¡PPillados!

Si hay algo que une a los corruptos de todos los partidos es que piensan que nunca les van a pillar. Pero por si acaso le pillan “in fraganti” y por si el sistema de apropiación indebida les “falla” y ocurre lo no deseado, terminan por implicar a sus amiguetes para que en el caso de estallar el escándalo le presten toda la protección posible. Ocurrió con el PSOE del “añorado” González: con su director de la guardia civil y ministro in pectore del presidente, que hizo participe de su “negocio” al presidente de Navarra Urralburu y otros.

Y ha ocurrido con el PP: su tesorero actúa como cobrador del frac para pedir los “réditos” a la Gürtel y a quién quiera favores políticos del PP, o negocios de mucho que ocultar. Lógicamente se enriquece al por mayor y luego reparten pequeñas cantidades, los sobresueldos en sobres para ganar su colaboración y complicidad. Naturalmente estos “pequeños socios” negaran y perjurarán no haber participado en cohechos y corrupciones, pero ante las evidencias ahí es donde se espera la actuación de los ciudadanos para pararles los pies y la actuación rápida y contundente de la justicia, pero ésta se muestra la más de las veces torpe e injusta ( me viene a la memoria cuando Camps era Presidente y el presidente del Tribunal Superior de Valencia no encontraba causa alguna delictiva en su amigo).

En el caso del individuo Barcenas, el premier Rajoy aseguraba que jamás le encontrarían nada, ¡qué seguro estaba! Ponía la mano en el fuego, ahora debe estar en la unidad de quemados políticos para siempre.

La clase política española, sobre todo los del PSOE y el PP , aunque también se dan otros casos en otros partidos y sindicatos (por ejemplo los que firmaban todo lo que les ponían por delante los ejecutivos de las antiguas cajas de ahorro y ahora se excusan de que no entendían, pero de cobrar cantidades millonarias si entendían y extendían la mano para recogerlas.

Nuestro país ha conseguido el objetivo de ser sino el que más , uno de los que más corruptos de Europa. ¡Triste y vergonzoso récord!

La clase política española, con honrosas excepciones, no puede seguir dirigiendo este país como si nada, porque no podemos confiar en los que mienten, roban y se corrompen día sí y al siguiente también. ¿Será el sistema que lo lleva intrínseco? Más bien sí.

Lo que llaman “constitución” no ha servido durante sus casi cuarenta años para garantizar la limpieza política oportuna, no ha servido para garantizar los derechos que dice defender de los ciudadanos, no ha funcionado la justicia, no ha logrado lo cohesión ciudadana y un proyecto ilusionante de país donde quepamos todos y tengamos las mismas oportunidades, obligaciones y derechos. No sirve porque fue “parida" para otros “menesteres”.

Necesitamos una constitución democrática, que recoja bien la división de poderes, que reconozca a todos los ciudadanos las mismas oportunidades, y desde luego la monarquía nos ha demostrado suficientemente que no sirve para tan alta misión.

Salva Artacho

http://salvaartacho.blogspot.com.es

¡PPillados!
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top