Burgos eliminará toda la simbología franquista de sus calles

Burgos eliminará toda la simbología franquista de sus calles
Casi diez años después de que se aprobara la Ley de Memoria Histórica (52/2007) el Ayuntamiento de Burgos, ha decidido suprimir las referencias del callejero franquista y también retirar las menciones honorificas que la ciudad otorgó a los responsables del golpe de Estado del 18 de julio de 1936.

El consistorio asume las peticiones que se señala la demanda por la vía de Lo Contencioso-administrativo que había presentado el abogado Eduardo Ranz. Este letrado madrileño ha llevado a los tribunales a decenas de localidades españolas que continúan sin aplicar la ley de la Memoria Histórica. 

Muchos de esos procedimientos siguen su curso ante el silencio de los municipios demandados. En el caso de la capital burgalesa han decidido pasar a la acción y cumplir la normativa., sin tener que pasar por el juzgado, como ha adelantado Radio Castilla de Burgos de la Cadena SER

Cinco calles y avenidas de Burgos y dos barriadas verán modificados sus topónimos para dejar de usar nombres como José Antonio, General Yagüe o Almirante Carrero Blanco. Otro de los monumentos que deberá ahora retirar una placa conmemorativa es el Monasterio de la Huelgas que mantiene una placa del juramento que hizo Franco y sus colaboradores más directos en 1937.

El único aspecto que quedaría pendiente de solucionar es el lema que recuerda al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, que se mantiene grabado en la piedra de la fachada de la catedral burgalesa y cuya retirada del nombre podría dañar al edificio, declarado patrimonio de la humanidad.

Burgos eliminará toda la simbología franquista de sus calles
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top