Los obispos congelan la ayuda a Cáritas en 6 de los 248 millones que reciben del IRPF

Conferencia Episcopal
La jerarquía católica ha decidido congelar la asignación en 2016 a Cáritas Diocesana, la organización caritativa de ayuda a los pobres. La transferencia económica a Cáritas se mantendrá en 6,2 millones de euros, una cantidad ligeramente inferior al 2,5% de los 248,5 millones que la Iglesia espera recibir de la asignación tributaria. El presupuesto interdiocesano aprobado por la Conferencia Episcopal dedica 2.375.000 euros a las retribuciones de los obispos.






Según las cuentas de la Conferencia Episcopal o “Fondo Común Interdiocesano”, los obispos esperan ingresar en 2016 por el 0,7% del IRPF la misma cantidad que el ejercicio anterior, es decir, 248.495.774 euros, a los que se añaden otros 15.883.785 euros de “aportación de las diócesis”. Esta cantidad supone un aumento de 597.960 euros respecto al presupuesto de 2015 y sitúa la previsión global de ingresos y gastos en 264,37 millones de euros para el año que acaba de empezar.

Ese aumento de casi seiscientos mil euros, que puede ser superior dada la evolución positiva de la recaudación fiscal, no repercute en términos netos ni proporcionales en la asignación a Cáritas para atender a las personas más necesitadas. En un contexto social de desempleo, desigualdad y pobreza cada día más lacerante, llama la atención la aparente falta de sensibilidad de la cúpula católica hacia su principal organización de ayuda al prójimo. Bien es verdad que Cáritas y otras ONG católicas como Manos Unidas se financian fundamentalmente gracias a los fondos de la casilla del IRPF destinada a “otros fines de interés social”.

De los 264,37 millones de presupuesto oficial, la jerarquía distribuye 215, 6 entre las diócesis, dedica 17,7 a pagar la Seguridad Social y las prestaciones sociales del clero, asigna 2,37 millones a las retribuciones de los obispos, dedica 4,05 a la rehabilitación y construcción de templos –operaciones en las que se les compensa el IVA–, y entrega distintas cantidades a centros y organizaciones católicas.

Así, las Facultades Eclesiásticas, la Universidad Pontificia de Salamanca y los Centros de Roma y Jerusalén se repartirán este año 5.990.417 euros, Cáritas recibirá los 6.200.000 euros mencionados, la Conferencia de Religiosos se dotará con 1.067.671 euros y las instituciones de la Santa Sede (Óbolo de San Pedro y Tribunal de la Rota) dispondrán de 499.880 euros.

El presupuesto dedica ademas 2,6 millones de euros al funcionamiento de la propia Conferencia Episcopal así como 1,27 millones a actividades pastorales en el extranjero y 527.925 euros a ayuda especial a las diócesis insulares. Y sobre todo reserva la importante suma de 4,8 millones de euros a la próxima campaña publicitaria para la financiación. Esa cantidad es superior a las entregas anuales a Cáritas en 2011 y 2012, los peores años de la crisis.

Como es sabido, el principal objetivo de las campañas de financiación consiste en que al menos el 35% de los paganos rellenen la casilla de su declaración de la renta, asignando el 0,7% del resultado a la Iglesia Católica, para lo cual suelen mezclar fe y creencia con ayuda humanitaria y desinteresada entrega al prójimo. Después, cuando traducen las actitudes espirituales a cifras, no dudan en congelar la aportación caritativa como si la avalancha de refugiados de las guerras de Siria, Libia y otras latitudes fuera ajena a las demandas y la vocación solidaria de los cristianos de base.

Luis Díez | cuartopoder.es

Los obispos congelan la ayuda a Cáritas en 6 de los 248 millones que reciben del IRPF
  • Title : Los obispos congelan la ayuda a Cáritas en 6 de los 248 millones que reciben del IRPF
  • Posted by :
  • Date : 2.1.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top