Una maniobra del PSOE es posible para bloquear el movimiento popular

Una maniobra del PSOE es posible para bloquear el movimiento popular
Ya sabemos que, como fiel de la balanza, la socialdemocracia puede inclinarse hacia la derecha o la izquierda. Lo conocemos porque la socialdemocracia se constituyó, como consecuencia de su renuncia a la revolución social, en el brazo defensor del capitalismo. En los momentos determinantes en los que el socialismo tuvo que tomar posición entre revolución y contrarrevolución, optó por sacar las castañas del fuego al liberalismo económico.





Desde que Ebert, presidente del Partido Socialdemócrata alemán, decidió aliarse con la contrarrevolución militar prusiana, 1919, contra Rosa Luxemburgo y la izquierda socialista, hasta las renuncias de Felipe González y Guerra en y durante la “transición” o metamorfosis parlamentaria del franquismo clerical, la socialdemocracia ha girado, en el último instante, hacia la derecha. Burlándose de sus bases sociales.

Felipe y Guerra, después de hacer una defensa propagandística de la República, optaron por la monarquía parlamentaria; Felipe y Guerra, después de proclamar el derecho de autodeterminación, renunciaron a reconocer dl derecho al referéndum en Cataluña; Felipe y Guerra, después de reivindicar la tradición anticlerical y laica de las fuerzas progresistas, regaron con millones los palacios episcopales y los colegios clericales; Felipe y Guerra, después de manifestarse contra el ingreso en la OTAN, acabaron fortaleciendo la presencia del militarismo norteamericano en España; Felipe y Guerra, después de hacer una propuesta de fortalecimiento económico, acabaron desindustrializando el Estado para mayor gloria de Francia, Alemania e Inglaterra…

Con qué poca vergüenza el socialismo está al servicio del Capitalismo y para enriquecimiento de sus dirigentes políticos. Potenciando, necesariamente, una conciencia de esclavos y una conducta masoquista entre sus electores. Afortunadamente, hoy, las políticas económicas neoliberales, a las que los socialistas sirven como siervos, no les dejan margen para el reformismo y defensa del Estado/Sociedad del Bienestar. Sin embargo, siempre que existan otras fuerzas políticas progresistas alternativas, la desintegración del socialismo en el neoliberalismo es cuestión de tiempo. Y el tiempo se agota, devorado por la codicia neoliberal.

Ahora, entre la ambición de Poder de Sánchez y la tradición socialdemócrata de identificar su destino con el destino del Capitalismo, el líder socialista se ha convertido en rehén de sus propias contradicciones. Si por una parte no puede renunciar a esa identidad de intereses con el Capitalismo, por otra parte no puede provocar la convocatoria de nuevas elecciones porque, antes de su celebración, sería sustituido por sus propios compañeros por un candidato inconfundiblemente dócil a la derecha.

Atrapado en esa contradicción, para no perder el poder que tiene en el PSOE, o se arriesga a formar gobierno con la izquierda o gira en el último minuto, fiel a la tradición socialdemócrata, hacia la derecha garantizando que gobierne Rajoy, o un sustituto suyo, que sería un precio posible que tendría que pagar el PP. ¿Cómo saldrá de esta ratonera?

¿Piensa Sánchez quemar todas sus naves permitiendo la formación de un frente de todas las derechas en la constitución de un gabinete de varones, junto con Rajoy o su sustituto y Rivera, integrando un pequeño círculo de reaccionarios que concentrará todo el Poder en sus manos, a pesar de ni tener programa, ni saber lo que quieren? Unidos, solamente, para obstruir y bloquear el progreso del movimiento de masas para, así, poder imponer el neoliberalismo a sangre y fuego. El Tratado de libre comercio con Estados Unidos acabará liquidando a todas las clases medias.

El vértigo a poner punto final a la transición ¿le empujará a dar este paso? La víctima, en cualquier caso, sería el PSOE. Desenmascarado, las fuerzas progresistas podrán ocupar una posición avanzada en el escenario de la lucha por las libertades y el bienestar.

Javier Fisac Seco
Una maniobra del PSOE es posible para bloquear el movimiento popular
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top