Las leyes del mercado de Adam Smith son republicanas


Las leyes del mercado de Adam Smith son republicanas
Alfonso J. Vázquez | Unión Republicana

El problema de los economistas es que parten de una media verdad: que la economía marcha a golpe de consumo, lo que es cierto, y a esa media verdad le añaden una entera mentira: que el objetivo de la economía es la acumulación de capital sin fin.

La realidad es que la economía se basa en las leyes de Adam Smith: la principal de las cuales es la IGUALDAD de poder de los actores económicos. Estas leyes, lo cual pocos han visto, tienen una esencia republicano. Esa IGUALDAD de poder de todos los actores del mercado genera que impide el atropello del poderoso engendra la la LIBERTAD al no haber dominio de la posición dominante que altere los precios. Ésa es la condición de Smith que, ¡si se cumple!, permite que funcione la “mano oculta” y se logre el equilibrio justo de precios entre la oferta y demanda.Con ese equilibrio justo se alcanza el óptimo del reparto de los beneficios entre productor y consumidor produciéndose un equitativo reparto que es el fruto de la FRATERNIDAD.

El problema surge cuando se permite que haya un desequilibrio de la economía con lo que las leyes del mercado se van por el sumidero de la acumulación de capitales. en pocas manos. En esas condiciones esa DESIGUADAD produce el incremento de valor el capital cuyo valor se encarece retirándolo del mercado. Por FALTA DE LIBERTAD la demanda no se puede retirar del mercado, la gente quiere comer todos los días e ir a la playa a Gandía o Benidorm. Si el precio justo del dinero, , el "Smithiano", fuera, p. ej. 3 % y todo el capital p. ej. 1000 M€ se pusiera en el mercado obtén 3 %* 1.000 M € = 30 M €, que sería su beneficio justo. Si retiro 100.M € del mercado y así logro subir el precio "no Smithiano" del dinero al 4 %% el beneficio es 4%*900 = 36 M €. Y si retiro 200 M € del mercado y logro subir el precio "no Smithiano"del dinero al 5 % el beneficio sería 5% * 800 = 40 M €. Así se ha ido al garete la FRATERNIDAD.

Es fácil ver con este ejemplo simple que la acumulación de dinero en pocas manos incrementa los beneficios abusivos. Cada vez los “muchos” pobres van siendo más pobres - los que habían conseguido ir un mes a Gandía o Benidorm ven ahora reducidas sus vacaciones a sólo de 15 días o incluso a sólo de una semana y los “pocos” ricos cada vez son más ricos con este “latrocino” legalizado por el Estado. Con ese incremento de la acumulación el capital, retirándolo del mercado permite el incremento sin tasa de unos beneficios NADA FRATERNOS de los pocos, aumentando más y más el desequilibrio. Y la pelota se hinca hasta que revienta, crisis del 29, o crece el paro, como pasa ahora.

La única solución es que el Estado acomode la jornada laboral, reduciéndola en función del incremento de la productividad. Eso fue lo que ocurrió de 1900 a 1950 en que se redujo al 50 %, pasó de 3.500 h/año a 1.750 en números redondos, y ha dejado de ocurrir de 1950 hasta la actualidad. Con esa acción del Estado progresista se reduce la oferta de trabajadores para combatir el encarecimiento del capital; eso encarece los sueldos de la mayoría de los trabajadores y disminuye el precio del dinero acumulado en pocas manos manteniendo los beneficios en un nivel FRATERNO. Obsérvese que lo que disminuye es la acumulación del dinero y no los beneficios; el capital seguirá obteniendo los 30 M €, y aún más si disminuye el paro porque así aumenta la demanda y con ella los beneficios “justos” y republicanos de Smith.

