3 de Junio: Convocatoria contra los Feminicidios en Argentina #NiUnaMenos

“Ningún macho se atreve a confesar: La maté por miedo”. Eduardo Galeano

Chiara Paéz tenía 14 años y vivía en la ciudad de Rufino, ubicada a 430 kilómetros de Buenos Aires, en plena pampa húmeda. Chiara estaba de novia con un joven de 16 años y quedó embarazada. Tras una discusión, el adolescente desfiguró a golpes y enterró a Chiara en el patio de su casa. Los investigadores hallaron en la vivienda palas, ropa de la víctima y un colchón manchado con sangre. Sospechan que allí Chiara pudo haber sido asesinada a golpes en la cara y la cabeza y luego enterrada.

El nombre Chiara se agrega a la lista de Candela, Angeles, Lola, Melina, Araceli, Serena, Natalia, Daiana, Abril, Noelia, Priscila, Nicole...

Este femicidio desató el repudio unánime en las redes sociales, y con la etiqueta #NiUnaMenos se inició una convocatoria para el próximo miércoles 3 de junio frente al Congreso de la Nación. La suma de adhesiones fue vertiginosa. Desde todos los sectores, periodistas, artistas, políticos, deportistas, organizaciones de derechos humanos comenzaron a gritar #NiUnaMenos.

En la Argentina muere una mujer cada 30 horas y durante 2014 fueron 277 las mujeres asesinadas, 36 de ellas adolescentes de entre 15 a 21 años. Estos crímenes dejaron a 330 personas sin madre, de las cuales 200 son menores de 18 años. En lo que va del 2015, se cometieron 20 femicidios o, al menos, es el número que fue denunciado. 

La situación se agrava ante la falta de datos oficiales. Las estadísticas que se conocen fueron elaboradas por La Casa del Encuentro, una ONG que asisten a mujeres víctimas de violencia. Según el Observatorio de Femicidios de esa organización, entre 2008 y 2014, 261 chicas de entre 13 y 21 años fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. En la mayoría de los casos, los victimarios tenían entre 17 y 21 años. La Argentina es el país de América del Sur que más padece el femicidio y ocupa el quinto lugar si se incluye a los países de América Central. La nefasta nómina es encabezada por México, que tiene un promedio de cinco femicidios por día; le siguen Guatemala, Costa Rica y República Dominicana.

La palabra Femicidio comenzó no hace mucho tiempo a aparecer tibiamente en los titulares de los diarios. Las crónicas que contaban aterradoras historias de mujeres sometidas a maltrato, abusos y que terminaban muertas eran tituladas con un bucólico “Crimen pasional”. Hace pocos días atrás, un diario digital tituló: “La mató por amor”. Otro matutino, uno de los más importantes de la Argentina, publico una nota de opinión, con el título: “El embarazo, un factor que puede desatar la violencia”. 

Amenazas, hostigamiento, y violencia física, psicológica o económica son algunos de los métodos que usan los machos para someter a sus parejas o ex parejas e introducirlas en un verdadero infierno que puede durar años. A veces el mismo temor, la indeferencia social, la falta de información o un Estado ausente hacen que las víctimas vivan este calvario en soledad o acompañadas de sus hijos, que son rehenes de la situación o, en muchos casos, futuros destinarios de las agresiones o abusos, y ese escenario lleva de forma irreversible hacia el Femicidio.

Roberto Giovagnoli
Periodista Radio Nacional, la Radio Publica Argentina
Twitter: @RobertoGiovag

3 de Junio: Convocatoria contra los Feminicidios en Argentina #NiUnaMenos
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top