El PP se niega a condenar el fascismo en el Congreso

El PP se niega a condenar el fascismo en el Congreso
La Declaración promovida por IU, pedía al Gobierno prohibir "los grupos neofascistas y neonazis, así como cualquier otra fundación o asociación" que exalte y glorifique el fascismo.






La negativa de del PP a firmar el texto impulsado por IU impide la lectura de una declaración institucional prácticamente calcada a la resolución aprobada hace unos días por el Parlamento Europeo, y que sí contó con el apoyo de los europarlamentarios del PP

El reglamento de la Cámara exige unanimidad para que prospere una iniciativa de este tipo, de modo que el desmarque de los populares ha evitado una condena institucional, promovida por IU, y que habían aceptado firmar el resto de las fuerzas políticas, incluido Ciudadanos.

La diputada de IU Eva García Sempere ha mostrado su "tristeza y sorpresa" por la negativa del PP, teniendo en cuenta además que el texto presentado en el Congreso recogía de manera casi literal la resolución aprobada la semana pasada por el Parlamento Europeo, que sí fue votada por el grupo popular, y en la que se manifestaba la preocupación por el auge de la extrema derecha y se instaba a ilegalizar los grupos neonazis y neofascistas, según recoge la Cadena SER

"Estar contra el fascismo no debería ser algo que tuviera que generar más consenso del que ya se le supone a cualquier democracia. Nos parece que no sumarse es estar muy alejado de la realidad o, lo que sería para nosotros mucho peor, estar del lado de Bolsonaro, Orbán y de los grupos de extrema derecha", se lamenta García Sempere.

El diputado del PP José Ignacio Echániz ha justificado su negativa porque, a su juicio, "se trata de un texto neocomunista y parcial que deja fuera la mitad de la historia y por tanto la mitad del problema ya que, históricamente, ha habido fascismos de izquierda y de derechas.

El texto pedía "condenar enérgicamente la violencia perpetrada por grupos neofascistas contra minorías concretas, como europeos negros y personas de ascendencia africana, judíos, musulmanes, población romaní, personas en situación de pobreza severa y sin hogar, personas LGTBIQ y personas con discapacidad, así como las amenazas y ataques violentos crecientes por parte de la extrema derecha contra miembros de los partidos políticos en España".

La redacción evitaba menciones específicas a organizaciones o partidos políticos con nombres concretos en España, pero sí señalaba que diversos grupos de extrema derecha y nostálgicos de la dictadura militar franquista han sido investigados o condenados en los últimos años en nuestro país por delitos de odio o ataques violentos e instaba "a prohibir efectivamente los grupos neofascistas y neonazis, así como cualquier otra fundación o asociación que exalte y glorifique el nazismo y el fascismo", además de expresar la inquietud ante cualquier caso, por minoritario que sea, "de colusión de líderes políticos, partidos y fuerzas de seguridad con neofascistas y neonazis".

El texto, que finalmente no ha sido aprobado, concluía manifestando la honda preocupación del Congreso de los Diputados ante este fenómeno e instando a las distintas instituciones del Estado a emprender acciones efectivas para combatirlo.

El Parlamento Europeo señaló a España

La llegada al poder en diferentes países de todo el mundo de opciones de extrema derecha, xenófobas y de ideología fascista, ha puesto en alerta a Europa. En este sentido, el Parlamento Europeo aprobó el pasado 25 de octubre una resolución, la misma figura que la declaración institucional en el Congreso, que señalaba la excepción española con el fascismo

Aquel texto mencionaba a organizaciones, partidos y asociaciones españolas, con el voto en contra del PP. El partido de Casado sí aprobó una versión previa del mismo texto que no hacía referencias a España.


El PP se niega a condenar el fascismo en el Congreso
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top