Brutal asesinato con violación de una joven de 16 años conmociona Argentina

Brutal asesinato con violación de una joven de 16 años conmociona Argentina
La menor de 16 años fue drogada con marihuana y cocaína para mermar su voluntad, tras lo cual fue abusada sexualmente hasta la muerte. Según cifras del ministerio de Seguridad trasandino, las agresiones sexuales han aumentado un 78% entre 2008 y 2015.

La adolescente de sólo 16 años vivía en Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, y según familiares y amigos poseía una personalidad alegre y extrovertida.

El viernes 7 de octubre dos hombres se le acercaron a la salida de su colegio, ubicado en una de las avenidas principales de la ciudad, y pese a que no los conocía entabló una cordial conversación, tras lo cual uno de los sujetos la invitó a pasar la tarde del día siguiente en su casa.

Ese sábado Lucía llegó hasta la residencia de Matías Gabriel Farías (23), uno de los hombres con los que había conversado el día anterior, y se encontró que pasarían la tarde junto a Juan Pablo Offidani (41). Otro hombre de quien no han trascendido datos personales podría haber estado también presente en la residencia.

Los hombres comenzaron a beber alcohol, consumir cocaína y marihuana. Lucía fue obligada a consumir grandes cantidades de estas drogas, según consta en el expediente de la causa.

Según la investigación de la fiscal del caso, María Isabel Sánchez, la joven "fue sometida a una agresión sexual inhumana" al perder su capacidad de resistencia producto de la gran cantidad de drogas en su organismo.

Mientras se encontraba semiconsciente, uno de los victimarios violó en repetidas ocasiones a Lucía y finalmente decidió utilizar "un objeto romo, que podría ser un palo largo" para violentar brutalmente a la menor, según afirmó Sánchez, lo que finalmente le produjo la muerte producto del empalamiento.

La agresión sufrida le produjo un síncope vasovagal (respuesta del organismo ante el contacto del nervio vago o nervio neumogástrico). Debido a lo anterior, Lucía padeció un shock cardíaco similar al que sufre una persona bajo tortura extrema.

Ante la pérdida de signos vitales, los agresores limpiaron su cuerpo en un intento de borrar huellas y restos de ADN, para luego volver a vestir a la joven antes de llevarla a un centro de salud.

Los médicos fueron incapaces de reanimar a Lucía y la autopsia reveló que la adolescente falleció producto del "excesivo dolor" que sufrió como resultado de la agresión de empalamiento. Offidani y Frías se dieron a la fuga, pero fueron detenidos posteriormente en la residencia en que ocurrió el crimen.

La fiscal del caso afirmó que la evidencia recopilada no deja dudas sobre la participación de Frías y Offidani en el crimen, además de un posible cómplice que "habría tenido una participación clave en el lavado del cuerpo y traslado de la chica al centro de salud".

Brutal asesinato con violación de una joven de 16 años conmociona Argentina
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top