Mariano Granados Aguirre

Mariano Granados Aguirre
Nacido en Soria el 6 de abril de 1897. Licenciado en Derecho por la Universidad Central de Madrid en 1918, Mariano Granados vivió en su etapa estudiantil un periodo de formación política que lo llevó de la simpatías por el anarquismo y el movimiento obrero hacia un ferviente nacionalismo republicano progresista, surgida de su sólida formación jurídica. En esa primera etapa de juventud participó activamente en las reivindicaciones obreras y liderando una protesta patriótica contra Gibraltar, como narró en su libro Los republicanos españoles y Gibraltar, (México, Ed. Finisterre, 1970).

A nivel periodístico, funda y dirige El Duero de Soria en 1912; El Ruiseñor en 1913 y La Voz de Soria en 1922. También fue redactor de El País y de España Nueva. Colaboró en Informaciones, Las EspañasEl Sol y la Revista de Occidente

En el terreno de la abogacía, Granados desempeñó importantes cargos judiciales como Fiscal de Audiencia en Córdoba, Soria, Tarragona y Madrid. Compaginó esta labor con el despertar a su otra gran pasión, la literatura, publicando obras como Retablo (1926) o su poética Las novias (1926). Con la proclamación de la II República alcanzó el puesto de magistrado del Tribunal Supremo en 1932 y presidente de su Sala Quinta en 1936, Presidente del Tribunal de Apelaciones de los tribunales de Menores en 1936, vicepresidente del Consejo Nacional de Tutela de Menores, vicepresidente del Consejo del Trabajo y del tribunal supremo. Durante el periodo republicano publicó siete obras jurídicas que lo consolidaron como uno de los especialistas más prestigiosos de la época por sus estudios sobre enjuiciamiento criminal, el Código Penal o las Leyes mercantiles.

Al servicio de la República durante la Guerra civil, se instaló en México donde desempeñó diversos cargos dentro de las organizaciones republicanas, como secretario general del Consejo Técnico de la Junta Española de Liberación y fue asesor jurídico de la Embajada de España en México. También fue presidente del Tribunal Supremo de la República Española en el Exilio. Desde 1946 y durante una década trabajó como Gerente de Lanas Peinadas Mexicanas.

Miembro de Unión Republicana, dedicó una buena parte de su tiempo en el exilio a reflexionar acerca de la conformación histórica de España como nación. De esa actividad surgió también una visión crítica de la propia evolución de la II República y de la propia deriva de las organizaciones políticas en el exilio. Sin duda, su discurso Una Solución española, ante la Asamblea General de Unión Republicana, celebrada el 12 de octubre de 1947, ponía en evidencia su crítica hacia la alianza de los republicanos con el obrerismo y defendía la necesidad de superar el marco jurídico que había nacido con la II República para recuperar la democracia en España. 

Su visión de superar el escenario de divisiones y afirmar un discurso nacional le llevó a participar activamente en el proyecto cultural y político que había detrás de la revista Las Españas, siendo uno de los representantes más claros del nacionalismo progresista español. Situado en el sector más conservador dentro del grupo, concibió el federalismo como un mal menor, como una necesidad inevitable para dar acomodo, al menos parcialmente, a algunas de las reivindicaciones de autonomía y reconocimiento de la diversidad de España. Su visión contraria a las reclamaciones de nacionalistas catalanes y vascos quedaron recogidas en una de sus obras más importantes España y las Españas, (México, Almendros y Cía, 1950), donde, como el título mismo indica, antepone la existencia de una unidad histórica, a las pretensiones disgregadoras. Partidario de la formación de un Estado fuerte y democrático, descentralizado pero unitario, Granados conserva en su imaginario político una parte singular del republicanismo histórico.

Socio fundador del Ateneo Español de México en 1949, participó en la primera Mesa directiva presidida por Joaquín D’Harcourt, su colaboración con dicha institución duró hasta su muerte. Desde su sólida formación jurídica y su interés por la historia nacional, realiza importantes análisis histórico-jurídicos de algunos de los problemas centrales que afrontó la II República, entre ellos la cuestión religiosa. Editada en 1959 por ediciones Las Españas, su obra La cuestión religiosa en España, es un estudio exhaustivo acerca de la evolución de las relaciones del Estado español con la Iglesia católica desde el siglo XIX hasta el franquismo que pone en evidencia algunas de las torpezas jurídicas cometidas por los legisladores republicanos a lo hora de desmochar el poder terrenal de la Iglesia en España.

Desde la tribuna del Ateneo impartió importantes conferencias sobre la evolución política de España como las conferencias que pronunció bajo el título Las amnistías en España, en 1964, publicadas posteriormente por la institución. En aquella ocasión, Granados sostenía desde una sólida argumentación jurídica como la amnistía equivalía a asumir el olvido de la tragedia española. También fue Granados el encargado de dar respuesta a las llamadas al diálogo realizadas desde el interior de España por el ex ministro Joaquín Ruiz Giménez, planteando en dos conferencias en abril de 1964 la necesidad de llevar a cabo un proceso claro y nítido de “desfranquistización” de España para dar origen a un Estado nuevo. 

En 1965 Mariano Granados fue socio fundador de la Agrupación Europeísta de México que recogió el testigo de la Revista Las Españas, en la defensa del federalismo, esta vez europeo. Su actividad política no le impidió a lo largo de su vida continuar trabajando en la reflexión jurídica, perteneciendo a la Asociación Internacional para la Unificación del Derecho Penal y presente en no pocos congresos internacionales. Tampoco olvidó su afición por la literatura, que siguió cultivando durante el exilio hasta su muerte en 1972.

Autor de numerosos ensayos y obras jurídicas:

Derecho: 

- Leyes Penales (Madrid 1934)
- Enjuiciamiento Criminal (Madrid 1934)
- Leyes Sociales (Madrid 1934)
- Leyes Religiosas (Madrid 1935)
- Leyes Mercantiles (Madrid 1935)
- Código de Comercio (Madrid 1936)
- Código Penal (Madrid 1936)
- El Seguro Social (México 1943)

Política:

- Un Partido Agrario (Soria 1916)
- La Reforma Agraria en Europa y el Proyecto Español (Madrid 1932)
- La Democracia Inglesa (México 1944)
- Marruecos en la Política Europea (México 1946)
- La Extradición de los refugiados españoles (México 1946)
- Una Solución Española (México 1947)
- Mendizábal, un momento del liberalismo Español (México 1949)
- España y las Españas (México 1950)
- Las amnistías en España (México 1964)
- Los republicanos españoles y Gibraltar (México 1970)

Literatura:

- Vidas Rotas (Madrid 1916)
- Las Novias, poesías (Madrid 1926)
- Retablo (Madrid 1926)
- Martingala (Madrid 1928)
- Pájaros Perdidos (París 1939)
- Tránsito, poesías (México 1944)

Abdon Mateos

Fuente: exiliadosmexico

Más información:

Granados, Mariano, Cartas a un escritor: el pasado, el presente y el futuro de España, México, Costa-Amic Ed., 1965.

AA.VV., El exilio español en México 1939-1982, México, FCE-Salvat, 1982.

Diccionario Porrúa de Historia y Geografía de México, México Porrua, 1995.

JH/AN
Mariano Granados Aguirre
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top