Grecia: ¡Junta General de Accionistas!

Los griegos inventaron la democracia. Los griegos echaron a los nazis alemanes, tarea en la que fracasamos los españoles que seguimos tragándonos los residuos de la dictadura bajo esta ficción de democracia que es la CE78. No puede sorprendernos,  a los que somos demócratas, que este gobierno griego democrático, no los anteriores de la derecha que se dedicaron a la corrupción financiada por la UE y el FMI, ejerza como un gobierno democrático.

La soberanía reside en el pueblo de donde emanan todos los poderes del Estado. Éste es el principio cero de toda democracia representativa. La delos griegos lo es en este caso. Su Gobierno alcanzó esa soberanía delegada, sólo las dictaduras monárquicas creen que el rey es el Soberano y así siguen llamándose con ostentosa y cínica impertinencia.

Este Gobierno griego democrático ve que pese a todos sus esfuerzos, los acreedores corruptos no le dejan, el proyecto con el que consiguió esa administración de la Soberanía del pueblo no lo puede llevar a buen término; en consecuencia se le plantea una disyuntiva clara:

a.- devolver la soberanía al pueblo para que le diga si acepta lo que es inaceptable

b.- aceptar lo inaceptable y hacer lo contrario a lo prometido, como hizo el Sr. Rajoy.

Ni que decir tiene que el Gobierno griego ha adoptado la postura a la que está obligado un gobierno que cree en la democracia: si hay que hacer lo contrario a lo prometido en algo de mucha trascendencia quien tiene derecho a cambiar de opinión es el Soberano democrático: EL PUEBLO; quien no tiene derecho a cambiar de opinión es el administrador de la soberanía: el gobierno, por democrático que haya sido su elección.

Esta figura de reclamar el derecho popular a decidir en una asamblea directa y no a través de un gobierno representativo en una democracia representativa se llama avocación. El propietario del poder, el soberano, reclama a su administrador de su soberanía, su derecho al gobierno en el asunto en cuestión; que le devuelva la potestad que le dejó delegadamente durante 4 años ¡porque en ese asunto concreto quiere ser él quien decida directamente!

En los países democráticos, los que tienen constituciones realmente democráticas y no sólo formalmente democráticas, los ciudadanos tienen derecho a avocar su poder y ejercer su soberanía mediante un referéndum vinculante.

En los países no democráticos, como el nuestro, además de no tener ese poder, si se le permitiera ejercerlo su decisión no sería vinculante.

Se imagina Vd. que un propietario cuyo administrador le prohibiera tomar decisiones vinculantes sobre sus propios asuntos? Pues ésa es la ridícula situación que establece nuestra CE78 y es una prueba más, hay infinitas pruebas, por las que esta constitución no puede ser calificada de democrática. ¿Cómo va a serlo si el Jefe del Estado lo designó el dictador?

El Sr. Rajoy se opone a Grecia: ¡huele demasiado a democracia en estado puro!Ese olor no le gusta y le pone en evidencia. Él fue un administrador servil con los prestamistas corruptos. No le gustan los referenda pero el primero se lo ha tragado con patatas hace pocos días y el segundo se lo va a tragar, esta vez sin patatas, dentro de pocos días. Y el que tenga barbas ya puede ir poniéndolas a remojar. Irá detrás hasta que consigamos recuperar la democracia que nos robó a sangre y fuero el dictador y sus secuaces y herederos.

¡Viva el gobierno griego! Ha dicho que el no gobernará si el pueblo abdica de su soberanía y se somete a los dictados de los corruptos prestamistas. Sólo un demócrata se  atreve a hacer eso. Hay un precedente; De Gaulle; ¡perdió pero conservó su honor!

¿Qué clase de capitalistas son estos prestamistas corruptos? Si una empresa está en apuros quién decide no es la Junta de Gobierno sino la Asamblea General de Accionistas.

En un referéndum decide la Asamblea General de Accionistas: ¡los ciudadanos del país!

Alfonso J. Vázquez

Grecia: ¡Junta General de Accionistas!
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top