La otra cara de El Rocío 2017: diez caballos y un buey muertos

La otra cara del Rocío 2017: diez caballos y un buey muertos
El SEPRONA ha imputado a ocho personas en El Rocío por maltrato animal en virtud de la Ley 11/2013

Durante la romería de El Rocío se utilizan más de 20.000 animales entre caballos, burros y bueyes al año. Este año, a cierre del Plan Romero en la jornada rociera de este lunes, han muerto diez caballos y un buey. Aunque las cifras de muertos pueden ampliarse ya que aún quedan tres días de Plan Romero. 

De los caballos muertos este año al menos dos han sido fallecimientos por cólicos. Del resto se está a la espera de las correspondientes autopsias, según publica eldiario.es



El agotamiento debido a las largas jornadas de travesía, la falta de preparación de algunos caballos, las altas temperaturas, la falta de agua y la propia dimensión de la romería más multitudinaria del mundo han dejado este año 13 caballos muertos, según fuentes del Plan Romero, a expensas de la incidencia en el retorno.

"Las muertes de los equinos en la romería se producen por agotamiento del animal debido a la falta de descanso, comida, agua y entrenamiento así como a la inexperiencia de los caballistas", asegura Luis Gil Pérez de la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales (ASANDA).

"Las altas temperaturas y el sobrepeso que soportan les ocasionan lesiones que van desde úlceras hasta dolor intenso en los cuartos o parálisis irreversible. Las heridas por serreta, un instrumento de hierro dentado que se coloca sobre el hocico de los equinos, o el uso de aperos les produce heridas y rozaduras muy dolorosas. Sumadas a las lesiones físicas el gentío provoca a estos animales un estrés máximo. Caballos, burros y mulos son altamente sensibles y asustadizos", denuncia PACMA

Las cifras hablan por si solas: desde 2007 han fallecido más de 127 equinos, 13 equinos muertos en 2016, 8 en 2015, 13 en 2014, 23 en 2013, 11 en 2012, 11 en 2011, 23 en 2009, 25 en 2008... respectivamente.

Ocho imputados y desfases de la fiesta.

Otro dato muy llamativo es la gran cantidad de actas por maltrato animal que han levantado las fuerzas del orden tanto en el camino como en la aldea. Este año, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) ha imputado a ocho personas en El Rocío por maltrato animal, todas ellas relacionadas con alquileres de animales famélicos, heridos o con más de 25 años de edad, ancianos ya para su tramo particular de tiempo.

Los desfases de la fiesta recaen directamente sobre los equinos. "La gente va borracha y no controla, he visto a caballos morir a palos", denuncia Arturo Pérez, Presidente de la Asociación Contra la Tortura y el Maltrato Animal (ACTYMA).

Se han repetido las escenas de caballos y mulas alquiladas ilegalmente, animales sangrando literalmente con varias personas encima o caballos casi desvanecidos después de horas y horas sin que nadie se acordase de que le tenían que quitar la silla para descansar el lomo.

Con todo ello, la macabra cifra se mantiene, e incluso aumenta, además el Plan oficial de la Junta cubre desde la salida de la primera hermandad hasta la llegada de la última. Si algún caballo muere días después por secuelas del camino rociero o en los preparativos previos, queda fuera de la lista oficial.


La otra cara de El Rocío 2017: diez caballos y un buey muertos
  • Title : La otra cara de El Rocío 2017: diez caballos y un buey muertos
  • Posted by :
  • Date : 6.6.17
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top