Las últimas bocanadas de Rajoy

Las últimas bocanadas de Rajoy
Imitando a Fernando VII, Rajoy ha intentado sin éxito restablecer el absolutismo en España. Un absolutismo del siglo XXI en el que los poderes económicos y la oligarquía nacida del franquismo se tapan con la manta de una democracia parlamentaria y un heredero del rey felón al frente de la jefatura del Estado. A modo de anécdota, en la comparecencia llevada acabo en su sede una vez conocidos los resultados electorales, se pusieron de manifiesto dos tics franquistas, uno dirigirse a sus acólitos desde un balcón y otro el movimiento de su antebrazo derecho, tal y como el dictador nos obsequiaba desde el Palacio de Oriente mientras arremetía contra el comunismo, la masonería y todo aquello que no fuera parte de su estático Movimiento. 






Ayer, en la calle menos de doscientas personas gritaban !España!, saltaban coreando el futbolero "Yo soy español" y hasta entonaban el !Viva España! de Manolo Escobar......Un regreso al pasado en toda regla casi superado por los Ciudadanos de Rivera. Está claro que para estos señores solo se es español si se es de derechas, para ellos los de la izquierda seguimos siendo, como para Franco, enemigos de España. Patético.

Lo malo para Rajoy es que ahora sin el apoyo de la izquierda española es como un pez fuera del agua, boqueando a la espera de ser metido en una cesta. Un pez al que ningún partido politico debe devolver al agua. Ni apoyo, ni abstención en la investidura, de "gran coalición" no se debe ni hablar, el PP debe ir a la oposición y desde allí empezar a descomponerse. Ante un resultado electoral en el que los votos a la derecha quedan equiparados con los obtenidos por la izquierda y la enorme dificultad del PP para pactar es obligado pensar en la posibilidad de repetir las elecciones. Unas nuevas elecciones en las que Rajoy, a buen seguro, no será el candidato a la Moncloa. Unas nuevas elecciones en las que la izquierda, sobre todo Podemos y UP-IU ascenderán y el PP y Ciudadanos empeorarán sus resultados de ayer.

Ahora desde el PP nos bombardearan incansablemente con eso de la lista más votada. No acaban de asumir que estamos dentro de un sistema parlamentario. Lo curioso de todo esto es que es precisamente el PSOE el que tiene la llave de la derrota definitiva de Rajoy y, por qué no, de su sucesor. Espero que no defraude a sus votantes y abandone de una puñetera vez ese accidentalismo que le lleva caracterizando desde 1962, cuando en Munich durante el IV Congreso del Movimiento Europeo Rodolfo Llopis le pidió a Joaquín Satrústegui que transmitiera al Conde de Barcelona:

"El PSOE tiene un compromiso con la República que mantendrá hasta el final. Ahora bien, si la Corona logra establecer pacíficamente una verdadera democracia, a partir de ese momento el PSOE respaldará lealmente a la Monarquía"

Señores del PSOE: No más errores o desaparecerán. La "democracia" ya está establecida en España, ahora lo que deberían hacer es cumplir con ese compromiso que decían tener con la República, la monarquía instaurada por Franco no merece ningún tipo de lealtad.



Las últimas bocanadas de Rajoy
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top