El miedo empieza a cambiar de bando

Con las europeas en el horizonte y las mareas sociales en la calle, al gobierno y a los ricos le tiemblan las piernas.

Estimados ciudadanos y estimadas ciudadanas:

El miedo en su origen comenzó siendo algo positivo en las sociedades prehistóricas, pues salvaguardaba al hombre de los peligros de los depredadores, las inclemencias del tiempo, y otras amenazas: se trataba de la supervivencia de la especie. A medida que las sociedades avanzaron, el miedo y los temores fueron utilizados por los grandes poderes y por las religiones para controlar a las masas y someter a las poblaciones. Un claro ejemplo de ello fue el terror utilizado por los nazis en Europa, en los años 30 y 40 del siglo pasado, donde el miedo fue la clave para que se mantuvieran en el poder.

El miedo y el terror se sembraron en España por el franquismo que desató una crueldad sin límites. Ahora con la memoria histórica en las investigaciones salen a la luz crímenes espantosos. 

El miedo paraliza, hay miedos que van acosando al ser humano en su vida cotidiana. Los miedos de hoy son: a perder el trabajo, a perder la vivienda, a enfermar, a perder a seres queridos, a sufrir agresiones y represiones del poder, a los malos tratos y torturas de los policías, a perder la libertad ingresando en prisión, al rechazo, al poder político, al poder económico, … Estos son los miedos del pueblo trabajador.

Si el miedo embarga a las masas, a las mayorías sociales, el poder lo seguirán detentando las oligarquías que no dudarán en emplear la violencia para garantizar sus privilegios y su papel elitista. 

En España la ciudadanía empieza a perder el miedo. Cuando se han perdido todos los derechos sociales, el trabajo, la vivienda, la sanidad pública, el acceso a la enseñanza pública, etc…, no queda nada que perder sino el miedo.

En Burgos, Gamonal, el miedo cambia de bando. El alcalde (sin mayoría absoluta) y su corte de especuladores sintieron miedo, y aceptaron las reivindicaciones de la gente.

Blesa en las inmediaciones de los juzgados sintió la ira de las víctimas de las estafas financieras de los banqueros.

La ley del aborto está movilizando a millones de personas dentro y fuera de España, que rechazan la agresión que supone arrebatar a la mujer su derecho a decidir sobre su cuerpo, exigiendo que no metan el código penal en sus ovarios. 

Cada vez más se reclama una información veraz y objetiva ante tanta manipulación. Cada vez más se exige verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo. Cada vez más la ciudadanía se indigna con los insultantes y fabulosos sueldos de los máximos dirigentes de las instituciones que defienden el capitalismo. Cada vez más aumentan los ultra ricos, en España subieron en 2013 hasta 1625 personas, lo cual supone un 7% más que en 2012. La fortuna acumulada por estos 1625 ultra ricos es de más de 140.000 millones de euros. Los 85 más ricos del mundo tienen tanto dinero como los 3.500 millones más pobres.

Esta desigualdad económica hace imposible la democracia, o dicho de forma, no hay democracia con estas terribles desigualdades.

Asistimos a un secuestro en beneficio de las élites económicas que manipulan las reglas del juego con desregulaciones, opacidad financiera, o paraísos fiscales con los que no pagan impuestos. 

La alarma creada a nivel mundial con estos datos que dibujan un genocidio social, esta ya siendo respondida por la ciudadanía, por la mayoría de todas las poblaciones. 

(Si hay quien se indigna al ver un contenedor de basura ardiendo, y no se indigna al ver a una persona comiendo del mismo, entonces ha de revisar su escala de valores)

La aplicación de esta política neoliberal del capitalismo salvaje supone: reducir y recortar las libertades democráticas fundamentales, expulsar del espacio público a los jóvenes, a las mujeres, a los intelectuales, y al mundo del trabajo. 

Aquí se inscribe la expulsión de las mujeres de la vida pública, de sus derechos conquistados. Los intereses capitalistas y su moral marca España están en la base de esta agresión a la libertad de la mujer.

El miedo empieza a cambiar de bando cuando la derecha que trasmitía firmeza y determinación con la aplicación de su programa oculto se agrieta en el debate de la ley del aborto; en el fracaso de las privatizaciones de la sanidad pública en Madrid; y la contestación acompañada de una bajísima valoración en los sondeos de los banqueros, de la monarquía, del bipartidismo, y del mismo sistema capitalista.

Con las europeas en el horizonte y las mareas sociales en la calle, al gobierno y a los ricos le tiemblan las piernas, al tiempo que las mayorías empobrecidas preparan planes de ajuste en forma de lecciones para botar del gobierno a esta élite extremista, violenta y reaccionaria, que empieza a notar el frío del miedo en el cogote.


ANTONIO ROMERO RUÍZ 
Coordinador de la Red de Municipios por la III República;
Presidente de honor del PCA; Ex Parlamentario de IU

El miedo empieza a cambiar de bando
  • Title : El miedo empieza a cambiar de bando
  • Posted by :
  • Date : 31.1.14
  • Labels :
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook
Top