El felipismo y el susanazo contra Pedro Sánchez

El felipismo y el susanazo contra Pedro Sánchez
Sólo salvando el régimen del 78, puede permanecer oculto el saqueo económico y de recursos que se hizo en la Transición por el PP, PSOE y CiU, con la complicidad del nuevo sistema financiero español. El origen de nuevas fortunas en España, se encuentra en el robo planificado desde la Administración del Estado.

¿Por qué está derrochando Felipe González tanta actividad política para que Rajoy sea investido presidente del Gobierno? Porque si se hubiese derrotado al PP y de haberse formado un gobierno alternativo de la izquierda con votos nacionalistas, estaríamos sin duda abriendo un Proceso constituyente y por lo tanto debajo de los cascotes del régimen 78, se encontraría la explicación a esta entrega de Felipe González.

Sabiendo como sabe este, el coste en imagen que tiene para él por su pasado político, con engaños tan graves como la OTAN, la guerra sucia (cal viva), Sáhara, las corrupciones bajo su Gobierno, venta de empresas a sus amiguetes, la reconversión industrial, el apoyo a grandes bancos, reformas laborales, manipulación de la prensa, etc.

Hemos de destacar una frase envenenada del monárquico accidentalista Felipe González cuando se le preguntó por la consulta al pueblo español en referéndum, sobre monarquía o república, y manifestó el expresidente “que con las cosas de comer no se juega”.

Su papel en Venezuela tenía el objetivo de lograr el apoyo de EE.UU. para que le blinden y blanqueen su pasado, y de camino cobrar un puñado de dólares por su asesoramiento para la defensa a los procesados por terrorismo y genocidio. Limpiar los cascotes del solar para que se ventile y afloren todas las irregularidades, solo destacando los GAL, cuyos delitos no prescriben porque son crímenes contra la humanidad, es además terrorismo de Estado. A Felipe González le persiguen estos dos fantasmas por los que puede ser procesado, guerra sucia y corrupción, y él lo sabe.

Apoyar la monarquía salpicada por la corrupción y por tener dinero en los paraísos fiscales, su apoyo a las puertas giratorias del IBEX 35, está apoyando a Mariano Rajoy en un Gobierno del PP. Ha apoyado a Jordi Puyol en el proceso contra él y su familia, que se ha revelado como una familia mafiosa. Ignorando los procesos fiscales generalizados del Partido Popular, convierten a Felipe González de facto en un fraude y como dijo James Petras, estamos ante uno de los políticos socialdemócratas más corruptos de todo el mundo.

La operación que se inicia ahora es la de rehacer y de situar al PSOE en el centro derecha, apatillados en el régimen del 78 para garantizar su continuidad y pactando las reformas constitucionales que perpetúen la monarquía y recuperen el bipartidismo herido de muerte, para lo que harían llegado el caso una nueva “Ley electoral” y al mismo tiempo acometería una operación de blanqueo y blindaje de expresidentes y de muchos protagonistas de la Transición, los ERE, mafias financiadoras como la Gürtel que comparten PSOE y PP.

El equipo de blanqueo o encaladores está encabezado por Susana Díaz que ha dado un “Susanazo”, ahora en Madrid del bracete de Felipe González, el objetivo es dejarlo todo como una patena en una democracia amputada. En un modelo donde encaje el capitalismo nuevo, el neoliberalismo y la globalización. El modelo de democracia actual se fue configurando en la mitad del siglo pasado como respuesta al bloque soviético, no sirve hoy a las instituciones del capitalismo mundial. Sus instituciones como BM, FMI, UE, BCE, OTAN y sus foros ideológicos como Davos, Trilateral están dando todo su apoyo a Rajoy porque se trata de su corrupto, en un sistema donde los saqueadores se dan la mano bajo el principio mafioso de la omertà o ley del silencio.

Felipe González ha afirmado que se siente engañado por Pedro Sánchez, porque le dijo que facilitaría la investidura de Rajoy en segunda votación, esto es una prueba de la ética del personaje, que da más valor a una conversación privada que al compromiso con cinco millones de votos. ¿Qué podemos esperar de alguien como González Márquez?, que les dijo en pleno desierto a los saharauis que no los abandonaría y ahora tiene una mansión de lujo al lado de la de Mohamed VI.

Las cosas continúan, la “Ley mordaza” es el recorte de las libertades y la represión. Otegi no ha podido ser candidato en las recientes elecciones vascas y Bódalo permanece en la cárcel de Jaén. ¿Es esto lo que nos espera a la clase obrera?

Antonio Romero Ruíz es Presidente de Honor PCA; exparlamentario de IU; Coordinador de la Red de Municipios por la III República

Fuente: Mundo Obrero
El felipismo y el susanazo contra Pedro Sánchez
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top