Es tiempo de República

Es tiempo de República
El 14 de abril es un día de fiesta para quienes compartimos los ideales de libertad, justicia social, cultura y modernidad. Este año conmemoramos el 85 aniversario de la II República Española y lo hacemos en medio del debate sobre la conformación del Gobierno tras las elecciones del 20-D. Los resultados de las Elecciones generales presentan una situación parlamentaria que supone un cambio importante respecto a la pasada legislatura, donde el Partido Popular disfrutaba de mayoría absoluta, de manera que es posible configurar una mayoría parlamentaria con los Partidos que en su programa se comprometieron ante el electorado a derogar determinadas leyes, que el Partido Popular aprobó gracias a su mayoría absoluta. La realidad es otra muy distinta, el debate sobre estas posibilidades está siendo ocultado por el reparto de sillones o llamamientos a una pretendida estabilidad que tranquilice a los mercados.




El PCE siempre ha defendido la necesidad de unir a la izquierda en torno a un programa común de mínimos, por eso, allá donde sea posible, impulsaremos éstas y otras formas de unidad que permitan lograr ese objetivo. Pero para que ese programa sea posible, la ruptura con el régimen monárquico que sustenta el poder de la oligarquía empresarial y financiera debe ser un eje fundamental.

Nos encontramos en un “tiempo de excepción”, vivimos unos momentos de recortes en los derechos sociales y de limitación de las libertades colectivas e individuales nunca antes conocidos tanto por su profundidad como por el corto espacio de tiempo en que se están produciendo. La pérdida de derechos laborales y sociales, la privatización de servicios públicos esenciales puestas en práctica con las dos últimas reformas laborales y otras medidas del gobierno nos llevan a un nuevo modelo de relaciones sociales donde prima la “ley del más fuerte”, el ideal del liberalismo político.

Sólo desde una ruptura con el sistema actual puede haber una salida real, una salida social a la crisis que dé respuesta a las necesidades de las millones de personas que sufren directamente sus consecuencias, Por ello desde el PCE planteamos la necesidad de conseguir una respuesta desde la máxima unidad de las fuerzas sociales, políticas, sindicales y ciudadanas que planteamos la necesidad de superar el agotado y carcomido régimen del 78, como paso imprescindible para construir un nuevo modelo de Estado y de sociedad, más justo, igualitario, democrático y social. Lo que ofrecemos es responder a ese proceso de regresión social con una alternativa constituyente republicana.

Una ruptura hecha también desde el feminismo, como garantía de emancipación de tod@s, desde luego de las mujeres, como contrapoder y empoderamiento en la sociedad patriarcal y capitalista, se conseguirá una República en la que, sin ciudadanas de segunda, las mujeres vuelvan a jugar el papel que les corresponde sin que la historia las silencie.

Porque no hay que olvidar que las, desgraciadamente, grandes protagonistas de la estafa que sufrimos, son las mujeres.

Hace 85 años los hombres y las mujeres de este país decidieron, con buen sentido, que para progresar, resultaba imprescindible liberarse del lastre corrupto de la monarquía borbónica y del sistema político montado sobre ella, el denominado turnismo, incapaz ya de dar solución alguna a los problemas que atravesaba España. La Regeneración democrática de este país, se escribió entonces con “R” de República.

Por eso estamos convencidos que la República de España vuelve a ser la respuesta en positivo, la respuesta ilusionante, la manera democrática de constitucionalizar la justicia social y el reparto equitativo de la riqueza. La República de España debe ser la solución al desempleo, a los desahucios y al dominio de la banca sin escrúpulos entre otras cuestiones que hoy angustian a millones de españoles.

Desde el Partido hacemos un llamamiento a la militancia comunista, a la mayoría social trabajadora y a la ciudadanía en general, para que este 14 de abril se movilice en favor de la III República, en favor de la necesidad de desarrollar un proceso constituyente, que se le dé la palabra al pueblo para construir un futuro de trabajo y progreso, un futuro republicano para una España tricolor. 

No olvidamos a los héroes de la democracia en este nuevo 14 de abril, les rendimos el sentido homenaje que merecen y que en muchas ocasiones les han negado instituciones y partidos que se reclaman democráticos.

Fuente: Mundo Obrero

Publicado en el Nº 295 de la edición impresa de Mundo Obrero abril 2016
Es tiempo de República
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top