Maquillaje y transparencia

Maquillaje y transparencia
“Si fuese verdad que mantener bajos los impuestos de los más ricos produjese más puestos de trabajo, hoy en día estaríamos saturados de ofertas de trabajo”. 

Removió las “vísceras” de un público formado por los mayores empresarios estadounidenses del Ibex35 y grandes prebostes de la política, abarrotando el salón donde se celebraba el congreso de 2012 dentro de los que anualmente organiza el TED, una fundación empresarial sin ánimo de lucro dedicada a potenciar y promover el “poder de las ideas para cambiar el mundo” 

Axioma de quien fue de los primeros socio-inversor de la empresa Amazón y dedicado al capital riesgo. Hoy el multimillonario Nick Hanauer, trata de seducir a sus colegas de clase que, mantener su modelo de relaciones laborales, provoca cada vez mayor carga de desmotivación a esa masa trabajadora que históricamente sostienen ese “Titanic” empresarial que hace aguas por todas partes…arrastrando al país. 

Destaca como primer azote y causa de la crisis, la progresiva e imparable brecha socioeconómica generada por una política sociolaboral feudalista cada vez más inestable. En el ejemplo de nuestro país, el desfase salarial, sumado a los recortes sociales, prestaciones y carestía habitacional, han provoca la importante pérdida de poder adquisitivo que padecemos la mayoría ciudadana y merma de ingresos fiscales que obliga al gobierno a endeudarse y recortar. Si las clases favorecidas con la crisis no consumen ni contribuyen en la misma medida de su enriquecimiento y las clases cada vez más empobrecidas no pueden, el barco se hunde… y de manera acelerada por los evasores fiscales que buscan refugio en paraísos consentidos. 

Un gran empresario y un gran presidente como modelo-solución elige Hanauer para los tiempos de crisis humanitaria que se avecina en los países ricos. Destaca los grandes progresos a partir de que Henry Ford comprendió que sus trabajadores no eran simplemente mano de obra barata para ser explotada y que también eran consumidores. Destaca el gran crecimiento que se dio en un país al borde del hundimiento total, cuando Rossevelt priorizó cerrar la brecha social, mediante políticas sociales y salariales que favorecían que la masa trabajadora mantuviera el poder de compra; lo consiguió a costa de políticas fiscales que “perjudicaban” a la minoría.... hasta ser señalado como “traidor entre los de su clase”. 

“He comenzado o ayudado a empezar docenas de negocios y he contratado a montones de gente. Pero si nadie hubiese tenido dinero para comprar lo que ofrecíamos, todos estos negocios habrían desaparecido y con ellos, los puestos de trabajo”, señalaba el inversor Nick Hanauer sentenciando también: “Eso es por lo que puedo decir con confianza, que los ricos no crean trabajo ni hacen negocios, ni grandes ni pequeños”. 

Hoy todo lo van deconstruyendo de manera consciente e irresponsable. Con la ley Mordaza logran silenciar parte del descontento, la otra parte los medios de comunicación, teniendo ambas “soluciones”-parche fecha de caducidad, lo mismo que endeudarse para maquillar la quiebra del país, silenciando modelos de progreso como el de Portugal y el de Lula en Brasil derribado por esta misma mafia empresarial. 

Noruega celebra el año que viene el centenario por el que los ciudadanos sin acudir a ninguna institución pueden conocer los datos fiscales y tributarios de todos los ciudadanos, siendo ello razón para ser uno de los países menos corruptos del mundo. 

Esta es la clave-raíz por la que a nuestro país le cuesta tanto reflotarse en su histórico naufragio (digan lo que digan los medios) y salir de esa opacidad heredada del franquismo y mediocridad democrática….o ¿será un cálculo premeditado? 

Me viene una estrofa de la canción de Fito&Fitipaldi: “¿Cómo voy a entrar en razón si nunca salgo de mi asombro, si cada vez que buscas la solución es para cargarla sobre mis hombros?”…Pienso que Fito Cabrales como yo, es experto en economía observativa-deductiva, al tener claro al igual que Nick Hanauer que los gobiernos lo hacen bien cuando la brecha social se va reduciendo porque la carga fiscal está bien repartida….lo inverso a nuestro país. 

Un país se mantiene armonizado, cuando desde el punto de vista de la justicia contable, ingresos y gasto público están equilibrados….cuando desde la justicia fiscal se da una progresividad real entre ingresos y tributación elevando el tope de esta (hasta el 97% Roosevelt)…cuando desde la justicia sociolaboral se concilia trabajo y retribución, tiempo de trabajo y vida familiar…cuando desde el punto de vista de la justicia asistencial se garantizan: educación, sanidad y una renta básica universal, previa revisión a ese sector inmigrante que no han dado la más mínima muestra de integración, como mínimo en el campo laboral…¿a qué vienen, si no es a progresar con el fruto de un trabajo o a buscar refugio político o humanitario? ¡Cuánto buenismo político hipócrita a costa de….! 

En un país en el que se van reduciendo los ingresos, al igual que en las familias, no le queda más que conseguir fondos o reducir gastos. Cuando la recaudación no es suficiente para cubrir los gastos hay déficit y se pide crédito y se emite deuda. Se subió de manera exagerada el IVA en España e irracional en casos como el de cultura (21%)..no ha sido suficiente. Se han recortado las ayudas sociales, sanidad, educación e inversiones, excepto en Defensa….no ha sido suficiente. Hoy la UE al haber puesto límite a la emisión de deuda hace imposible que este gobierno equilibre el déficit y como única solución a futuro, recurre a nuevos recortes, y así y así…fuertes con el débil, débil con el fuerte. 

