La impunidad franquista como moneda de cambio

La República guiando al Pueblo
El PSOE y el PCE abandonaron a la República cuando dejaron el gobierno en el exilio y pasaron a negociar directamente ellos la transición con los franquistas.

La Transición fue un completo engaño; se basó en la impunidad total del franquismo y en la continuidad de su legalidad de fondo. ¿Motivos? Varios, sin duda. Pero hubo uno muy importante: no fue el gobierno en el exilio quien representó y dirigió a la oposición democrática frente al régimen. 

El PSOE y el PCE habían roto con el Gobierno de la República en el exilio y no aceptaron ser representados por él. En este sentido, tanto el PSOE como el PCE, así como otros partidos, prefirieron llevar ellos mismos por sí solos los acuerdos y negociaciones con la dictadura. En la práctica esto implicaba reconocer a la dictadura, es por ello que no es extraño que acabase siendo reconocidos por ella. 

El PSOE y el PCE aceptaron ser legalizados por la legalidad de la dictadura; lógicamente esto era inaceptable para los republicanos. El propio gobierno en el exilio tenía entre sus miembros muchas personas cercanas al PSOE, hubo acercamientos personales importantes, muchas familias de la burguesía republicana vieron a sus hijos en el PSOE de este periodo. 

El resultado de todo esto fue el primer gran triunfo de los partidarios de la impunidad franquista como moneda de cambio para lograr «democracia»; implicaba renunciar completamente a la República, aceptar la legalidad franquista desde el 18 de julio de 1936, considerar aceptables los referéndum de sucesión y la completa y total impunidad del régimen. Esas fueron las bases de la democracia actual y de la actual relación de fuerzas.

De aquellos lodos vienen estos barros. Seguiremos resistiendo. 

Salud y República

Pedro Alberto García Bilbao
Agupación al Servicio de la República (ASR)
La impunidad franquista como moneda de cambio
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top