Un partido de los republicanos

Porque es necesaria una alternativa a este sistema que funciona contra los trabajadores y las clases populares.

Salva Artacho
Porque ellos, la clase dominante, los banqueros, los empresarios-explotadores (por cierto que han acabado con el poco derecho laboral del que disponíamos) han tirado todas las conquistas sociales por el suelo sembrando la pobreza y la más cruel explotación. Porque los aristócratas de zarzuela y los curas no han cesado en su empeño en dominarnos, manipularnos, arrebatarnos nuestro derecho al progreso cultural, social y en de vaciar todo contenido mínimamente progresista a una sociedad entrada en el siglo XXI.

Porque Los medios de comunicación al servicio del rey Felipe VI el Breve están en la tarea de construir y fortalecer un nuevo espacio político que asegure la supervivencia del sistema. Y para ello apuestan por salvar la parte más dura del bipartidismo (PP), pese a la corrupción que la identifica como señal principal, ocultando a los “Barcenas and cía”, a los políticos enriquecidos con los sobres recibidos puntualmente, o a los que han sacando su tajada del 3 ó 5% sobre las obras públicas..., todo ello sirviéndose de artimañas jurídicas y retrasando los juicios de la Gürtel o de los corruptos en general de esa fuerza política, mientras publicitan hasta el agotamiento y se sirven de pesquisas de otros jueces sobre la otra fuerza bipartidista desgastada y corrompida en sus ideales socialistas.

Porque el desgaste de los ex-socialistas, su falta de credibilidad y el estado socioeconómico de desamparo de las capas humildes de la población o de los jóvenes universitarios preparados y sin futuro, ha traído un amplio espacio de incredulidad y de alejamiento de la política, entendida en su forma tradicional, para la juventud y demás ciudadanos víctimas de la injusta situación socio-política creada, lo que ha favorecido esa amplia contestación creciente desde el “15M” hasta las apariciones de “Podemos” o “Guanyen” o cualquiera de las nuevas fórmulas asamblearias que van surgiendo de forma voluntariosa, las cuales han creído descubrir que se puede entrar en el sistema y cambiarlo desde dentro, sin llegar a definirse sobre la forma del estado, unos con la intención subvertirlo-mejorarlo y otros por la oportunidad que ya no pueden encontrar en las hasta hora fuerzas de la “izquierda” carentes de ilusionar y organizar a los ciudadanos.

Los Republicanos que desde la izquierda creemos que el fondo del problema es el estado surgido del franquismo, la monarquía con sus clases parasitarias y sus banqueros chupasangres, el poder sin freno de la iglesia, el neo-liberalismo de origen anglosajón-escuela de Chicago... Porque creemos en la necesidad de agruparnos en una fuerza alternativa y republicana, naturalmente. Porque no es suficiente con decir soy republicano y saco la Bandera Tricolor de vez en cuando en marchas y protestas, sino que lo importante es organizarnos, crecer, fortalecernos como partido para ser la reacción adecuada y motivadora que despierte la ilusión perdida, que pueda sacarnos de este estado que padecemos todos los ciudadanos menos los poderosos afiliados a las sicavs.

Claro, que esto no se hace de la noche a la mañana tras tanto tiempo de regresión y frustración social, que hay que echarle ganas e ilusión, militancia y compromiso, así como, vencer las resistencias de tantos desilusionados, alienados y conformados al actual sistema. Victismo, pasotismo, desilusión, conformismo, falta de creer en nuestra capacidad de organización y alternativa son tan enemigos nuestros como los que nos roban y explotan cada día.
Para nosotros, los Republicanos, la educación en valores cívicos como la participación, la solidaridad, el cooperativismo, la sociabilidad, la justicia, la legalidad, la fraternidad, la recuperación de la memoria… son imprescindibles para edificar la nueva sociedad.

Esta educación, esta sensibilización hacia una nueva humanidad no se da en el sistema actual, porque la ideología dominante inclina la balanza educativa hacia la conformidad; la presencia de las escuelas concertadas y privadas, mayormente en manos de la iglesia, se llevan la mayor parte de los recursos económicos para la educación y los emplean para hacer autómatas, a-críticos, pasivos, sumisos e indiferente ante los problemas de los demás; porque los medios de propaganda del sistema capitalista (tv, radio, prensa, propaganda…) solo trasladan a los ciudadanos lo que más les conviene a a los poderosos.

Los Republicanos en la medida que crezcamos, nos organicemos y consigamos una simbiosis con la sociedad en rebeldía, lograremos contra-ofertar una alternativa que llegue a todos los que sienten la necesidad de ser libres y de ver sus justas pretensiones satisfechas.
Nunca hay que dejar la calle y la lucha política y social para que no se apoderen de la misma la derecha, sus voceros o los que venden el humo de la confusión. Combinar lucha política, la presencia en los ayuntamientos, calle, sindicato, fábrica, barrio, ateneo, etc. Esto es lo que nos distingue de los políticos de la derecha, de los políticos “sociolistos”....

Como decía D, Manuel Azaña “ la República es para todos los españoles, pero tiene que estar pensada, gobernada y dirigida por los republicanos, llamad Republicanos a todos los que tienen por base de su acción la Ética, la Libertad y la Justicia”.

Salud y República


Un partido de los republicanos
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top