Beneficios colaterales

Desde que los medios sacaron a la luz el asunto de los "Papeles de Panamá" nos dijeron que la documentación obtenida era abrumadora, que el dossier constaba de cientos de miles de folios y que por tanto el estudio de los mismos y la publicación de los descubrimientos sería ardua y lenta.





Una de las primeras "patriotas" en caer fue la tía del rey, María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de Todos los Santos de Borbón y Borbón, Infanta de España por Real Decreto en 1987 ( a dedo). Una noticia que no ha asombrado a nadie, todos desde siempre lo habíamos al menos intuido. Ya su padre, el abuelo del actual rey, fue cliente de esos bancos suizos en los que ningún cliente recibe en su cuenta la transferencia del subsidio del paro. Luego vinieron otros implicados en el tema y mañana vendrán más.

Al mismo tiempo que se van haciendo públicos los nombres de estos señores tan adinerados, una legión de expertos y eruditos tertulianos nos cuentan al detalle lo que tenemos que hacer si queremos montar un chiringuito vía Panamá y todos sin excepción no dudan en afirmar que llevarlo a cabo es completamente legal. Que el delito fiscal o penal, o ambos al mismo tiempo, se derivan del origen de los fondos, de su destino y de su ocultación al fisco, para inmediatamente después asegurarnos que a todos los que según la reina somos "merde" el asunto de los paraísos fiscales no nos compensa, ni interesa. Según ellos para el común de los mortales españoles el paraíso consiste en encontrar trabajo, aunque nos paguen una "merde" y nos dure menos que la Feria de Abril. Vamos que eso de los paraísos fiscales es cosa de las Monarquías, de la Corte, de los Validos, de los Costesanos, de los grandes Señores, de los Poderosos, de..... de todos menos de los súbditos. 

La Historia les da la razón, la Antigua, la Media, la Moderna, la Contemporánea, .......y la de ayer, nos recuerda que el pueblo está para pagar tributos y los poderosos para vivir a cuenta de ese pueblo y sin pagar un chavo a los recaudadores de impuestos, es así desde la noche de los tiempos.

La verdad es que el asunto promete. La información la van soltado gota a gota. Si alguno de los implicados declara que no sabe nada o que todo es mentira, al día siguiente se puede publicar una foto suya tomando café en el aeropuerto de Panamá o un nuevo documento donde aparece su nombre y su firma bajo el logotipo de Mossack Fonseca. Los periodistas que se han trabajado el tema se lo están pasando en grande poniendo en evidencia a los defraudadores cada vez que intentan justificarse o mentir. Nerviosos, muy nerviosos deben estar los que todavía no han salido a la palestra.

Estoy seguro de que, como en las tragedias, los afectados irán in crescendo, tanto en su número como en su relevancia social y política. Los autores de la investigación se estarán guardando lo más jugoso para el final, la traca final va a depurar escaños, sillones y púlpitos. Hasta tal punto puede llegar la depuración que, además de dimisiones y procesos de investigación en masa, provoque una abdicación o una renuncia al trono con viaje al extranjero incluida. Aprovechando que estamos como estamos, con todos los partidos politicos a la greña por ocupar Moncloa y sin ponerse de acuerdo, a lo mejor conseguimos que gracias a los "Papeles de Panamá" se disuelvan las Cortes, se nombre un Gobierno provisional y vayamos, ya va siendo hora, hacia un proceso constituyente como el de 1931. Será por casualidad pero estamos en el mes de Abril. Sería la primera vez en la historia que los mangantes ocasionaran un beneficio al pueblo, aunque este fuese colateral.

( Que cosas se me ocurren, será la edad)

Benito Sacaluga

Beneficios colaterales
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top