Unidad, Unificación y Fragmentación

Esta tarde, 21/05/14, he estado en un “Debate Elecciones Europeas” invitado por los organizadores, U3R de Valencia como representante de Alternativa Republicana. Lógicamente estaba la otra Izquierda: Podemos, Compromís y EU.

Salva Artacho
Creo que ha sido interesante, hemos expuesto nuestras visiones y los ciudadanos asistentes han intervenido en un sentido o en otro, de apoyo y de crítica.

Hablar de los apoyos, aunque gratificante, lo voy a pasar por alto, están ahí, la gente se identifica con la izquierda y tiene muy claro quienes formamos parte de ella.

Pero me quiero quedar con la crítica generalizada que nos han hecho a los ponentes de los cuatro partidos: “Sois todos iguales, venís a decir prácticamente lo mismo y sin embargo cada uno va por su lado, ¿cuándo os unificaréis?”

La verdad es que sí, vamos fragmentados, cada uno por su lado y todos decimos defender la República como sistema alternativo a la hecatombe que representa esta monarquía heredada de la dictadura y que más del 85% de encuestados dicen que está tocada por la corrupción.

Claro que unos lo hacemos como prioritario, como la única forma de llegar a una democracia plena y con sentido solidario. Y otros, aún haciendo alusión a sus raíces republicanas, dan un rodeo y ponen como objetivos a corto y medio “otros”, como por ejemplo alcanzar una determinada cuota de poder.

Ese sueño que cifran en las encuestas que les otorgan determinados porcentajes en ascenso es la excusa que a la hora de la verdad ponen para no llegar a ninguna unidad. Esa o “sí unidad pero absorbidos por nuestras siglas...”

Que país el nuestro. Que poco aprendemos de la historia.

Si nuestros antepasados históricos republicanos se hubieran comportado de esa forma, jamás se hubiera firmado el Pacto de San Sebastian en 1930, ni en 1931 hubiera venido la II República. Ni hubiera habido un bienio progresista como el que se dio, que permitió un desarrollo político y ciudadano como jamás se había dado antes. Cuando esa unidad se resquebrajó todos sabemos lo que pasó.

Por otra parte no es lo mismo unidad que unificación. Unidad sí para lograr nuestros objetivos comunes, con generosidad para los más débiles, con honestidad, sin cartas marcadas. Y eso es lo que no se da en la Izquierda hoy, por eso estamos donde estamos, fragmentados y la monarquía pese a ser un viejo barco con un gran boquete se mantiene a flote.

¿Unificación? No me suena nada bien, en realidad nada tiene que ver con la unidad, con la unidad de acción. Se acaban las ideas y las aportaciones y se abre las puertas a un aparato burocrático que decide e impone.

Salud y República.


Unidad, Unificación y Fragmentación
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top