¿De verdad que no queda otra que condenar de nuevo al “infierno” económico a millones de familias que ya estaban en el “purgatorio” mientras esas de siempre siguen en el paraíso? La recaudación del impuesto de sociedades ha caído en los años de crisis un 55%, estimándose que las empresas del Ibex35 tributan a un tipo real entre 7 (las mayores) y 19,5%, y que en ese mismo período los beneficios de esas empresas cayeron solo un 14%. 

Pero lo que realmente provoca esa progresiva emigración del “purgatorio” al “infierno” económico de cada vez más familias españolas, es la evasión hacia esos “cielos” económicos que suponen los paraísos fiscales. Ya en 2.009 el 80% de las empresas del Ibex35 estaban registradas en ellos, de lo que se deduce que lo que estas dejan de contribuir al equilibrio ingresos-gastos de un país con el límite de endeudamiento sobrepasado, su gobierno lo compensará cargando a los de siempre y recortando el gasto social “justificándose” con Grecia y ocultando el modelo de la reflotada e insumisa Portugal. 

En Euskadi el 25% de los desempleados mayores de 55 años, tienen nulas posibilidades de encontrar trabajo y su pensión de jubilación quedará reducida en un 40% cuando cumplan la edad de jubilación, aunque hayan cotizado 35 años….¡qué diferente a muchos de esos inmigrantes que ni han cotizado, ni sus padres, abuelos, hermanos….. ni integrarse, ni buscar empleo, ni crear familia, ni país!!!! …en aras de una multiculturalidad y hospitalidad aplicada de manera hipócrita, generando agravios comparativos con los nativos fiscales y pérdida de incentivo para tener hijos. 

Cuestión humanitaria de primera índole que quedó fuera de las reivindicaciones del partido del lehendakari vasco a la hora de apoyar los presupuestos para sostenimiento de un gobierno que consolida cláusulas antisociales. Así, ante esos miles de desempleados vascos en progresión que cuando pasen por ventanilla le van a decir que a pesar de haber cotizado 30 años, su pensión de jubilación es CERO, por no haber cotizado dos años en los últimos 15 hasta la edad de jubilación, (mi caso habiendo cotizado 20 años) ¿cómo justifica nuestro lehendakari el hecho de no anteponer la exigencia de esa transferencia y condenar a sus ciudadanos a seguir bajo la normativa de un gobierno feudal y retrógado en políticas ramplonas… cercana a delictiva?. Ni un solo país europeo aplica esta cláusula restrictiva y ramplona; ¿no les basta con lo que se quedan de los recién jubilados que fallecen después de cotizar hasta 45 años? 

¿Cómo se le puede pedir cuentas de este economicidio llevado a cabo por este equipo de gobierno y quienes les sostienen, ante los graves efectos colaterales de carácter humanitario provocados y la falta de sensibilidad y capacidad resolutiva demostradas? ¿Porqué en este país la vida sigue igual (fútbol, bares, moda, telebasura, cotilleo mediático…¡y a vivir que son dos días!) a pesar de lo que se refleja en esta radiografía hispana

¿Qué hacer para concienciar a la ciudadanía en base a conocer el alcance real de este drama?...la gran canalla de los medios de comunicación y la metástasis desinformativa, son el verdadero “cáncer” social de España que lo impide. Así desde tiempos del franquismo y no hay más que saber a qué familias pertenecen esos grandes grupos empresariales que se lucran de mantener en la ignorancia informativa a la ciudadanía y de maquillar la opacidad política de quienes favorecen la subcultura del pelotazo y enriquecimiento rápido a costa de lo que sea. Hechicería mediática capaz de deformar las mentes y apelmazar las ideologías hasta el límite de que toda esa infamia gobernante no la paguen en las urnas, por la pérfida razón de que por encima de todo bien público anteponen sus intereses sectarios y para ello son capaces de llegar a alcanzar pactos hasta con el crimen. 

En lo más profundo de los valores, en lo más natural de los sentidos y en lo más sagrado del sentimiento de nuestra comunidad, nada ha cambiado desde el franquismo más recalcitrante, pues la verdad sigue secuestrada y como bien dijo el Maestro de maestros: “Solo la verdad os hace libres”. 

Siendo la justicia el preludio de la libertad, nunca en este país se ha dado la primera, ya que la memoria secuestrada de una parte impide poner en igualdad la verdad en las dos partes de la balanza….y el crimen político de unos merced a un relato mediático bien sintonizado… sigue sin castigo. 

Un país fotografiado por Bertolt Brech: “lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de llegar”…. Confío como bien decía en su memorable sentencia el bueno de Machado: “Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza”. Llamada a la reflexión a quienes acomodados en zonas de confort piden cambios para que nada cambie. Llamada a la rebeldía parlamentaria y a la dignidad al calor de las plazas…Llamada al optimismo para hacer realidad lo que en su día dijo un franquista: Un país con destino en lo universal.

Iulen Lizaso Aldalur
Maquillaje y transparencia
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top