Francia, sí Podemos, ¡a las barricadas! Allons enfants

Francia, sí Podemos, ¡a las barricadas! Allons enfants
Llama escandalosamente la atención que la prensa española, y especialmente la calificada de izquierdas, apenas si ha prestado ni la más mínima atención a las huelgas y movilizaciones que tuvieron lugar el jueves en Francia contra las políticas neoliberales que están destruyendo la calidad de vida, los derechos sociales y el poder de las izquierdas, el Estado de bienestar. ¿Por qué la prensa española no informa de esta importante revuelta contra las políticas neoliberales? La tradición española de derechas e izquierdas ha sido aislacionista. Por ello la República perdió la guerra.





En los años finales de la Dictadura franquista se puso de moda una canción de Lluís Llach, L'Estaca,  La Estaca. Era el año 1973, el mismo año que el delfín de Franco, Carrero Blanco, al salir de misa voló a los cielos. En esta canción una cosa estaba clara, que si los franceses tiran por un lado, los españoles por otro, los italianos por otro y el resto de los ciudadanos, sin necesidad de contar con los alemanes, por todos los lados, es muy posible que la estaca del neoliberalismo caiga bajo la presión popular.

Francia nos tiene acostumbrados a poner en marcha procesos revolucionarios que, luego, se contagian por toda Europa continental. Algunos recordarán todavía el mayo francés. Los franceses tienen el mismo problema que todos los europeos que la derecha y la socialdemocracia están comprometidas con esas políticas de la miseria. Y tienen una misma respuesta porque no hay otra salida: la movilización.

Estos fueron los orígenes de Podemos, la movilización urbana, comunal y autonómica. Porque el poder no está sólo en los parlamentos sino en las barricadas urbanas. Este es el camino. Pero un camino que no podemos hacer solos país por país. Si creemos, incluso la izquierda española, que el objetivo es formar gobiernos y no presionar sobre los gobiernos para que cambien el paso de las privatizaciones y fortalezcan la propiedad social, las libertades y el poder popular, estamos muy equivocados. Al poder hay que presionarlo desde estrategias parlamentarias pero sobre todo desde las barricadas.

Grecia fue una lección de cómo no hay que hacer las cosas porque aislados el poder de coacción del neoimperialismo es muy superior a la capacidad de resistencia de sociedades periféricas como la griega. Otra cosa hubiera sido que se formaran organismo europeos de coordinación de todas las resistencias nacionales contra el neoliberalismo. No es que sea un sueño romántico, es que no tenemos otra solución. O coordinar los impulsos nacionales y movilizar a toda Europa contra estas políticas o perecer.

Podemos debería tomar la iniciativa y potenciar, desde el parlamento europeo y estableciendo reuniones con todas, todas las fuerzas políticas de izquierda y de progreso europeas para convocar movilizaciones. Es cuestión de voluntad. Es el primer paso. Podemos tomaría oxígeno y fuerza. Las izquierdas y fuerzas de progreso están desmovilizadas, llevan desmovilizadas desde finales de la Guerra fría. Es el momento de ponerse en marcha. Vivir solamente en el parlamento, hacerse parlamentarios, sería la muerte de Podemos y otras izquierdas.

Allons enfants de la patrie Le jour de gloire est arrivé! Contre nous de la tyrannie. Marchemos, hijos de la patria, Que ha llegado el día de la gloria, El sangriento estandarte de la tiranía Está ya levantado contra nosotros¡ A las armas, ciudadanos! ¡ Formad vuestros batallones! Marchemos, marchemos, Que una sangre impura Empape nuestros surcos. Los dueños de nuestro destino No serían más que unos viles déspotas. ¡ Temblad ! tiranos, y también vosotros, pérfidos, Oprobio de todos los partidos! ¡ Temblad ! Vuestros parricidas proyectos. Van al fin a recibir su castigo.

Javier Fisac Seco
Francia, sí Podemos, ¡a las barricadas! Allons enfants
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top