España debe más de 21.000 millones en armamento militar

Pedro Morenes
Luis Díez | Cuarto Poder

Los españoles debemos más de 21.000 millones de euros en armamento militar, en parte inservible para la defensa territorial. La cantidad exacta de los llamados Planes Especiales de Armamento (PEA) sigue sin ser precisada por el Gobierno saliente en funciones ni consignada en los Presupuestos Generales del Estado. 




La mayor parte de ella procede de los programas comprometidos en los primeros años del siglo XXI con José María Aznar López de jefe del Gobierno y Eduardo Serra Rexat de ministro de Defensa. Aunque se trata de una deuda que afecta a todos los ciudadanos y deberá ser pagada año tras año hasta 2025, con su correspondiente carga financiera, el actual ministro, Pedro Morenés y su equipo prefieren no hablar ni que se hable del oneroso lastre.

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, asegura que el mayor peso de los PEA corre a cuenta del Ministerio de Industria (15.000 millones de euros) y cifra “en unos 6.000 millones” la carga para su departamento. Frente a las voces de la oposición política que vienen exigiendo transparencia y reclamando una auditoría independiente sobre la enorme deuda embalsada, Argüelles, con gran experiencia y conocimiento de la materia, pues no en vano ha trabajado con Serra y con el actual ministro desde el comienzo de los grandes programas, se escuda en que la industria del armamento da empleo en España a 20.000 trabajadores fijos y cualificados y en que “no cabe dudar de la honradez” de los funcionarios del Ministerio de Defensa que trabajan en el grupo de evaluación de costes o de los que examinan los datos en el Tribunal de Cuentas y velan por el uso de los fondos públicos.

Los pagos por los grandes programas de armamento (cazabombarderos Eurofighter, carros de combate Leopard –un arma de ocupación–, fragatas F-100 y F-110, submarinos S-80, helicópteros Tigre y otros productos de guerra) serán responsables en 2016 de un déficit de 1.600 millones de euros, si bien, en términos presupuestarios, Defensa sólo pagará 1.000 millones a la industria militar, de los que el Tesoro recupera unos 200 millones vía impuestos a las empresas. El número dos de Morenés asegura que la gestión es transparente, “no hay nada oculto debajo de ninguna alfombra y cuando venga el gobierno que venga lo podrá acreditar”.

Eso no quita para que el Ejecutivo mantenga en la oscuridad el resultado de la renegociación con la industria militar que inició en 2013. Desde el PSOE, el que fuera diputado en la Comisión de Defensa Víctor Morlán se pregunta por qué razón no se ha plasmado en el presupuesto de 2016 el cuadro de renegociación del pago de la deuda de los PEA. Sólo el Gobierno lo sabe. Lo cierto es que el último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapateroenvió al Parlamento al secretario de Defensa, Constantino Méndez, a explicar la deuda de los programas de armamento y que desde entonces no ha fluido la información al Parlamento.

Tampoco la concreción ha brillado en los Presupuestos anuales. Izquierda Unida (IU) ha abanderado las denuncias al respecto, cifrando en 8.700 millones de euros el total de créditos sustraídos al debate presupuestario y básicamente destinados al pago de operaciones en el exterior y a los programas de armamento. En 2012, la cantidad extrapresupuestaria supuso un 30% más que la cantidad asignada por el Congreso, en 2013 fue del 24,5%, en 2014 del 25,2% y en 2015, del 27,4%. Este año, Defensa cuenta con 5.962 millones de euros, un 3,5% más que el año anterior. Pero las cifras vuelven a ser tan engañosas como en los ejercicios anteriores. En todo caso, el gasto en Defensa tiende a situarse en el 1% del PIB.

El escamoteo de los datos reales la gestión en Defensa contrasta con el deseo oficial de mostrar a los ciudadanos cómo se emplea la parte de sus impuestos destinada a prevenir las amenazas y garantizar la seguridad. Por este motivo y para fomentar el conocimiento del ejército y de sus misiones se instituyó hace 29 años el Día de las Fuerzas Armadas, con exposiciones, conciertos de música militar, jornadas de puertas abiertas y otros actos.

El actual ejército profesional se ha ido reduciendo en los cuatro últimos años de gobierno del PP y cuenta en la actualidad con 77.248 soldados y marineros y 44.600 cuadros de mando, de los que 16.573 son oficiales y 28.027 suboficiales. Aunque el porcentaje de mujeres se ha mantenido por encima del 12%, la cifra de 15.500 es inferior a las 17.800 de 2009. Entre la clase de tropa y marinería representan el 17%. En cambio, entre los oficiales son el 7,1% y entre los suboficiales el 3,8% del total.

Fuente: Cuarto Poder
España debe más de 21.000 millones en armamento militar
  • Title : España debe más de 21.000 millones en armamento militar
  • Posted by :
  • Date : 30.5.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top