Seguimos sin rendirnos, la República sí toca.

Alternativa Republicana
El miércoles 15 de junio de 1977, hace hoy 39 años, tuvieron lugar las primeras elecciones generales en España tras la muerte del genocida Franco. Las elecciones carecieron de legitimidad, porque los partidos republicanos fueron excluídos a participar en el proceso político que definiría el futuro del país, bajo pretexto de ser contrarios a la forma de estado.

Desde el Ministerio de Gobernación dirigido por Manuel Fraga, hasta julio de 1976, se negó la legalización de los partidos republicanos a los cuales se les dijo que quitaran la 'R' de sus siglas, a lo que los partidos se negaron por decencia democrática.




Posteriormente, el sucesor de Fraga en el Ministerio de la Gobernación, Rodolfo Martín Villa -para quien hoy se pide la imputación dentro de la causa penal contra el franquismo en Argentina- continuó negando la legalización de los partidos republicanos como Acción Republicana Democrática Española (ARDE), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Izquierda Republicana (IR)

El ideario político de estos partidos perseguía una ruptura en clave republicana con el franquismo frente a otras formaciones que daban continuidad al legado ideológico franquista, como Alianza Popular, fundada por varios ministros franquistas entre los que se encontraba Manuel Fraga.

El resultado de las elecciones de 1977 definirían las Cortes Españolas, que a su vez, debían estudiar y aprobar la constitución, por ello, dejando fuera de las negociaciones a los partidos formalmente republicanos se aseguraba la permanencia de Juan Carlos de Borbón como sucesor de Franco, ya que tanto el PSOE como el PCE habían dado su visto bueno a la monarquía como forma de Estado.

Después de las elecciones, el día 21 de junio de 1977, tras casi 38 años de permanencia fuera de España.El último presidente de la República en el exilio, don José Maldonado, junto con don Fernando Valera Aparicio, el último presidente del Consejo de Ministros, emiten desde París una Declaración de la Presidencia y del Gobierno de la II República Española en el exilio el 21 de junio de 1977, donde ponían fin a la misión histórica que se habían impuesto de defender la República frente a la dictadura. Elogiando que las urnas marquen «un nuevo proceso que crea una nueva legitimidad democrática», pese a tener su origen en la legalidad franquista.

Finalmente, el 2 de agosto de 1977, Acción Republicana Democrática Española (ARDE), partido republicano que había sido creado en el exilio, en julio de 1959 y que aglutinaba a los antiguos partidos de don Manuel Azaña (Izquierda Republicana) y don Diego Martínez Barrio (Unión Republicana), fue legalizado e inscrito en registro nacional de partidos políticos.

A día de hoy, el partido Alternativa Republicana (ALTER), fundado en mayo de 2013, fruto de la fusión de Acción Republicana Democrática Española (ARDE), junto a un grupo de militantes de Izquierda Republicana (IR) que no se quisieron integrar en Izquierda Unida en 2011, el Partit Republicà d'Esquerra (PRE-IR) y Unión Republicana (UR) continúan el legado ideológico republicano de quienes les precedieron. Seguimos sin rendirnos, la República sí toca.

Eco Republicano
Seguimos sin rendirnos, la República sí toca.
  • Title : Seguimos sin rendirnos, la República sí toca.
  • Posted by :
  • Date : 15.6.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top