Carta abierta a un rey desnudo

Carta abierta a un rey desnudo
Señor Felipe de Borbón:

Usted debe saber que el himno que precede a sus discursos es el mismo himno que sonaba cuando aparecía solemnemente en público un asesino en serie que se hacía llamar Caudillo de España por la Gracia de Dios, de trágica memoria.

Usted debe saber que muchos militares -que tuvimos la desgracia de vivir en las entrañas de La Bestia, en los años del terror franquista- nunca olvidaremos aquellos acordes siniestros; algunos de nosotros siendo jóvenes guardiamarinas, cadetes, suboficiales u oficiales de las Fuerzas Armadas, pero también militares de tropa y marinería, siempre humillados y maltratados por su origen humilde.

Usted debe saber que su bandera bicolor -la de los golpistas- y su ley de “punto final”, disfrazada de ley de amnistía, son el nudo gordiano del que pende su corona. Un nudo “atado y bien atado”, que más pronto que tarde deberá ser cortado de un solo tajo, como cantaba Lluís Llach en L’Estaca.





Usted debe saber que con su discurso ha tratado de poner sordina a la ley de Memoria histórica, en línea con la antidemocrática Fundación Francisco Franco, subvencionada con dinero público. Es decir, también con el dinero de los impuestos de las víctimas del franquismo. Dinero que va a parar de ese modo a las arcas de los que enaltecen una guerra de exterminio -auspiciada por su bisabuelo- e intentan impedir que se cumpla la ley de Memoria. Una dictadura culpable de decenas de miles de asesinados y desaparecidos.

Usted debe saber que laquerella argentina, que instruye la insobornable Juez Servini, lo hace en nombre del principio deJusticia Universal, entorpeciéndola usted con su discurso.

Usted debe saber que se le ha visto el plumero, pues ha tomado partido descaradamente por los suyos, por una derecha franquista. ¡Nada de Memoria democrática, que abre las heridas! Y lo dice así, con un par. Y por si no quedase claro añade que “cicatrizadas”. ¿Cómo que cicatrizadas, si solo quedan sus venerables huesos? ¿Cómo que olvidemos a nuestros familiares asesinados, fusilados o arrojados con un tiro en la nuca a fosas comunes y cunetas? Aquí no cicatrizó nada, fue el silencio de los corderos impuesto por el terror de sus tanques.

Usted debe saber que estamos decididos a transmitir nuestro espanto a las siguientes generaciones, para que nunca vuelva a suceder. No aceptamos la desmemoria que usted pretende imponer desde la pretendida autoridad moral que le otorga su constitución tramposa. Por eso el pueblo llano dice sabiamente: Lo llaman democracia y no lo es.

Usted debe saber que su discurso para-franquista no va a conseguir amedrentar a ningún ciudadano consciente de sus derechos, ni tampoco nos vamos a tragar un discurso de ese pelaje, por muy aliñado que esté con trucos de marketing.

Usted debe de saber que siendo jefe del Estado español y de sus Fuerzas Armadas no puede ni debe permanecer mudo ante las declaraciones de algunos de sus generales, que intentan intimidar al pueblo y a lasasociaciones de militares demócratascon sus bravatas.

Usted debe saber que tampoco puede ni debe permanecer mudo ante la expulsión del Ejército delTeniente Luis Gonzalo Segura. Nuestro compañero Luis, un valeroso Oficial que sigue denunciando valientemente la cloaca de corrupción que mana sin cesar de los cuarteles. Una cloaca que nos está ahogando en mierda y nos avergüenza a todos.

Usted debe saber que, confirmada la expulsión del Teniente Segura por la Sala V de lo militar del Tribunal Supremo, nuestro compañero iniciará una larga marcha hacia otras instancias europeas, en busca de la Justicia que no encuentra en esta España post-franquista. No irá solo, tendrá detrás a muchos militares demócratas que apoyaremos su causa a donde vaya.

Por último, usted debe de saber que su discurso, lleno de banalidades y -sobre todo- de amenazas veladas no solo contra las leyes de Memoria, sino contra el derecho de los pueblos a decidir libremente su futuro, conduce a poner sobre el tablero eldebate entre monarquía y república, ya insoslayable.

Manuel Ruiz Robles es Capitán de Navío de la Armada, coordinador del colectivo Anemoi

 Carta abierta a un rey desnudo
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top