Desvergüenza borbónica

La vida en sociedad se basa en la hipótesis de que ciertos comportamientos no se pueden tener. Algunos son meras faltas de educación, otras son simplemente desvergonzados. ¿Cuál es el calificativo que corresponde al comportamiento del actual rey de España heredero del que rey que nombró el dictador militar que se inventó, de paso, el reino de España tras haber acabado con la democracia republicana, genocidio mediante, por perder las elecciones?

Yo me inclinaría por el calificativo de desvergonzada desvergüenza; pero lo que me produce más vergüenza es que eso haya ocurrido en Francia que es una república democrática cuyos dirigentes deberían de haberse negado a participar en esta mascarada no democrática.

Que además del Presidente Hollande hayan participados dos hijos de españoles emigrados a Francia contribuye más a producir vergüenza ajena al contemplar unos hechos que no podemos evitar y - ¡hasta cuando Dios mío! - tendremos que soportar.

Los españoles demócratas que perdieron la guerra defendiendo la democracia frente al genocida que le ha regalado “la finca” al padre del Borbón actual que, ¿no es su finca?, se la ha dejado en herencia a su hijito macho, porque las hembras no merecen tal regalo, lucharon contra los nazis y fueron un elemento crucial en la defensa de la república democrática. ¿Por qué Francia les agravia permitiendo que el heredero del fascista contra el que lucharon se burle de ellos con un fraudulento homenaje? La hipocresía es una conducta indecente.

Supongo que sus huesos democráticos se habrán estremecido de asco al ver al heredero del genocida rendirles un falso testimonio de gratitud por lo que hicieron. Porque lo que ellos hicieron, antes de contribuir a salvar a Francia de los nazis, fue contribuir a salvar a España de los fascistas aunque no lo lograran. Los mismos que le han regalado la finca al papá del que ayer les agravió rindiéndoles un falso testimonio de gratitud. Él está donde está humillándolos con un homenaje por el triunfo que tuvieron en Francia,que de haberlo logrado en España él no existiría pese a la financiación con que su bisabuelo apoyó a los fascistas de los que es heredero.




La mínima decencia obliga a la gente a ser coherente. Por eso, siendo un criminal, se puede ser decentemente asesino si el asesino o sus herederos jamás homenajean a sus víctimas. 

Por eso es indecente que quien homenajee a los soldados republicanos españoles que lucharon contra el fascismo y el nazismo sea el heredero de quien las convirtió en víctimas al derrotar su defensa de la libertad y la democracia frente al fascismo que juró defender su padre. 

Pero ¿qué se puede esperar de quien hereda a un dictador? ¿Qué se puede esperar de quien pretende tener derechos sobre la libre voluntad de los españoles? ¿Qué se puede esperar de quien pone su vida a nuestro servicio cuando nuestro deseo es que ponga su vida a su servicio dejándonos a los demás que elijamos a quien queremos que ponga su vida - ¡pero sólo de cuatro en cuatro años! - a nuestro servicio. ¿Que se esperar de quien es Jefe del Estado inventado por el genocida de acuerdo con una constitución que sólo dice mentiras:

Art.1.2: La soberanía nacional reside en el pueblo español de donde emanan todos los poderes del Estado.

Es mentira: el poder del Jefe del Estado emana del genocida Franco.

Art. 14: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Es mentira, el Título II de la constitución franquista - la que dejó todo “atado y bien atado” - dice que la Jefatura del Estado se la daba el genocida como regalo al papá del rey actual.

Y no conforme con eso le regaló con derecho hereditario ¿con qué derecho lo hizo?

Y para más desvergüenza el genocida se la regaló con el derecho a dejarle la “finca” a sus hijos y con ella a nosotros no sé si como animales domésticos o como siervos. Porque se nos niega todos los días el derecho a decirle que “no nos representa”. Y cuando se le recuerda pitando al himno “que lo representa a él y a los suyos” en vez de obrar en consecuencia y marcharse, sus esbirros pretenden convertir la libertad de expresión en delito.

De todas formas estos franceses, ¿por qué nos han humillado de esta manera? No nos lo merecíamos.Menos aún los homenajeados; los demócratas republicanos que contribuyeron a librarles del mismo fascismo-nazismo del que no pudieron librarse ellos a sí mismos ni a su país. Un homenaje a los soldados republicanos españoles exige una bandera republicana-

La bandera de la democracia española es la bandera republicana. Las otras no lo son.

Alfonso J. Vázquez


Desvergüenza borbónica
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top