Inauguran la Cátedra Gabriel García Márquez en Ecuador

Inauguran la Cátedra Gabriel García Márquez en Ecuador
La clausura del I Congreso Internacional de Periodismo Convergencias mediáticas y nueva narrativa latinoamericana en Ecuador deja una puerta abierta al estudio de la profesión con la inauguración hoy de la Cátedra Gabriel García Márquez.




La nueva entidad del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), sede del Congreso, será dirigida por el académico colombiano Germán Rey y contará con un comité académico integrado por 11 investigadores de reconocida trayectoria profesional.

Uno de ellos, el periodista y profesor español Antonio López, comentó a Prensa Latina el interés de convertir el nuevo espacio en un sitio no solo para rememorar la obra periodística y literaria del escritor colombiano, sino además para estudiar los retos del futuro del periodismo.

La Cátedra analizará el periodismo en todos sus ámbitos pero sobre todo el que desarrolló García Márquez, de tipo narrativo, que a juicio del investigador europeo cautiva por su creatividad, sin embargo actualmente no se practica en abundancia.

Según el profesor titular de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, ahora se usan muy pocos géneros periodísticos, se abusa de las fuentes institucionales y los periodistas apenas investigan, inmersos en rutinas que los condicionan demasiado para poder escribir mejor.

Pero frente a este periodismo diario que lamentablemente seguirá, le están saliendo nuevas alas a la profesión, una de ellas es la vertiente narrativa, que se da bastante en América Latina, en Estados Unidos, algo en Europa, aunque es un periodismo de élite todavía, consideró.

Al decir del estudioso, tiene diferencias respecto al Nuevo Periodismo de los años de 1960, pues este incursionó sobre todo en el gran reportaje, y la modalidad actual es muy comprometida, más personal, escrita en primera persona.

López lo define como un género híbrido donde aparece ya el ensayo que no aparecía en la obra de García Márquez por ejemplo, y se recurre a la autobiografía cuando es necesario.

Hablamos de un periodismo donde la opinión y la información se diluyen bastante, interesa lo que dice la fuente pero también interesa lo que piensa el periodista, por tanto es más subjetivo, precisó.

Otra de sus características, de acuerdo con el académico, es que antes del proceso de escritura hay un proceso de inmersión, porque el propio escritor ya no quiere tanto que la fuente le cuente lo ocurrido, prefiere vivirlo él.

Para López, los mexicanos Lydia Cacho y Sergio González, la peruana Gabriela Wiener y la argentina Leila Guerriero son ejemplos de esta clase de periodismo.

El estudioso reconoce que la vivencia influye en la escritura y la retórica de la objetividad del distanciamiento se pierde, luego de haber condicionado el periodismo en el siglo XX.

Además, en ese proceso de escritura nace como un nuevo género, donde el germen es la crónica pero no la tradicional, sino que en ella se mezclan el ensayo, la biografía, la autobiografía, el perfil, es un género más intenso, más renovador en el lenguaje, en la estructura, en todos los procedimientos, aseveró.

Académicos de varios países participan desde el pasado 5 de mayo en el Congreso con paneles de debates sobre las rutinas periodísticas en el actual escenario hipermediático y las nuevas narrativas, entre otros.

lam/msm

Fuente: Prensa Latina
Inauguran la Cátedra Gabriel García Márquez en Ecuador
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top