Fragmentar Irak: el demencial plan estadounidense

Fragmentar Irak: el demencial plan estadounidense
Carlos Santa María

Ahora sí todas las piezas encajan completamente en el Referéndum del Kurdistán como plan de dominación: la trilogía terrorismo-Coalición Internacional-kurdos “occidentales” y, de igual modo, el papel de Turquía, Arabia Saudí e Israel, lo confirma plenamente.

La fragmentación de Irak para formar la región del Kurdistán “independiente” fue propuesto desde hace más de una década por la Casa Oval cuando se rediseñó el Plan para Medio Oriente, después de eliminar a Saddam Husein. Las relaciones del presidente del Kurdistán, Barzani, en tanto su familia ha tenido nexos directos con el Mossad y la CIA, responde a la obligación de fracturar Irak apoderándose de una región estratégica en recursos naturales y minerales, además de ofrecer un “nuevo país” a Israel y EE.UU., en forma de ariete incrustado en el corazón de naciones con soberanía como Irán o Siria, por ejemplo.

En este sentido, cada país u organización ha jugado su propio papel para lograr el objetivo maquiavélico.

Terrorismo mercenario: el Estado Islámico –Daesh-, junto con Al Qaeda, han sido definidos como bandas delincuenciales que desean su propio Califato cuando en realidad lo que han hecho es adquirir grandes extensiones de tierras con el fin de asentarse como una “nación”, que pueda poseer su propio ejército y al cual nadie ose atacar. Bajo la supervisión y apoyo del Pentágono lograron parte de su meta, aunque la patria siria en alianza indisoluble con Irán, Rusia, Hezbolá, lograron destruir gran parte de sus fuerzas fortaleciendo el trabajo del Ejército iraquí y los combatientes de Movilización Popular. Los “rebeldes moderados” son parte vital de la estructura takfirí.

Coalición Internacional: liderada por EE.UU., y conformada por más de 60 gobiernos cómplice, ha atacado con gran despliegue reservado a las fuerzas de liberación, especialmente en momentos que los grupos extremistas del EIIL o Al-Nusra han necesitado derrotar a los soberanistas. Su rol ha sido nulo en la destrucción de los terroristas y excelente en la demolición de infraestructura de Irak. Su intervención ilegal no ha sido castigada por la ONU, la cual parece muy cercana a sus intereses.

Familia Barzani: vinculada desde el siglo pasado a la CIA y el Mossad, defiende la creación del Estado kurdo, permitiendo su propia legislación y atrayendo la inmigración israelí junto con la inversión de inmensos capitales para constituirse en un ariete judío en el Medio Oriente.

La finalidad esencial de este juego macabro es mantener lejos de las fronteras estadounidenses e israelíes a los pueblos que han sido invadidos y aniquilados por éstos, tal como lo ha denunciado con seria documentación el reconocido investigador Thierry Meyssan. 

Israel: ha protegido de modo directo a los mercenarios, proporcionando armamento, atención en salud, defensa a través de su propio Estado y aportando logística al plan de la República del Kurdistán, para ser dirigida por Barzani. La recepción de petróleo ilegal a bajo costo se ha constituido en una recompensa a sus esfuerzos de protección.

Turquía: ha sido una pieza inobjetable de esta programación pues ha permitido el paso de sus fronteras al Estado Islámico, otorgando la viabilidad para sus pertrechos, huida, atención en salud, protección y escape. De igual modo, ha aprovechado el caos para dinamitar al Partido Kurdo de ideología revolucionaria dejando por fuera a los peshmerga de Barzani.

Arabia Saudí: identificado como el útil vasallo de EE.UU. Su financiación directa al terrorismo y el aporte con los milicianos se ha convertido en el oxígeno de las bandas ultraviolentas.

Sin embargo, algo salió mal en dicho plan de exterminio masivo.

En primer lugar, el patriotismo de los pueblos iraquí y sirio se ha demostrado como el principal enemigo del terrorismo y cuya elevación de la conciencia ha proporcionado una capacidad enorme de resistencia y victoria. La imbricación de la movilización ciudadana y tribal se ha convertido en la sólida espiritualidad que requiere un proceso de esa naturaleza. Hezbolá ha sido definitivo en este proceso anticolonialista.

