Los Papeles de la Castellana desvelan el patrimonio oculto de los Borbones

Los Papeles de la Castellana
"Los españoles echaron al último de los borbones, Alfonso XIII, no por rey sino por ladrón".

Ramón María del Valle Inclán

Después de varios meses de investigación coordinada, los medios eldiario.es, La Marea y Diagonal, sacan a la luz "Los Papeles de la Castellana"; derivados de la red filtrala.org. Un total de 38.598 documentos que desvelan las fórmulas que han utilizado las grandes fortunas españolas para ocultar su patrimonio y evitar el pago de impuestos.




José Precedo / Raúl Sánchez | eldiario.es

Según 'Los Papeles de la Castellana' la infanta de España Alicia de Borbón Parma, su hijo, el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias y dos primos del rey escondían dinero opaco en Suiza hasta 2012

Cuatro familiares del rey emérito Juan Carlos I se acogieron en 2012 a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Todos están en la línea sucesoria a la corona española, justo por detrás de los descendientes directos del monarca emérito. La infanta de España Alicia de Borbón Parma, su hijo, el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias y dos de sus nietos regularizaron en total 4.000.816 euros que escondían en el banco suizo Lombard Odier. En total, esa otra rama de la saga de los Borbón pagó 73.437 euros en impuestos por hacer aflorar ese dinero escondido en una sucursal de Ginebra. La cuota abonada a Hacienda representa solo el 1,84% de los fondos que guardaban esas cuentas secretas.

En el caso de la saga de los Borbón-Dos Sicilias, parte de los fondos que guardaban en Suiza procedía de la herencia de María Cristina de Borbón-Parma Habsburgo, sobrina de Alfonso XIII y también tía del rey Juan Carlos, que falleció en Viena en 2009.

Tres años después de su muerte, su hermana Alicia de Borbón-Parma Habsburgo –infanta de España y viuda del antiguo heredero de la Corona española Alfonso de Borbón– acudió a la amnistía fiscal para regularizar 2.363.946 euros de cuentas en Suiza. Alicia de Borbón presentó su Declaración Tributaria Especial por vía telemática ante el Ministerio de Hacienda el 29 de noviembre de 2012, de acuerdo con la documentación en poder de eldiario.es. Y pagó por hacer aflorar ese dinero ante la Agencia Tributaria 51.880 euros, el 2,2% del dinero amnistiado.

El suyo no fue un episodio aislado en la familia. Su hijo, Carlos de Borbón, primo y amigo personal del anterior monarca, el primero en la línea sucesoria de la Corona solo por detrás de los descendientes del Rey Juan Carlos hasta su fallecimiento en octubre de 2015, también se acogió a la amnistía fiscal. Carlos de Borbón regularizó dinero guardado en Suiza durante las mismas fechas que el resto de la familia. Aunque los fondos en las cuentas de Ginebra rozaban los 1,3 millones de euros, la base imponible por la que tributó fue de 194.074 euros que, según él mismo detalló en su declaración especial, tenían su origen en “el incremento de rentas positivas no declaradas generadas en el período 2008-2010”. Como todos los amnistiados, pagó solo el 10% de esas ganancias, no del dinero total aflorado. En su caso, fueron 19.407 euros: el 1,5% de su fortuna en el extranjero.

Durante los años en que Carlos de Borbón mantuvo todo ese patrimonio en Suiza era mucho más que un primo segundo del rey Juan Carlos I: llegó a mantener una estrecha amistad con él. Hasta el punto de que, en 1994, el monarca llegó a situarlo en la línea sucesoria de la Corona cuando le concedió el título de infante de España.

Dos hijos del infante Carlos de Borbón, Pedro de Borbón-Dos Sicilias y Orleans y su hermana Cristina, también regularizaron fondos de Suiza a través de la amnistía ese mismo 28 de noviembre de 2012 y ambos por idénticas cantidades: 177.735,33 euros. Los rendimientos declarados de esos capitales sumaron 10.743,86 euros. Cada uno de los dos hermanos pagó al fisco una cuota de 1.074 euros y ambos justificaron que se trataba de “rentas positivas no declaradas generadas en el período 2008-2010”. Los dos hermanos son los siguientes en la línea sucesoria de la Corona Española, justo después de los herederos del rey emérito Juan Carlos I

Aunque el grueso del dinero regularizado por los Borbones procede presumiblemente de la herencia de María Cristina de Borbón –fallecida en 2009–, varios integrantes de la familia tenían cuentas en Ginebra desde mucho antes. En el caso de Alicia de Borbón fueron creadas en noviembre de 1995. Las cuentas opacas estaban a nombre de la fundación Toledana y la sociedad Toledana Equities, ambas radicadas en Panamá.

Su hijo, Carlos de Borbón, también era beneficiario desde hace décadas de dos cuentas secretas en el banco suizo Lombard Odier. Ambas se mantuvieron ocultas a la Agencia Tributaria desde su apertura en 1980. En una el infante aparece como beneficiario desde ese mismo año y en la otra como persona autorizada a partir de 1996.

Sus cinco hijos –Pedro, Cristina, María, Inés y Victoria de Borbón y Orleans– crearon en 2009 otra cuenta conjunta en Suiza para recibir la parte que les correspondía en el testamento de su tía-abuela fallecida ese mismo año en Austria.

Una hermana de Carlos de Borbón, Inés de Borbón, está imputada por blanqueo en la trama Púnica. Ante la Audiencia Nacional reconoció hace unos meses que también ella había acudido en 2012 a la amnistía fiscal. En su declaración ante el magistrado Eloy Velasco dijo desconocer la cantidad de dinero que tiene fuera. Su abogado fue más preciso: en la documentación presentada ante la Agencia Tributaria admitió que tenía 3.603.349 euros en Suiza.

Ninguna de las personas aludidas en este reportaje ha querido responder a las preguntas de eldiario.es.




Los Papeles de la Castellana desvelan el patrimonio oculto de los Borbones
  • Title : Los Papeles de la Castellana desvelan el patrimonio oculto de los Borbones
  • Posted by :
  • Date : 7.6.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top