Corbatas y pines antifascistas, la guerra estética contra Unidas Podemos

Pablo Iglesias
«En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza. En España se premia todo lo malo», afirmaba en 'Luces de Bohemia' don Ramón del Valle-Inclán, uno de los grandes de la literatura universal. No le faltaba parte de razón, hoy parece que vivimos en un país donde la forma de llevar el pelo o vestirse se valora más que la forma de pensar, o por lo menos es lo que quieren hacernos creer los 'medios de manipulación'.







El insulto frente a la razón

Al ilustre republicano, Don Manuel Azaña, sus adversarios le caricaturizaban y recurrían al insulto llamándole "Doña Manolita", "el monstruo" o "el verrugas". Sin embargo, ningún insulto pudo con su talento, ni con su notoria inteligencia, ni su brillante oratoria. Esto nos recuerda que las derechas siempre han tenido un mal perder. Recordemos que cuando comenzó el fenómeno de Podemos atacaron a sus representantes por el aspecto de su cabello: Alberto Rodríguez era llamado 'El rastras' y Pablo Iglesias 'El coletas'; incluso se insinuó que los diputados de podemos 'olían mal'. El esperpento político llegó a su máximo esplendor cuando la diputada Irene Montero sufrió comentarios machistas por el vello en su axila.

Evitar un gobierno de Unidas Podemos con el PSOE

Las cloacas del Estado y el periodismo pantuflo se aliaron para atacar a Pablo Iglesias y Podemos, con informes falsos y mentiras. La guerra sucia contra Podemos incluyó el robo del móvil de una asesora de Pablo Iglesias para espiar al líder de la formación morada; ataques y difamaciones con un fin: evitar un gobierno de Unidas Podemos con el PSOE. El margen de fuerzas en el Congreso era tan ajustado que Incluso la ultraderecha amagó con un Tamayazo, pero finalmente se logró un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

¿Estupidez o resentimiento? 

Una vez conseguido el objetivo de gobernar nuestro país, los disconformes con el Gobierno de coalición de izquierdas, una vez más, han recurrido a las redes sociales para reflejar su frustración. En esta ocasión se trata de una 'guerra estética'. Así, el polémico periodista Eduardo Inda manifestó: "Iglesias posa en Moncloa como un pistolero del Lejano Oeste: en vaqueros y con las piernas abiertas".

A los facinerosos, tampoco les gustó que los diputados Alberto Garzón y Pablo Iglesias prometieran el cargo sin corbata y con un pin "triángulo rojo" antisfascita. ¡Vaya pintas! ¡Qué desfachatez!. Sin embargo, cuando Alberto Garzón utilizó corbata en el Consejo de Ministros.... ¡Qué falta de principios! ¡Un comunista con corbata!.

Que el nivel argumental de las derechas reaccionarias esté a altura del betún es algo habitual. Lo sorprendente, es su incapacidad de aceptar la democracia y entender el momento político actual. ¡Ladran, luego cabalgamos!.

Equipo de redacción de Eco Republicano








Corbatas y pines antifascistas, la guerra estética contra Unidas Podemos
  • Title : Corbatas y pines antifascistas, la guerra estética contra Unidas Podemos
  • Posted by :
  • Date : 17.1.20
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top