En segundo lugar, la solidaridad de Irán que ha proporcionado su vital aporte en el campo de la defensa integral y su esfuerzo informativo-militar para desenmascarar al régimen estadounidense-sionista como enemigos de la Humanidad.

En tercer lugar, el aporte directo de Rusia incentivando el espíritu de victoria, además de la tecnología aérea, preparación militar y personal humano, sosteniendo un compromiso inalterable con Siria, Irak, Irán, y todas las naciones afectas al multilateralismo.

En cuarto lugar, la imbricación de un aparato comunicacional alternativo a los Medios villanos, el cual ha posibilitado una desmitificación de la propaganda reaccionaria e intervencionista para comprender realmente cuales son los planes pérfidos de los regímenes involucrados en esa catástrofe humana.

En quinto lugar, Turquía ha decaído en su plan de extender su territorio y acabar con los kurdos soberanistas, siendo traicionado por la Casa Blanca hasta el punto de organizar un golpe de estado en contra suya, lo que ha modificado parcialmente su perspectiva geopolítica.

Cabe destacar que el triunfo del ejército iraquí junto con el sirio ha dado un vuelco radical al panorama anterior donde el proyecto invasor estaba casi realizado. Ahora las fuerzas gubernamentales basadas en su autonomía y claridad ideológica destrozan los reductos del terrorismo y ellos, sin mística propia, huyen o son sacrificados por sus patrones.

Definitivamente todo ha sido demostrado a través de documentos filtrados y la propia realidad: que existía un acuerdo secreto entre Barzani, Obama y Netanyahu, para establecer un proyecto de dominación en el Medio Oriente; que EE.UU. y los países del Golfo suministran armas a terroristas usando cobertura diplomática; que la coalición internacional obstaculiza los avances en la lucha antiterrorista en Siria, atacando desde las áreas controladas por esta alianza; que el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, había llegado a un acuerdo secreto con el régimen de Tel Aviv para transferir a los judíos israelíes de origen kurdo (una comunidad de unas 200.000 personas), de los territorios ocupados al Kurdistán después de la “independencia”.

Finalmente, todas las autoridades iraquíes se han pronunciado contra el referéndum secesionista del 25 de septiembre ordenado por la presidencia del Kurdistán, pues rompe la unidad del país árabe afectando seriamente la seguridad, soberanía y estabilidad, sugiriendo la intervención militar si ello desencadena violencia. La Corte Suprema emitió una orden de suspender el procedimiento de organización del referéndum hasta que examine las querellas que recibió, afirmando que esta consulta es anticonstitucional.

Así, el primer ministro de Irak, Al-Abadi, califica el referéndum independentista kurdo de medida unilateral, denunciando la venta ilegal del petróleo iraquí en Kirkuk, zona bajo el control de los kurdos, y la extracción continuada de este invaluable recurso nacional de los territorios ricos en este elemento. El vicepresidente iraquí Nuri al-Maliki ha advertido que Bagdad no permitirá la creación de un ‘segundo Israel’ en Irak. De igual modo, partidarios del movimiento kurdo ‘No por ahora’, contrarios al referéndum de independencia del Kurdistán, se han movilizado en Soleimania, planteando la inconveniencia de dicha medida y clarificando que el pueblo kurdo está dividido entre facciones realmente soberanas contra aquellas que desean entregar el Kurdistán al extranjero.

Sólo resta esperar qué decidirá realmente el régimen estadounidense al respecto, por fuera de declaraciones discursivas. Si continúa su plan, seguramente la violencia se instaurará nuevamente en la región al propiciar un caos destructivo; si acepta a regañadientes que su proyecto ha sido detenido, podrá persistir un tiempo de relativa tranquilidad en la zona.

Lo fundamental es que las fuerzas armadas liberadoras de Siria e Irak no desmayen ni confíen en declaraciones falsas de supuesta paz y amistad de dicho régimen pues detrás, como es tradicional, la traición estará presente.

Partidarios del movimiento kurdo ‘No por ahora’ contrarios al referéndum de independencia del Kurdistán se movilizan en 2917.

Fuente: HispanTV
Fragmentar Irak: el demencial plan estadounidense
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top