El aleteo de una joven mariposa


Greta Thunberg
Alfonso J. Vázquez 

Frente a quienes dicen “no se puede hacer nada” para justificar su abulia y su indolencia una mariposa apenas salida de la crisálida ha revuelto el mundo.Un día fue Rosa, una costurera negra que vivía en Alabama consciente de sus derechos a la igualdad como ser humano que era. Secretaria ayudante en la Asociación Nacional para el Avance del Pueblo de Color en 1955, en Alabama, un estado del sur profundo de los EEUU donde la segregación racial se consideraba un derecho natural” dijo: “hasta aquí hemos llegado”. Sin la violencia de Espartaco, su negativa a levantarse de un “asiento para blancos” conmovió los EEUU y convirtió a Obama en Presidente, bien es verdad que más de medio siglo después. Pero sin ella nunca lo hubiera sido. 





Hoy, mutatis mutandis, Greta Thunberg, una adolescente sueca menor de edad, con su aleteo de mariposa apenas salida de la crisálida ha conmovido el mundo. Encabezó con apenas 15 años de edad huelgas estudiantiles, esas que la gente dice que“no sirven para nada”, ante el Parlamento sueco en 2018. En Suecia ningún descerebrado la denunció “por atentado a la soberanía popular” como hicieron en España con la de 2012: “rodea el Congreso”. Menos mal que el juez Pedraz tuvo sentido común y ni aceptó las denuncias. De esa manifestación dijo la Ministra Cospedal que era como el “golpe de Estado”del 23-F. Hoy el PP repite ese disparate tras inventar el “golpe de Estado” de Cataluña ha enredado al TS. Ojalá en él haya la sensatez del juez Pedraz. 

A fines de 2018, Greta Thunberg habló en el “Technology, Entertainment, Design”, una organización no lucrativa de los EEUU que promociona las "Ideas dignas de difundir". En sus conferencias y charlas(TED Conference y TED Talks)participaronBill Clinton, Al Gore, los nobel Watson y Gell Man, Bill Gates, etc. Su discurso ante la XIV Conferencia de Cambio Climático (COP 24) en Katowice (Polonia) en diciembre de 2018 fue un terremoto global. En enero de 2019 habló ante el foro de Davos frente a los “dueños del mundo” disparándose su notoriedad. Réplicas del terremoto se producen semanalmente en todo el mundo, también en España, en los “Viernes por el Futuro” (Fridaysfor Future) destinados a recordar a todos que no estamos haciendo nada. 

No es así; hay muchos movimientos civiles, apolíticos, en muchos países. Es el momento de aprovechar este impulso para coordinarse. Entre ellos está la Alianza Clima, Vida y Salud, creada en Argentina y con sedes en Chile, México y ahora en España intentando movilizar a la ciudadanía para que se preocupe y elija a los gobiernos nacidos de sus votos que se tomen en serio este problema que es un problema de Estado, pero de carácter mundial 

En España el negacionismo del PP con M. Rajoy creó un grave daño social y económico al sector de energías renovables donde éramos punteros en todo el mundo. En los EEUU Trump niega la evidencia científica; otros gobiernos corruptos lo imitan. Las “boinas de porquería” en Madrid son ya frecuentes. En otros países son una realidad cotidiana. El desierto crece en África, ellos son los principales perjudicados; pero ya ha saltado a Europa; seremos los primeros 

Greta Thumberg, como Rosa Parks, nos saca los colores a todos, varones y mujeres. Su acción la asocio a la del 8 de marzo; al empoderamiento de las mujeres que reclaman la igualdad de derechos ¿de las mujeres y de todos los seres humanos! Wollstonecraft con su libro “Vindicación de los derechos de la mujer” (1792), Emmeline Pankhurst (S. XIX), Rosa Parks y las madres de Plaza de Mayo (S. XX); Greta Thumberg (S. XXI) son hitos de la inmensa lista llena de nombres de mujeres que han cambiado el mundo. En España recordemos a Concepción Arenal, a Carmen de Burgos, a Victoria Kent, pese a su error en el asunto del voto femenino, y a Clara Campoamor que logró incluir ese derecho y no sólo ése en la Constitución de la II República. Franco y su cruzada nacionalcatólica las privaría de esos derechos y de muchos más ¡a todos! 

Los que se creen los “amos del mundo”, tras expoliar nuestra vida con salarios infames legalizados por gobiernos corruptos, expolian hasta lo más elemental y universal: la calidad del aire que está contaminado, del agua de nuestros ríos y mares también contaminado y de la tierra que se desertifica aceleradamente. Su avaricia se basa en sus robos: a nivel individual nos roan el salario digno al que tenemos derecho; a nivel colectivo nos roban la calidad del aire, agua y tierra en que vivimos negociando con combustibles fósiles aunque las energías renovable batan para atender la demanda energética mundial. 

Los republicanos, es decir, los demócratas, es decir, la gente decente, apoyamos éste y todos los movimientos para la igualdad de derechos, el de mujeres y varones, el de la protección de la calidad del aire que respiramos, del agua que bebemos, de la tierra que pisamos, cada vez menos fértil y carente de más vida vegetal y animal. Y lo apoyamos con énfasis y urgencia; dentro de poco, como no reaccionemos, será una perdida irreversible.


Alfonso J. Vázquez, Profesor de Investigación del CSIC y abogado, colabora en Eco Republicano desde 2013

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a. Eco Republicano se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.
El aleteo de una joven mariposa
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top