Franquistas en acción

Ahí están. Emocionados. Tan emocionados como totalitarios, fascistas y violentos. Gentuza que nos retrotrae a otros tiempos. Tan campantes. Están hartos de hacer intervenciones violentas y no pasa nada.


Ayer fue en la Librería Blanquerna, Centro Cultural dependiente de la Generalitat de Catalunya, donde estos salvajes entraron para cargarse un acto institucional en el día de la Diada Catalana.

Su franquismo redomado, herederos del Imperio bajo el sol en el que siguen creyendo, irreductibles conductores de minorías salvajes, les hace incapaces de otra cosa que no sea la violencia totalitaria.

No sólo se cargaron el acto sino que hirieron a varias personas y además utilizaron gases pimienta que hicieron irrespirable el aire de la librería, provocando el desalojo de la misma. Pero no pasa nada. Son profesionales del terror que saben que estas bromas no les cuesta sino un pequeño paso por comisaría. Y bien que lo saben.

Porque estos neonazis capaces de cualquier cosa son justamente los que incentivan a los catalanes independentistas por aversión. Y son conocidos, muchos de ellos iban al descubierto haciéndose los valientes. Unos valientes que entran en una librería –para ellos los libros son armas de destrucción masiva— bajo el amparo de partidos políticos legales para romper un acto. Tan valientes que no fueron capaces de ir a Catalunya a actuar, por miedo y si lo hicieron en Madrid, donde saben que están más protegidos. Y van, como decía bajo el paraguas de partidos políticos que son legales ¿?: Democracia Nacional, Alianza Nacional o Falange. ¿Alguien puede entender que estos partidos sean legales, después de ver cómo actúan? Desde luego en Alemania no lo serían.

No soy proclive a prohibir, sin embargo no parece que hay motivos para que existan partidos legalizados que representan el Nazismo de forma violenta y que no se conforman con pretender imponer sus ideas sino que tratan de hacerlo a la fuerza, caiga quien caiga.

Ya está bien de actuar con buenismo, con esta gente. Hay que ilegalizarlos mientras permanezcan asilvestrados, y su ilegalización no ha de responder a sus ideas, aunque éstas sean totalitarias, sino a sus acciones salvajes.

Pero aquí somos tan buenos que en aras de la libertad dejamos que esta gentuza nos asuste, nos veje y cometa actos violentos. No pasa nada. Han detenido a seis de ellos, ya verán cómo en dos días están otra vez en la calle.

Una prueba más es ver cómo campan por las redes sociales publicitando sus salvajadas sin que nadie les conmine a comportarse. Por ejemplo, tienen página en Facebook, todos los partidos Falangistas, Alianza Nacional y Democracia Nacional sin ningún problema, sin embargo, éste que suscribe y algunos otros como el amigo Paco Arenas han sido durante largo tiempo tratados como spam y como peligrosos, sin que se pudiera entrar en nuestros blogs sin salvar un aviso de gente spam. Y es que ellos sí que pueden decir y hacer lo que les venga en gana, sin embargo, ser rojo, en este país todavía te trae problemas. Aseguro que tanto Paco Arenas como yo podemos ser de izquierdas, pero quienes nos conocen saben que de violentos nada de nada.

En fin, todo esto es fruto de una transición que no fue capaz de superar el franquismo y de un partido popular que permite hasta en sus propias filas que de ven en cuando --algunos alcaldes, concejales o jovenzuelos de NN.GG.—salgan algunos militantes con símbolos franquistas o alaben ese régimen sin que ocurra nada. Todavía el Partido Popular como tal no ha condenado el franquismo, al igual que nuestro “querido rey” que ha sido incapaz de condenar a quien le subió al trono.

Lo lamentable es que esto seguirá salvo que se tomen medidas, mientras que hacer el salvaje salga gratis o casi gratis estos individuos insistirán y seguirán amedrentando al personal. Es lo que saben hacer en nombre de uno de los más grandes asesinos del siglo XX.

Salud y República

Rafael García Almazán








Franquistas en acción
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top