Las pensiones y los presupuestos

 Las pensiones y los presupuestos
Parece que ya ha acabado el mercadeo de los presupuestos. Para conseguir que se aprobasen Rajoy ha tenido que recurrir a partidos nacionalistas, a falta de la CiU de otros tiempos han sido el PNV y Nueva Canarias los encargados de votarlos favorablemente, eso si, a cambio de unos cuantos cientos de millones de euros. El voto de Pedro Quevedo (NCa) ha sido el decisivo, sin él los presupuestos habrían sido rechazados por mayoría absoluta. No deja de resultar curioso que el diputado Quevedo (NCa) haya nacido en Caracas (Venezuela) y que parte de su infancia la haya pasado en el País Vasco.





Está visto que con tal de mantenerse en el poder Rajoy es capaz de contraer matrimonios imposibles, hace días denostados hasta la saciedad por ellos mismos. Pactar con nacionalistas, la gran espada que el PP (y el PSOE) levantó contra Pedro Sánchez se convierte en interés patrio si es el PP quién pacta...y además a cambio de millones de euros, poniendo de manifiesto y potenciando a las claras la enorme desigualdad existente entre unos y otros territorios. Viva la Constitución del 78.

No puedo menos que recordar lo fundamental, casi vital, que en el verano y otoño de 2016 era según el Partido Popular que se formase Gobierno, para así poder sacar adelante los presupuestos de 2017. Finalmente se formó Gobierno a finales de octubre de 2016, desde entonces hasta hoy han sido necesarios más de siete meses para la aprobación de los presupuestos, ¿tan fundamentales, vitales y urgentes eran?.

El Gobierno en funciones alertaba sobre el impacto que para las pensiones suponía estar en esa situación. Metía el miedo en el cuerpo a todos los pensionistas, en especial a los más débiles. Al inicio de 2017 el Gobierno subió las pensiones de jubilación un 0,25%. España va viento en popa, decían y dicen los de Moncloa.

Nada se habla últimamente de las pensiones. Nada se dice de que el Fondo de las pensiones está liquidado y por tanto ya no se podrá echar mano de él para pagar las extraordinarias de julio y diciembre. Dicen por ahí que para solucionarlo se acudirá a préstamos. El PP es un excelente gestor, se ha fundido más de 66.000 millones de euros en cinco años, ese era el saldo del Fondo cuando llegó al poder en 2011, hoy no hay ni un duro. España va bien.

Llevamos años escuchando a nuestros politicos que es necesario y urgente reformar el sistema de pensiones, para que éste sea sostenible y garantice que los pensionistas no van ha perder poder adquisitivo. No han hecho nada y ello a pesar de que a causa de los bajos salarios que se vienen cobrando las cotizaciones a la Seguridad Social de trabajadores y empresarios está en continua disminución. Para rematar su poca o nula vergüenza, nuestros politicos gobernantes nos animan a suscribir planes privados de pensiones. Y lo hacen sabiendo que con los sueldos actuales es imposible llegar a fin de mes, además de que todos los días estamos viendo como la solvencia de las entidades financieras sigue en entredicho. Bien por los neoliberales rajoyanos y su partido, bien por los riveristas y su partido. Su afán privatizador alcanza, sin rubor alguno, hasta a las pensiones de jubilación.

Pero, ¿acaso importa de verdad a la gran mayoría de los ciudadanos todo lo anteriormente relatado?. La respuesta es NO.

Hay cosas más importantes y con extraordinaria difusión mediática. En la Antigua Roma, se organizaban espectáculos en los coliseums para desviar la atención sobre los tejemanejes del Imperio, los pobres tenían el acceso gratuito y además les daban una pieza de pan. Pan y circo. Aquí, en España, ya no hay leones ni gladiadores, ni falta que hacen, tenemos el fútbol. Mañana muchos millones de españoles se sentarán ante su televisor para ver gratis la final de la Champions League. Lo harán sin pensar ni por asomo en su futuro. Circo sin pan. Pasado mañana, y al otro, y al otro....tampoco lo harán, al fin y al cabo ya solo faltan unos meses para que comience la Liga.

Claro que esto de las pensiones junto con el mangoneo en la Justicia y los refugiados y tantas "pequeñas cosas" más a Rajoy le parecerán un "chisme", él solo está para la alta política. No se bien la razón...pero Rajoy me recuerda a Nerón, mientras España arde, él toca su particular lira y corretea.

Benito Sacaluga

 Las pensiones y los presupuestos
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top