La Unión Republicana Femenina

La Unión Republicana Femenina
La participación de la mujer en el movimiento republicano estuvo limitada en un principio a asistir a los actos organizados por las entidades republicanas junto a sus maridos, a confeccionar las banderas del partido…en definitiva, que tuvieron un papel secundario circunscrito a tareas domésticas; eran vistas como los “ángeles del hogar”.




No fue hasta la II República cuando ese papel cambió, pasando a ser consideradas como verdaderas “correligionarias”, siendo este el momento en el que organizaron sus propias entidades de carácter político. La más potente de ellas, que tuvo su correspondencia en Bilbao, fue la Unión Republicana Femenina. En la foto de arriba podemos ver a elementos de la URF con su bandera en el desfile del 2 de mayo de 1933 en Bilbao.

La Unión Republicana Femenina fue fundada por Clara Campoamor en noviembre de 1931 como una organización política cuyo fin era preparar a la mujer para el ejercicio de sus deberes cívicos, activos y pasivos en defensa de la República mediante cursos y conferencias sobre temas políticos y de cultura en general.

En Bilbao la URF se constituyó en Bilbao el 1 de diciembre de 1932. Venían, en sus propias palabras, a llenar el vacío que se dejaba sentir en Bilbao debido a la desunión existente en el elemento femenino que comulgaba con los ideales republicanos.

En un principio, la URF se instaló en los locales de la Sociedad “El Sitio” de forma provisional. En marzo de 1933, sin embargo, procedieron a la inauguración de su propio domicilio social, situado en uno de los inmuebles de la calle Banco de España nº 3.

La URF desarrolló varias actividades pedagógicas destinadas a la mujer. Destacó la organización de conferencias, que versaban, sobre todo, acerca del papel de la mujer en la II República y de cuestiones políticas de actualidad. Además, organizaron clases y cursos de utilidad para la mujer y recitales de música y poesía.

Entre las actividades políticas que la URF desarrolló cabe destacar la organización de mítines electorales, con la finalidad de convencer a la mujer bilbaína para que votase a las izquierdas, la celebración del aniversario de la República de 1873 y la participación en la fiesta del 2 de mayo.

A pesar de que la URF se declaró como una organización autónoma en un principio, en enero de 1935 se definió políticamente por Izquierda Republicana, pasando a configurarse como la sección femenina de tal partido en cierta manera.

Jon Penche, Doctor en Historia Contemporánea.




BIBLIOGRAFÍA:

AGUILERA SASTRE, J. “1931: Las mujeres españolas ante la República”. Cuadernos Republicanos, 64 (2007), pp. 111-146.

PENCHE, J. Republicanos en Bilbao (1868-1937). Bilbao, UPV/EHU, 2010, pp. 241-254.

PENCHE, J. “Mujer y republicanismo en Bilbao”. Trocadero, 21-22 (2010), pp. 151-164.
La Unión Republicana Femenina
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top