La mochila franquista del PP

La mochila franquista del PP
La doctrina ideológica del Partido Popular -antes Alianza Popular- lleva instalada en la impunidad franquista 40 años. La extrema derecha se aferra a ella desde octubre de 1976, cuando varios ex jerarcas franquistas decidieron crear Alianza Popular.

Liderados por el exministro franquista Manuel Fraga Iribarne, desde este partido aspiraban, una vez muerto en la cama el dictador Franco, a la captación del franquismo sociológico

Tras la victoria del PSOE en las elecciones electorales de 1982 y 1986, Alianza Popular entró en una profunda crisis y a partir de un Congreso celebrado en 1989, inicia su refundación transformándose en el engrendo neoliberal que hoy conocemos como Partido Popular.

A la extrema derecha española, nunca le interesó la recuperación de la Memoria Histórica de las víctimas del franquismo, precisamente porque ellos representaban la pervivencia ideológica del neofranquismo residual, que durante 40 años de dictadura, había convertido en "héroes, mártires y caídos por Dios y por España" a los muertos del bando franquista que perpetraron el golpe militar fascista contra el Gobierno de la II República el 18 de julio de 1936.

Terminada la Guerra Civil, la dictadura franquista enalteció con todo tipo de honores, títulos nobiliarios, condecoraciones, distinciones, nombres de calles y monumentos dedicados a perpetuar la memoria de los militares facciosos. 

Su vil traición a la democracia republicana y su doliente ardor de sed de odio y venganza, dejaron una España sometida y confinada al ostracismo. La historiografía franquista vilipendió a la República en las escuelas de una forma grotesca, cínica e hipócrita, culpabilizandola y haciéndola responsable de la guerra civil, favoreciendo la persistencia de un discurso neo-revisionista y justificando a los golpistas.

El legado ideológico franquista -antaño nacionalcatolicismo- perdura, porque el nuevo régimen surgido tras la muerte del dictador, no rompió con las estructuras de los poderes fácticos emanados en el franquismo. De esta forma, los responsables de la dictadura resultaron así impunes frente a sus crímenes. 

En su reciente visita a Pamplona, el ministro español del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz (PP), en alusión a la exhumación de los restos de Mola y Sanjurjo de la cripta del Monumento a los Caídos, afirmó: 

"Hay algunos que pretenden ganar la Guerra Civil 40 años después de haber terminado en el año 1939. La Constitución del 78 con razón fue llamada la Constitución del consenso, la Constitución de la concordia. Los constituyentes que venían de muy diversos lugares se pusieron de acuerdo en mirar hacia el futuro, en lugar de estar mirando hacia el pasado, buscar la reconciliación y, sobre todo, que no se volvieran a reproducir las circunstancias, las causas que llevaron a la tragedia y al drama de la Guerra Civil y posteriormente".

Estas palabras del ministro, atienden a la voluntad del Partido Popular de seguir viviendo en la impunidad, enmudeciendo la verdad, dificultando las exhumaciones, no sea que la Memoria Histórica de las víctimas del franquismo abran conciencia colectiva frente a un régimen agonizante e intrínsecamente corrupto y surja de nuevo una República digna que se enfrente a las nocivas consecuencias de su política de Gobierno. 

Eco Republicano
La mochila franquista del PP
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top