vayamos a una repetición electoral?

Utilizo la memoria. El problema que tenemos es la UE, el euro y el pago de la deuda. Es el problema que marca diferencias entre uno y otro. Me causa gracia incluir al PSOE en la izquierda. El eje es la UE, más recortes, pedidos por la Troika, más reformas del mercado laboral, más atlantismo. Este es el debate. Y el PP y el PSOE están más cerca que otros.

Andrés Gil | eldiario.es

Julio Anguita llama a IU y Podemos a volver a intentar la confluencia para las próximas elecciones
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top