Mentiras y crispación frente a propuestas y templanza

Mentiras y crispación frente a propuestas y templanza
En noche de ayer lunes, tuvo lugar en RTVE el debate entre los cuatro principales candidatos a la presidencia del Gobierno. Las posiciones políticas estuvieron muy enfrentadas y hubo momentos de una elevada crispación.







Las mentiras de Casado

El candidato del Partido Popular, Pablo Casado, falseo los datos sobre las pensiones en tiempos del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, afirmando que: "Zapatero dejó quebrado el sistema de Seguridad Social", cuando es de sobra conocido que Zapatero dejó la hucha de las pensiones con 66.815 millones de euros, mientras que durante el mandato de Mariano Rajoy la hucha se fue reduciendo drásticamente.

Casado afirmó además que: "Las pensiones siempre se han revalorizado con el PP", otro dato falso. Así mismo, el líder del PP afirmó que: "El día que Pedro Sánchez convocó elecciones se destruían 6.800 empleos diarios", otra dato falseado. Casado espetó a Sánchez que el PSOE "votó con Bildu la ley de abusos policiales", otra mentira, ya que esa Ley salió adelante gracias a los votos del PSOE y PNV, mientras EH Bildu y Unidos Podemos se abstuvieron.

El tono de Pablo Casado se fue elevando por momentos recurriendo a "Otegi", a los "golpistas catalanes" y a "romper España", un discurso que por otra parte ha utilizado durante toda la campaña electoral y ha reiterado hasta la saciedad.

La crispación de Rivera

El candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, fue el protagonista de los momentos de más crispación e intensidad. Dedicó varios minutos al proceso soberanista de Cataluña, atacando con brusquedad a Pedro Sánchez y afirmando que: "había pactado 21 medidas inaceptables con Torra", algo falso, ya que el ejecutivo de Sánchez no alcanzó ningún tipo de pactó ni acuerdo con el President Torra. 

Albert Rivera también le recriminó a Sánchez que: “Lleva en la frente la palabra indulto” y agregó que "Sánchez quiere indultos a cambio de escaños", acusando al todavía Presidente del Gobierno de "querer liquidar España".

Rivera cerró el debate con una frase que ha tenido gran repercusión y ha servido de burla a los usuarios de las redes sociales: "¿Lo oyen? Es el silencio. El silencio que nos heló la sangre a millones de españoles cuando los separatistas quisieron romper nuestro país en Catalunya", afirmación que algunos internautas la han comparado con "la niña" de Rajoy.

Las propuestas de Iglesias

El candidato de Unidas Podemos, fue el único que dedicó prácticamente la totalidad de sus turnos de tiempo a ofrecer propuestas, mientras el resto de candidatos se enzarzaban en ataques personales, aburridos y carentes de sustancia política.

Iglesias se apoyó en la Constitución Española para defender sus propuestas económicas, leyendo algunos párrafos de la misma. El candidato de la formación morada defendió la bajada de impuestos a las clases trabajadoras, con reducción del IVA a productos de primera necesidad e incrementar la presión fiscal sobre las grandes fortunas.

De nuevo, Iglesias apeló al artículo 47 de la Constitución: "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada", planteando medidas contra la temporalidad y precariedad laboral, acabando con la figura de los falsos autónomos y regulando el mercado inmobiliario controlado desde la especulación. 

Durante su minuto de oro, Iglesias se dirigió a los indecisos, planteándoles que la política sirve para algo, aludiendo al papel decisivo del poder económico cuando interviene en la justicia y creando una "policía política" a la hora de proteger sus intereses.

La serenidad de Sánchez

El Presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, apenas pudo realizar propuestas ni exponer su programa social, ya que tuvo que dedicar la mayoría de sus tiempos de turno en responder a los ataques directos que realizaban sus adversarios Casado y Rivera. 

Pedro Sánchez, rechazó las embestidas con serenidad y templanza. Aportando datos que caricaturizaban a sus rivales. Incluso, Sánchez se permitió el lujo de dar varios zascas! que dejaron perplejos a Casado y Rivera.

El momento de significativo silencio lo protagonizó cuando el líder de la formación morada, Pablo Iglesias le conminó a contestar sobre su política de pactos para que aclarase al electorado de izquierdas si estaba dispuesto a pactar con Ciudadanos.

Conclusiones

Los cuatro candidatos fueron vencedores: Pablo Casado fue el vencedor de las mentiras, Albert Rivera fue el vencedor de la crispación, Pablo Iglesias el vencedor de las propuestas, mientras que Pedro Sánchez fue el vencedor de la templanza. Dos posiciones históricamente enfrentadas: derechas e izquierdas, la España que retrocede y la España que avanza.

Una de las imágenes más comentadas fue la protagonizada por los candidatos antes del debate preparando sus intervenciones mientras varias empleadas de la limpieza ultimaban su trabajo en el plató. El techo de cristal estuvo más que presente cuando los cuatro candidatos debatían políticas de igualdad sin que ninguna mujer estuviese en ese debate.

La República y la Memoria Histórica fueron las grandes ausentes del debate. Ninguno de los candidatos hizo mención alguna al cambio de modelo de Estado como garantía de regeneración democrática frente a la corrupción del sistema.

Equipo de redacción de Eco Republicano

Mentiras y crispación frente a propuestas y templanza
  • Title : Mentiras y crispación frente a propuestas y templanza
  • Posted by :
  • Date : 23.4.19
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top