El pasado persigue a Hillary Clinton y empaña su promesa de victoria histórica

El pasado persigue a Hillary Clinton y empaña su promesa de victoria histórica
Cuando sólo faltan 76 días para las elecciones presidenciales, la falta de credibilidad de la candidata demócrata, Hillary Clinton, sigue amenazando con lastrar su candidatura y podría convertirse en la mejor y quizá última oportunidad para que Donald Trump, el peor candidato en la historia moderna de EU, consiga recuperarse y derrotarla contra todo pronóstico. 

En el curso de las últimas horas, mientras The New York Times le sigue concediendo a Clinton el 89% de probabilidades de ganar las presidenciales y vaticina incluso que los demócratas podrían recuperar el control del Senado, el candidato republicano ha encontrado en el escándalo de los correos electrónicos de la ex Secretaria de Estado su mejor oportunidad para regresar de entre los muertos. 

Lo irónico del asunto es que Trump, quien se ha quejado amargamente de los medios de comunicación por la forma en que lo han tratado en las últimas semanas, ha encontrado en un trabajo de investigación periodística de la agencia AP la que podría ser su tabla de salvación. Según la información de la AP, que ha desatado la ira de la campaña demócrata, “más de la mitad de las personas que no pertenecen a esferas de gobierno y que se reunieron con Hillary Clinton mientras era Secretaria de Estado aportó dinero (personalmente o a través de sociedades o grupos) a la Fundación Clinton. Esta es una proporción extraordinaria que conlleva posibles problemas de ética si es elegida presidente”. 

Esta revelación, que parece confirmar la tupida red de intereses creados desde el momento en que Hillary se hizo cargo de las riendas del Departamento de Estado, se ha convertido en la munición que Donald Trump necesitaba desesperadamente para evitar a toda costa que su contrincante demócrata le propine una humillante derrota en noviembre próximo. ¿Será suficiente esta munición para reflotar en las encuestas nacionales que le dan a Clinton un margen de entre 6 y 12 puntos?. 

Por el momento, Donald Trump se ha lanzado a la yugular de su contrincante proponiendo la designación de un Fiscal especial para investigar más de 30 mil correos electrónicos de Hillary Clinton. Ademas, en un apurado cambio de guión y de planes, Trump ha pospuesto su discurso para dar a conocer los cambios de su estrategia contra la inmigración indocumentada. Un cambio de discurso y estrategia que, según el propio Trump, busca “suavizar” su propuesta. 

Todo con el fin de reconciliarse con la comunidad hispana que representa un tercio del electorado. Una misión que se antoja imposible y que, además, podría desatar la furia y el abandono de la única base electoral que le sigue siendo leal. Un ejercito de simpatizantes de extrema derecha y supremacistas que creyeron en su promesa de expulsar a 11 millones de indocumentados, de construir una frontera inexpugnable con México y de vetar a EU la entrada a inmigrantes de confesión musulmana.

Fuente: La Jornada
El pasado persigue a Hillary Clinton y empaña su promesa de victoria histórica
  • Title : El pasado persigue a Hillary Clinton y empaña su promesa de victoria histórica
  • Posted by :
  • Date : 24.8.16
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top