España más cerca de la III República

España está más cerca de la III República. El Proceso constituyente está abierto, todas las fuerzas políticas plantean la reforma de la Constitución, con propuestas que pretenden modificar algunos artículos de la misma y otras fuerzas como la nuestra que plantean abiertamente una nueva constitución.





La Constitución del 78, ya está agotada, nunca garantizó los derechos sociales, ni hizo justicia con los luchadores de la II República. Garantizó la impunidad del franquismo, protegió el modelo de Estado monárquico, no se convocó un referéndum entre monarquía o república y se mantuvieron los privilegios y se dieron por buenas las decisiones jurídicas de la Dictadura.

Los derechos sociales y económicos, los servicios públicos, como son: el trabajo, la protección social, la planificación de la economía, la educación pública, la sanidad pública, el acceso a una vivienda digna, no solo no se han cumplido, ni se han garantizado, sino que se han deteriorado, recortado, privatizado y especulado con ellos a través de las políticas neoliberales que se han aplicado y se están aplicando en estos largos años.

Políticas neoliberales que han sido el germen de la corrupción, amparadas por la voladura del pluralismo político y un poder judicial lento (heredado del viejo régimen), imponiendo un bipartidismo del PSOE y el PP con la ayuda de una Ley electoral fraudulenta y canalla que legaliza la desigualdad más absoluta de los votos y trasladando el bipartidismo a todos los poderes que emanan de la Constitución del 78.

El blindaje del Estado monárquico a través de los medios de comunicación públicos y privados, que son instrumentos de los grupos empresariales, y del bipartidismo es un hecho. No hay información plural, las minorías no tienen acceso a otro modo de pensamiento. Con colegios confesionales y monárquicos, subvencionados con dinero público, una España que dicta mucho de ser laica, en la que la inmigración sigue siendo criminalizada. 

Tenemos la esperanza de una España con aborto libre, laica, desmilitarizada, federal, feminista y preñada de derechos sociales y en la que la Corona desaparezca dejando las cuentas claras y los españoles pasemos de ser súbditos a ciudadanos. Hay que luchar contra el pensamiento único y contra los defensores del neoliberalismo.

El artículo 135 ha terminado por darle la puntilla a un modelo de Transición, calificada de “modélica”, la enmienda promovida por PP-PSOE sitúa como prioridad el pago a los bancos por encima de las políticas sociales, reforzando constitucionalmente al capitalismo y rompiendo el débil equilibrio del texto del 78.

El 15-M desde la calle planteó y abrió el Proceso constituyente, creciendo exponencialmente la demanda pública de un nuevo modelo de Estado, basado en la libertad, la fraternidad, la igualdad y solidaridad. El cambio ha llegado a las instituciones, haciéndose más fuerte y presente los valores y principios republicanos.

La corrupción es de tal envergadura en España que afecta a la Corona, al Gobierno y a las élites empresariales. El cáncer de corrupción que afecta al PP, se ha presentado con metástasis total en lugares como en el País Valenciano o Madrid. Bajo el mandato del PP, han aumentado las desigualdades sociales más que en todos los países de la UE, creciendo las bolsas de pobreza y exclusión social. El paro crece y se desmantelan los derechos sociales.

Por otra parte Cataluña, mantiene un pulso en sus reclamaciones independentistas con la Administración central, luego España está bloqueada, empatada. ¿Quién la desbloqueará?

La Constitución del 78, el Régimen construido en estos treinta y ocho años, se revela incapaz de solucionar los graves problemas que tiene la sociedad española, de hecho nadie, ni las fuerzas más conservadoras, plantean que la Constitución del 78 se quede como está. El PC e IU plantean una enmienda a la totalidad, los problemas de España son de tal envergadura que no se arreglan con enmiendas parciales, necesitamos una nueva constitución.

Los ayuntamientos jugaron un papel clave en el advenimiento de la II República, fueron unas elecciones municipales que se celebraron el 14 abril del 31 las que dieron el triunfo a los partidos progresistas y republicanos, el rey Alfonso XIII salió de España y se proclamó la II República.

En este último periodo y en concreto en las últimas elecciones municipales celebradas en 2.015, se han logrado más fuerzas republicanas que nunca en los ayuntamientos. También las reivindicaciones del nacionalismo Catalán y Vasco, al que se están incorporando las Mareas gallegas, ponen en la agenda el debate federal y la solución republicana. En las elecciones generales 20-D, se han elegido más diputados y diputadas republicanos, que en ninguna legislatura anterior.

Las fuerzas del Régimen y el bipartidismo han quedado heridos de muerte y andan con los poderes fácticos, con las grandes empresas intentando imponer su hoja de ruta, en la que se marca, salvar la monarquía, el bipartidismo e imponer la política económica de la troika. Se les nota preocupados, porque el miedo ha cambiado de bando. Felipe González, aparece en escena presionando a Pedro Sánchez, para que haga un Gobierno de coalición con el PP, que podría titularse “El abrazo de dos boxeadores” que se sostienen para no caer en la lona.

Cada día queda más claro que el Proceso constituyente es el único camino para hacer una arquitectura institucional en España, que siente las bases para resolver el encaje de Cataluña en un federalismo que respete la plurinacionalidad, acabe con la lacra de la corrupción y el giro total de la política económica y en los derechos humanos. ¡El pulso se está librando ya!, o la correlación de fuerzas impone un verdadero Proceso constituyente o el bipartidismo herido impone con reformas puntuales su hoja de ruta.

Han movido ficha y han hecho una sucesión exprés en la titularidad de la Corona y ahora con el acuerdo alcanzado con C´s y las presiones del “doctorado en cal viva” para que se incorpore el PP, por lo que tendríamos un trío inmovilista, apuntalando con algunos retoques el Régimen del 78.

Una salida al bloqueo político, en la que se sugiera un Gobierno apoyado por IU, Podemos, PSOE, Compromís, …., nos permitiría articulando la movilización social avanzar de manera clara hacia la nueva constitución republicana, ¡No olvidemos que el mañana empieza hoy!


Antonio Romero Ruiz

Presidente de Honor PCA
Exparlamentario de IU
Coordinador de la Red de Municipios por la III República
España más cerca de la III República
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top