Abdicar es devolver la soberanía al pueblo.

La abdicación exige devolver la soberanía al pueblo ¡porque es suya!

La Primera República Española nació al abdicar Amadeo I de Saboya. Es el único rey de España que merece mi respeto porque supo devolver al pueblo donde reside la soberanía del Estado la que él recibiera del pueblo que lo eligió Jefe del Estado con el título de Rey.A su lado las abdicaciones de los demás reyes del mundo son tristes mascaradas de su propia mascarada como dictadores monárquicos que son porque consideran que el reino es “suyo”, imitando a los dictadores republicanos que consideran que la república es “suya”; ¿o la imitación es al revés?

A los dictadores se les llena la boca hablando de “mi reino”,¿son tontos o hipócritas si creen que es “suyo”?, por ser herederos de dictaduras seculares. ¿Es eso un mérito o una razón más de cortar cuanto antes este abuso de una vez por todas?;¿cómo hizo Francia?, por no reconocer que la soberanía reside en la libre voluntad de sus ciudadanos que tienen derecho a expresar periódicamente mediante votaciones libres a quien quieren como Jefe del Estado.




Todo dictador cree que el país es de “su propiedad”; que es “su finca”; que se la pueden “dejar en herencia a su hijo” como cualquier labrador; por conseguirlo están dispuestos a todo, incluido el atropello de la libertad de los ciudadanos que para ellos sólo somos “siervos venidos a más” con más derechos de los que reconocían sus dictadorzuelos antepasados - todos logrados a regañadientes - pero negándonos el supremo: la libertad. El “derecho a decidir” nuestro propio destino eligiendo al Jefe del Estado y no soportando al que nos imponga un militar golpista apoyado y/o sostenido por la derecha reaccionaria como nos enseña la historia.

El 1-IX-1873 se iniciaron las discusiones de las Cortes Constituyentes de la República con un proyecto de constitución elaborado por Castelar. Presidida por Figueras hubo varios intentos de golpe de Estado hasta que temiendo por su vida dejó su cese sobre la mesa y huyó a París el 10-VI-1873. El golpe se dio el día 11 para organizar una república al margen de las Cortes. No triunfó. A final éstas eligieron a Pi y Margall como Presidente. Su programa era progresista: acabar con la guerra de la derecha carlista del pretendiente Borbón Carlos VII, separar la Iglesia del Estado, acabar con la esclavitud y la explotación laboral de las mujeres y niños trabajadores.

La I República la arruinó la tradicional torpeza de la izquierda para llegar a un acuerdo ¿qué m… de izquierda es ésta donde la intolerancia de las fuerzas más progresistas les impide coincidir en lo esencial y acaban dándole el poder a las fuerzas reaccionarias de la derecha?

Pi y Margall dimitió el 18-VII-1873, ¡vaya fecha!, y le substituyó Salmerón respaldado por 119 votos a favor frente a 93. Quizá su más grave error fue nombrar generales a Pavía y a Martínez Campos, pero le cabe la disculpa de la situación de general insurrección cantonal del país. Dimitió el 5-IX por no firmar la condena a muerte de unos soldados pasados a los carlistas.

Le sucedió Castelar que fue elegido con más apoyo: 133 votos a favor frente a 67 en contra que quiso granjearse el de la derecha reaccionaria para lograr asentar la República

Al final triunfó el golpe del General Pavía que el 3-I-1974 y - con más suerte que el 23-F - derrocó la República Federal. En su lugar impuso una “República Unitaria” para disimular que organizaba, ¡como siempre!, la dictadura militar a cuyo frente se puso ¡otro militar golpista!: el General Serrano que regresó de Biarritz a donde había huido tras el fracasó de su golpe de Estado. 

La historia parece repetirse: el General Sanjurjo que huyera a Portugal tras fracasar su golpe contra la II República también volvió tras el golpe de Franco, pero para suerte de éste murió en un accidente. Al golpista General Serrano también lo homenajeamos con una calle y una estación por haber atropellado nuestra libertad. ¡Los españoles no tenemos vergüenza!

El 29.12.1874 un militar, el General Martínez Campos, dio un golpe de estado para atropellar la libertad de un pueblo y ponerlo al servicio de esa familia de borbones a la que una y otra vez ha rechazado el pueblo. Este golpista tiene una estatua ecuestre, de bella factura artística, en el Paseo principal del Parque del Retiro. Me pregunto ¿qué clase de m… de país es aquel que homenajea a los golpistas que atropellaron su libertad?

Días antes de este golpe Cánovas publicara el manifiesto del Sandhurst donde el borbón a cuya madre echáramos fuera, no dudó en atropellar “sus derechos”ni en perjurar todo lo perjurable para quedarse otra vez con la “finca”. Parece que es verdad eso de que la historia se repite El 29-XII-1874 el General Martínez Campos da el golpe de Estado. El 31-XII-1874 se forma un Ministerio-Regencia que preside Cánovas mientras el borbón viene dispuesto a gobernar sin pedir permiso a los ciudadanos. ¿Cuántas veces has pecado, hijo mío? 

¿Por qué al abdicar no imitan a Amadeo I y devuelven la soberanía al pueblo? ¿Quizá porque Amadeo I recibió el ejercicio de la soberanía del pueblo y los borbones de un golpista? Eso disculpa no vale; dado el origen golpista devolverla al pueblo ¿no es una obligación mayor?

Además de ese modo seria verdad que la monarquía de Juan Carlos I hubiera sido una transición a la democracia y no una transición a la dictadura monárquica ¡como en tiempos de Alfonso XIII!

Alfonso J. Vázquez
Abdicar es devolver la soberanía al pueblo.
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top