Mauricio Macri vincula los juicios laborales y los piquetes con actitudes mafiosas

Mauricio Macri vinculó la lucha obrera con actitudes mafiosas
En medio de las malas noticias que le transmite la economía desde hace varias semanas. El presidente Mauricio Macri dijo ayer en Carcarañá, al sur de esta provincia, donde asistió a la reapertura de un frigorífico, que hay que "luchar contra las mafias que nos cagan la vida a todos". 





Además, aprovechó la ocasión para pasarle factura al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz , porque la provincia no adhirió aún a la ley de ART, algo que según el jefe del Estado favorece a la industria del juicio laboral. "Tenemos que sacarnos de encima a los mafiosos que no nos quieren dejar crecer", subrayó el mandatario en su visita.

Macri visitó Carcarañá, donde encabezó el acto de reapertura del frigorífico Mattievich, planta de faena que estuvo cerrada durante los últimos siete años, luego de vender la planta rosarina Fricop a Supermercados Coto, que absorbió 540 trabajadores. 

En el acto, realizado en la misma planta fabril, Macri sostuvo que "estamos vocacionados a abrir más mercados, para que cientos de personas más puedan trabajar. Lo mismo queremos hacer para cada economía regional. Hoy tenemos claro cuál es el rumbo: basta de ser un país estado céntrico. Queremos ser un país federal con empleo privado de calidad ligado a la producción", remarcó.

Luego se mostró optimista en que la Argentina aumentará su volumen exportador y en ese marco mencionó como ejemplo al yacimiento de Vaca Muerta, que según el Presidente permitirá en tres años duplicar la producción.

Para Macri, una clave para aumentar la producción es que "no haya más prepotencia, no más comportamientos mafiosos". Y habló de los piqueteros (manifestantes que bloquean las calles)  al señalar que "uno que se pone en el medio de la ruta les caga la vida a todos".






No dio nombres propios. Aunque insistió en "la mafia de los juicios laborales", que pone en peligro especialmente a las pymes que son frágiles.


Lo que se conoce como “la industria del juicio” es el resultado de las miles de demandas que a diario enfrentan las empresas, que muchas veces tienen que cerrar sus puertas por no poder hacer frente a las demandas judiciales, producto de la legislación laboral vigente.

El objetivo del Gobierno de Macri es disminuir la "manada de conflictos" laborales que se resuelven vía juicio, y que según el Gobierno "terminan con el cierre de pymes y mucha gente en la calle". El Presidente ve la ola de juicios laborales como un freno concreto para las inversiones, locales y extranjeras.

Finalmente, Macri volvió a defender con énfasis su política económica neoliberal: "Estamos en el rumbo correcto, vamos a avanzar contra viento y marea".

Según el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal dijo que "asiste azorado ante un nuevo ataque a nuestra profesión". Y, en un comunicado, añadió: "Otra vez, como viene sucediendo de manera sistemática en la última década, se imputa a los abogados la existencia de mafias y/o industrias del juicio, como todos sabemos inexistentes".

Fuente: La Nación


Mauricio Macri vincula los juicios laborales y los piquetes con actitudes mafiosas
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top