Eso lo entendió Keynes cuando dijo en 1930 en su ensayo “Posibilidades económicas de nuestros nietos”: “si seguimos así a final de siglo trabajaremos dos semanas”. ¡Y podía haber sido así!; pero ocurrió lo contrario a lo que dice la cuarteta “Y vinieron los sarracenos/y nos molieron a palos/ que Dios ayuda a los malos/ cuando son más que los buenos. Cuando en los 70 en propuse la reducción a 32 h/ semana, a los pocos días encontré esa oferta en una empresa suiza. Ahora ya propongo 24 h/semana y me he encontrado que hay una empresa en Alemania que ofrece 24 h/semana.

¿Por qué no se hace eso? Porque no existen los sindicatos. Porque no hay partidos progresistas. Por eso Rajoy, la voz de su amo, puso un impuesto al sol. Porque un 1 % de personas es la que tiene el 50 % de la riqueza mundial. En esas condiciones ni puede haber IGUALDAD, ni LIBERTAD, ni FRATERNIDAD. Y todo lo que se predicó en la Puerta del Sol el 15 M lleva camino de irse por el sumidero.

Porque Soros pudo devaluar la libra y "robar" todo lo que ganó. Porque como él hay media docenita de personas que "tiran del hilito" y nos tienen saltando a los demás. Porque la gente es gilipollas y sigue votando a quienes consideran con más derecho que a las personas: al capital. Es su becerro de oro. Sólo se dé una persona de derecha que fuera inteligente: se llamaba Bismarck. Protegió al trabajador creo la Seguridad Social que medio siglo después copiaría Beveridge en Inglaterra y puso a Alemania en plano de igualdad con Inglaterra y Francia a finales del S: XIX y triunfante en el S. XX, una vez superado el desvarió mental de la II Guerra mundial.

En 1978 logramos el perfecto estado real y democrático, pero masoquista. Donde casi la mayoría del pueblo vota para que le maltraten realmente más. Tenía razón el siglo pasado Gorz que participó junto Herbert Marcuse, Eric Fromm, Ivan Illich, y otros tantos, en construir una crítica argumentada al capitalismo industrialcuando decía que el desarrollo individual es la condición sine qua non de la transformación de la sociedad.

Eso es lo mismo que han dicho Marx,Adorno, etc. cuyo pensamiento ha quedado en los libros. Eso lo dijera ya en el S.XIX Costa lo que necesita España es "escuela y merienda". Eso se intentó en el 31 con el plan de creación de escuelas nacionales en todos los municipios y casi se pudo conseguirse. Lo que trata la derecha española es darle "burricie y toros” y pensamiento único. Pero la derecha mundial le da "burricia y fútbol" y últimamente, en España, "violaciones grupales" y que nadie piense.

El problema de España es insoluble: la derecha es malvada y la izquierda estúpida.

Felipe tuvo a la derecha y a la iglesia acomplejadas por lo que había hecho apoyando a la dictadura de Franco en la palma de la mano. Pero Guerra "l'enfant terrible" que se iba a comer de un bocado a toda la conferencia episcopal no se comió crudo ni a un monaguillo. El Estado le llenó el cepillo de las limosnas. Y Aznar les regaló el registro de la propiedad. Y recuperaron lo perdido en las desamortizaciones. Y aún les parece poco.

Estamos ahora viendo repetido el eterno espectáculo de Goya, dos personas que parecen inteligentes, no los patanes del cuadro, se portan como patanes dándose de garrotazos cuando ambos están enterrados y sin poder huir el uno del otro.

El más inteligente será que el que más ceda, porque cediendo ganará. Pero ambos compiten por la medalla al más necio. Ganará de nuevo la derecha malvada, gracias a ellos dos, como paso cuando en las segundas elecciones que consolidó a Rajoy en el poder. Es la eterna maldición del hombre tropezando dos veces en la misma piedra.

Alfonso J. Vázquez, Profesor de Investigación del CSIC y abogado, colabora en Eco Republicano desde 2013

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a. Eco Republicano se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.
Las leyes del mercado de Adam Smith son republicanas
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top