Órdago político de Pablo Iglesias. El PSOE dice que espere y el PP queda fuera de juego

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias ha tomado la iniciativa y ha anunciado la posible composición de un gobierno presidido por Pedro Sánchez y con él de vicepresidente. Además, anuncia que Izquierda Unida entraría con un ministro por lo menos.





Con esta iniciativa ha dejado al PSOE con la pelota en su tejado y al PP fuera totalmente de cualquier posibilidad de formar gobierno. Rajoy queda fuera de juego y su amigo Rivera desaparece del mapa de los influyentes. Los votos de PP y C’s no pueden evitar este gobierno de progreso, si se consigue que el PNV –que ya ha manifestado su absoluto rechazo a Rajoy— vote a su favor.

Parece que se abre una verdadera oportunidad para que haya un gobierno de progreso. Un gobierno capaz de atajar los problemas graves de este país. No será fácil, pero es la única alternativa. El mayor enemigo que se presenta es la baronía del PSOE. Díaz, García-Page y Fernández Vara son los únicos que pueden hacer que la formación de este gobierno naufrague, porque oyendo a Sánchez he intuido que le gusta la idea.

Ahora sólo falta la crónica de una muerte política anunciada (la de Rajoy) y que Sánchez no encuentre dentro de su casa los obstáculos suficientes para hacerle renunciar de este proyecto. Creo que la izquierda española debe estar de enhorabuena. Es verdad que el camino hasta que esté formado el gobierno no es fácil, pero la sola noticia de esta posibilidad debería alegrarnos. Esta noticia si se confirma podría dar paso a una nueva etapa que podría, por fin, dar a luz un gobierno comprometido con los más vulnerables, que, por desgracia, hoy son muchos en nuestro país.

El hecho de que Pablo Iglesias haya pensado en Izquierda Unida le honra, porque ha sido capaz de reconocer la importancia de un millón de votos y la invalidez de una ley electoral que es de una desigualdad que asusta. Además de hacer justicia a un líder como Alberto Garzón que merece por conocimientos, honestidad e ideología ser miembro de un gobierno de verdadero progreso.

Ojalá que lo que hoy empieza no se estropee. Cuenta con una mayoría que le apoya pero, también, es verdad que los enemigos no son pocos. Algunos vienen de Europa, otros de organismos internacionales y muchos están en nuestro país: políticos de derechas, empresarios importantes, periodistas cavernarios.

Pero esta batalla se puede ganar y hay que poner toda la carne en el asador, porque vale la pena. Si lo conseguimos veremos cómo España en poco tiempo puede corregir una legislatura comandada por Rajoy que nos ha llevado a un estado lamentable, cuyos efectos más importantes han sido, los recortes económicos, los recortes sociales, el desarrollo de tramas de corrupción, el empleo precario y la creación de una desigualdad insoportable.

Hoy hay un atisbo de esperanza y de luz, mañana puede ser realidad. No lo malgastemos y demostremos que la Izquierda, al contrario que otras veces, puede permanecer unida.

Salud y República
Rafael García Almazán

Fuente: Kabila
 Órdago político de Pablo Iglesias. El PSOE dice que espere y el PP queda fuera de juego
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top