Cuestiones básicas para saber si estás Al Servicio de la República (ASR)

Cuestiones básicas para saber si estás Al Servicio de la República ASR
Estas cuestiones que siguen son básicas en Al Servicio de la República:


1º No vamos a renunciar nunca a defender la legitimidad de la II República Española (RE), no aceptamos como legal el Bando de Guerra de Mola ni la legalidad surgida de las leyes de justicia al revés que elaboró Serrano Suñer, monstruosidades que siguen generando efectos legales y apoyando legalidades a día de hoy por extraño que parezca. Los tribunales y sentencias franquistas deben ser considerados nulos. La Ley de Amnistía de 1977 debe ser declarada inaplicable o nula, pues no cuestiona la legalidad franquista, sino que se limita a exonerar de delito a los funcionarios de la dictadura si se hubieran sobrepasado, pero en ningún caso considera unible haber servido a la dictadura reprimiendo al pueblo.

2º No estamos dispuestos a dar como válidos los referéndum franquistas que trajeron la monarquía y la consideramos establecida irregularmente en España, contra todo derecho y como consecuencia de acciones de una dictadura reprobable.




3º Siendo esto así, —y quien quiera defender la legalidad franquista que alce su voz para que le veamos—, consideramos que la Constitución de 1978 es claramente ilegítima, pues no hubo apelación al poder constituyente del pueblo en su convocatoria, entró en vigor por la firma de un Rey escogido por una dictadura, los partidos republicanos no pudieron presentarse a las elecciones del 77, el aparato de la dictadura se mantuvo intacto y todas las leyes que rigieron el proceso —la ley electoral, la existencia de cortes y senado, los senadores reales, etc— fueron elaboradas por las Cortes franquistas

4º Es por ello que consideramos irreformable el actual texto constitucional y que lo que procede democráticamente hablando es declarar nula por su ilegitimidad de origen la Constitución de 1978 y suspender los artículos referentes a forma de estado y procedimiento de reforma, devolviendo la jefatura de estado a las Cortes, depositario único de la soberanía popular y constituyéndose un Gobierno Provisional de la República que una vez estabilizada la situación convocaría elecciones a Asamblea Constituyente.

5º Para los que estamos en ASR la transición es el periodo de tiempo entre la disolución del gobierno en el exilio y la proclamación de la Tercera República.

6º Consideramos que la acción política en la actualidad, en el día a día por resolver los problemas sociales, económicos y políticos de nuestro país, pueden y deben ayudarse e inspirarse en los valores republicanos y que olvidar la República en estas luchas es negarse el camino a la victoria.

7º En ASR consideramos que no hay política republicana si la República no está en las prioridades, la estrategia, los objetivos, las propuestas, las alianzas y las acciones concretas de la política diaria. Proclamarse republicano entraña una obligación y una responsabilidad, obligaciones y responsabilidades que, desgraciadamente no son observables en nadie de quien ahora dice estar en las Cortes representando al pueblo o incluso diciendo de sí mismos que son republicanos.

8º La idea de un referéndum monarquía/república es un engaño. La esclavitud no es aceptable nunca, tampoco mediante el voto. La Monarquía es ilegítima y recuperar la legalidad republicana, irrenunciable.

9º Quienes pretendan resolver los problemas sociales y políticos de España sin lograr recuperar su plena soberanía económica, monetaria, de defensa e internacional son unos ingenuos o bien nos llevan a un engaño. La República es parte de la solución y la llave del futuro,

10º La República que queremos es una muy concreta, no una ilusión filosófica. Queremos una República sin Impunidad del franquismo, nacida de lo que hemos aprendido de la memoria histórica y profundamente orientada hacia el futuro. Una república que se definiría como hicieron en 1931 en el artículo 1º de la CE: «España se constituye como una República democrática de trabajadores unidos en régimen de libertad y justicia». donde la fraternidad, el bien común, los derechos sociales sean fundamentales y el estado esté comprometido con ellos constitucionalmente, siendo el derecho y la educación las principales armas de la República y el trabajo reconocido como principal fuente de riqueza. Para los republicanos las libertades son irrenunciables, y el derecho a la supervivencia del pueblo la suprema ley.

Sabemos que estos objetivos no son fáciles, pero lo que está demostrándose imposible es encontrar un solo diputado que tenga el valor de defender en alto y públicamente la legitimidad republicana. Es hora de cambiar eso.

Lo expresó Azaña hace mucho, la República no puede depender de los que no creen en ella. Tarea nuestra es defenderla aquí y ahora.

Al Servicio de la República (ASR) llama a cuantos compartan en lo fundamental este punto de vista y se sientan reconocidos en estas palabras. Pongámonos Al Servicio de la República. Os necesitamos.

Pedro Alberto García Bilbao
Al Servicio de la República, 23 de febrero de 2016

contacto: dedona@mac.com
Cuestiones básicas para saber si estás Al Servicio de la República (ASR)
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top