La marca España huele a muerte y tortura animal

La marca España huele a muerte y tortura animal
Siento un inmenso sentimiento de tristeza cuando veo las imágenes de tipos corriendo detrás o delante de toros, agarrándolos por el rabo, por los genitales, destrozándoles la carne con lanzas, quemándoles los cuernos, lanzándoles dardos, clavando espadas en el corazón de vaquillas recién nacidas, hombres de todas las edades, riendo, bebiendo, jugando, divirtiéndose con el sufrimiento de un pobre animal que no les ha hecho ningún daño.

En mi casa cada día veo los ojos de mis perras, me miran alegres cuando llego, me despiden cada mañana cuando voy al trabajo, se ponen tristes cuando surge cualquier problema personal, laboral, de cualquier índole, son capaces de presentir el sufrimiento. Todos los animales no humanos sienten, sufren, aman, desean vivir los años que la naturaleza les ha otorgado para ser felices en el tiempo que habiten este espacio del universo al que llamamos Tierra.

¿Qué pensaran cuando ven a todos esos energúmenos persiguiéndolos, acorralándolos, haciéndoles daño, torturándolos, como en el Toro de la Vega, de la Peña o como diablos quieran definir esta aberración sin sentido, sin lógica, la vergüenza de la especie humana?

Esos “mozos” como les llaman en la fiestas patrias españolas, tendrán algo de empatía en sus cerebros, solidaridad, ternura por cualquier ser vivo, como tratarán a sus familiares, a sus hijos cuando llegan a casa con las manos manchadas de sangre inocente?

Francisco González Tejera

La marca España huele a muerte y tortura animal
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top