Mis condolencias a las víctimas de PP

Partido Popular
Mis más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas causadas a raíz de los desahucios, de los despidos, de la desesperación, del terror institucionalizado.

Las velas de la esperanza por una España mejor y más democrática no se han plegado, han ardido quemadas por marrullerías y traiciones inconfesables. España durante estos cuatro años ha sido una nave a la deriva que ha ido soltando lastre, tirando a los pobres a las fauces de los lobos, de los perros de presa. 



En estos años a los más pobres y vulnerables se les ha robado el cobijo de la más humilde de las bóvedas, se les ha negado y robado a más de 500.000 familias su modesta techumbre. Los misiles del terror se han adueñado de miles y miles de familias hambrientas por culpa del saqueo al que ha sido sometido el país, se ha practicado el robo desde el poder, no como un caso aislado, sino sistemático y a las víctimas de se las ha arrastrado por el lodo, por el estiércol hasta convertir sus lamentos, sus gritos de desesperación en rebuznos faltos de dignidad.

Me niego a creer que más de siete millones de personas hayan votado a los miserables que han llevado a cabo estos execrables hechos. Me niego una y mil veces. Tal vez en un vano intento de sentirme; a pesar de todo, español. Porque sí, yo también soy español, español, como aquella manada de cómplices que coreaban ante la sede de una organización condenada por corrupción. No obstante, me avergüenzo de esa España que ellos defienden, de esa España sin dignidad que vota a presuntos delincuentes.

La virgen violada tiene el himen roto, por mucho que quieran decir que es casta y pura, por mucho que la enjabonen en las aguas del río Ganges, millones de zánganos la han violado y su hedor apesta por los cuatro puntos cardinales de este podrido reino. A mi, desde luego, no me representa. A pesar de ello me niego a creer que un tercio de los votantes ha votado a esa caterva de presuntos delincuentes. Me inclino, sabiendo su condición, que han hecho trampa, como en tantas otras ocasiones.

Esos votos cómplices al partido de la corrupción es una licencia para seguir mangando, recortando en sanidad, en educación, para rescatar a las mafias financieras a costa de los españoles de a pie, a llevar a cabo, todavía más criminales reformas laborales, a amordazarnos todavía más, a que este escrito merezca más cárcel que un corrupto robe al pueblo millones de euros y sea más penado robar una bandeja de carne de siete euros que saquear el país entero...

Pero eso, sí, tapándonos la nariz por el hedor que sale de las casas de los cómplices que han votado a esa presunta organización (¡uy que miedo!) cada uno que le ponga el calificativo que quiera, como si queréis patriotas, saldremos a la calle orgullosos y contentos y gritaremos con la mano en el pecho:

¡SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOOOOOOOOOOOOOL!

Guardaré tres días de luto en recuerdo de las víctimas de suicidios/asesinatos, traicionadas, razón por la cual no contestaré durante a estos tres días a los comentarios. Acabo de desinstalar facebook del móvil. Esas víctimas merece al menos mi respeto.

Paco Arenas

Mis condolencias a las víctimas de PP
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top