Un primo político de Felipe VI pagó un 0,1% por aflorar una herencia oculta en Suiza e Islas Vírgenes

Hacienda

Pedro López-Quesada, marido de Cristina de Borbón-Dos Sicilias y amigo íntimo del rey, y sus familiares regularizaron un millón de euros usando la amnistía fiscal del 2012. Abonaron a Hacienda 1.242 euros. El director general de Citi Group asegura que todo el dinero está en España: “Surgió la amnistía y lo regularizamos. Era la fórmula que había en ese momento”.




“Ese dinero está aquí en España y no hay nada más que decir. Cuando nos enteramos, no sabíamos cómo se tenía que hacer, y básicamente todo siguió a nombre de mi madre hasta que surgió el tema este, no sé cuándo fue, no sé si en 2011 o 2012”. Al habla Pedro López-Quesada Fernández-Urrutia, banquero, director general de Citi en España, marido de Cristina de Borbón-Dos Sicilias, primo político, compañero de viajes y amigo íntimo del rey Felipe VI. El “dinero” al que se refiere suma más de un millón de euros y procede, según su versión, de la herencia que su madre les dejó a él, a sus tres hermanas y a su padre en mayo de 2010.

Una fortuna que permaneció, según información exclusiva a la que han tenido acceso La Marea, eldiario.es y Diagonal a través del buzón fíltrala.org, en una cuenta opaca en Suiza y en una empresa instrumental en Islas Vírgenes, y que no vio la luz fiscal hasta dos años y medio después. Y es que “el tema este” al que se refiere el primo político de Felipe VI no es otra cosa que la amnistía fiscal impulsada por el Partido Popular. Tanto él como sus familiares presentaron ante la Agencia Tributaria el 30 de noviembre de 2012 el famoso modelo 750, cinco declaraciones tributarias especiales (DTE) por las que pagaron un total de 1.242,27 euros a las arcas del Estado. Poco más de 1.000 euros por poner en circulación un millón. El 0,1% de IRPF.

Esto es posible gracias a que los contribuyentes acogidos a la amnistía fiscal finalmente no pagaron el 10% de las cantidades totales regularizadas, como se planteó en un primer momento, sino sólo por las plusvalías generadas por dichos activos. Además, sólo computarían los tres últimos años y no cuatro, que serían los legalmente no prescritos.

Una herencia opaca, hasta para la familia

Todo comienza con el fallecimiento de Adela Fernández-Urrutia Carles el 3 de mayo de 2010. Según la documentación a la que ha tenido acceso el consorcio de medios, la madre de Pedro López-Quesada dejó a sus cuatro hijos y a su marido 1.054.288 euros repartidos en una cuenta opaca en el banco suizo UBS (con 768.010 euros) y en otro depósito del banco de inversión Merril Lynch. Esta última cuenta figuraba a nombre de una sociedad pantalla radicada en el paraíso fiscal del las Islas Vírgenes británicas llamada Cameron Overseas Ltd. y contenía otros 286.277 euros.

Pedro López-Quesada atendió telefónicamente al consorcio de medios que ha llevado a cabo la investigación de ‘Los Papeles de la Castellana’. En la conversación admitió haberse acogido a la amnistía fiscal en 2012 y justificó la espera de más de dos años y medio entre el fallecimiento de su madre y la puesta en circulación del capital de la herencia en condiciones muy ventajosas. “Nos fuimos enterando como consecuencia de su muerte porque no teníamos ni idea de que ese dinero existía. Se declaró, se hizo, se pagó y punto”. En cuanto al origen de la fortuna, López-Quesada tampoco tiene una respuesta concreta: “Serían ahorros suyos, no sé”.

En lo relativo a la sociedad pantalla de las Islas Vírgenes, el primo político del rey señaló a los medios presentes en la investigación que “ya no existe porque fue disuelta hace años, después de un proceso largo”. Sin embargo, y según la documentación analizada, el propio López-Quesada declara la existencia de esa empresa (Cameron Overseas) en el impreso 720 del año 2014.

Las tres hermanas de López-Quesada se negaron a hacer declaraciones a los periodistas encargados de la investigación y su padre, Pedro López-Quesada Fernández-Lascoiti, se limitó a decir que el tema le sonaba “a chino” y que él “directamente” no recibió nada.


El último amigo del rey

Pedro López-Quesada está casado con Cristina de Borbón-Dos Sicilias, prima del rey Felipe y amiga íntima de la reina Letizia. Además, todas las crónicas de sociedad de la prensa española definen a López-Quesada como uno de los pocos amigos con los que el Príncipe “mantiene una relación frecuente y constante”. Tanto es así que los periodistas Daniel Forcada y Alberto Lardiés en una reciente investigación en forma de libro (La corte de Felipe VI), lo definen como el gran compañero del monarca. Fue él, junto al ahora repudiado Iñaki Urdangarín, el que organizó la despedida de soltero del entonces Príncipe de Asturias.

El pasado 7 de junio, la investigación de ‘Los Papeles de la Castellana’ arrancaba con la noticia de que varios infantes y primos del rey, de la rama Borbón-Dos Sicilias, se habían acogido a la amnistía fiscal para aflorar cuentas opacas en Suiza y que habían repartido una herencia usando una fundación instrumental en Panamá. Una de las protagonistas era la mujer de Pedro López-Quesada, Cristina de Borbón-Dos Sicilias.

Preguntado acerca de si su mujer conocía la existencia de la herencia oculta en Suiza e Islas Vírgenes, López-Quesada respondía tajante: “No creo. Igual que yo no conozco lo suyo, pues ella tampoco conocería esto”. Sobre el dinero amnistiado por su mujer, asegura que “no sabe si ha declarado” y que no tiene “constancia de que haya presentado una Declaración Tributaria Especial”.

Por último, cuestionado sobre si Felipe VI sabía algo, López-Quesada, eleva el tono: “¿Yo? ¿Al rey Felipe? ¿Cómo puede preguntarme eso? Es un tema personal, de herencia. Lo único que hicimos fue regularizar una herencia”.

Un primo político de Felipe VI pagó un 0,1% por aflorar una herencia oculta en Suiza e Islas Vírgenes
  • Title : Un primo político de Felipe VI pagó un 0,1% por aflorar una herencia oculta en Suiza e Islas Vírgenes
  • Posted by :
  • Date : 29.6.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top