Liberación de París


Liberación de París
Alfonso Castellano Toledano

No creo que haya que mencionar que la liberación de París se llevó a cabo gracias a La Nueve. Pero en este caso quiero relatar el sacrificio de los guerrilleros y sobre todo de los 4.000 españoles que no se mencionan en los libros de historia, como por ejemplo José Barón Carreño, que murió en los primeros días de lucha, o que en esa batalla participó Luis Fernández Juan. Los cuales son homenajeados en Francia y olvidados en España, miembros de MOI (Mano de Obra Inmigrante) que pasaron a llamarse AGE (Grupo de Guerrilleros Españoles). Como mencionó en una ocasión el coronel Serge Ravanel, jefe de las FFI, «Valerosos entre lo mas valerosos los guerrilleros españoles que supieron dar ese sacrificio necesario para liberar Francia. Eran nuestros hermanos de combate, que supieron dar esa experiencia que habían adquirido en la guerra en España». 


Todo empezó el día 13 con las huelga de ferroviarios, después le siguieron varios gremios, hasta culminar con la policía. Esto preocupó a Hitler hasta llegar a destituir al general al mando. El día 19 se inician las revueltas, con ataques esporádicos, y los alemanes empiezan a tomar posiciones. El día 21 de agosto se hacen las primeras barricadas, y se hacen más intensos los ataques al no permitir la circulación de los nazis por las calles. En ese momento esa batalla se convierte en guerrilla urbana, algo que lleva a los alemanes a la retirada, pero se ve frustrado el intento, ya que los españoles habían destruido el trasporte para evitarlo, y de ese modo reestructurar la batalla en otro lugar. En la mañana del 23 el nuevo general Dietrich von Choltitz, elegido por Hitler por haber derrotado a los guerrilleros holandeses y los partisanos ucranianos, recibe un mensaje que le manda a destruir casi medio centenar de puentes, edificios oficiales, monumentos, incluso la Torre Eiffel. Ese mismo día lanza octavillas el alto mando aliado, pidiéndoles que resistan, que pronto llegarían para ayudarles, pues se quedaban sin municiones. Por la tarde preguntaba Hitler, desde el Nido del Águila, que si estaba ardiendo París, algo que no habían conseguido. Solo el Grand Palais, de manera parcial. Pero esto no fue porque sintieran nostalgia, sino porque los guerrilleros no se lo permitieron, interceptando cualquier intento de sabotaje o de huida. De esta forma le resulto fácil a La Nueve hacerse con el control de la ciudad. Pues la liberación de París era algo segundario para los aliados, que solo acudieron después de ver cómo la insurrección se hizo con el control. Los maquis, después de hacerse con París, pensaron en Berlín y soñaron con Madrid. Para ellos no se había acabado la guerra civil.

Liberación de París
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top