24M, Madrid, solución para vivir.

Dicen algunas encuestas publicadas en días pasados que Esperanza Aguirre, inconcebiblemente digo yo, va a ganar las elecciones el próximo domingo en la capital. El CIS días antes, auguraba un gran retroceso al PP en Madrid, que necesitaría a Ciudadanos para conservar el poder; ahora parece que ni con esas. Todo está abierto y la ciudadanía indecisa. Quizás, si se conocieran en profundidad y detalle las propuestas y promesas que se están haciendo, lo tendríamos más claro; o no.

Vamos a conocer las propuestas que hacen los partidos que se presentan, porque quieren representar a los madriles y sus intereses. La mayoría absoluta de los representantes de la izquierda política, está cerca de alcanzarse y a sus programas me voy a referir. No voy a entrar en las propuestas del PP, porque en Madrid, Esperanza Aguirre se presenta sin programa. Tampoco con las que hace Ciudadanos, que tendrá representación en el municipio, pese a lo que pide Aznar, apelando al voto útil: si quieres votar PP, vota PP, Ciudadanos es una copia. Sobre UPyD mejor me callo. No van a obtener votos suficientes para estar representado en el consistorio. La economía y la gestión no puede dirigir nuestros destinos, sino la decencia, con dosis de justicia social y mucha solidaridad, que solo pueden promoverlo quienes defiendan un Estado democrático y social, que promueva el bienestar general de la sociedad.

El representante del Partido Socialista Obrero Español, Antonio Miguel Carmona, sabe lo que quiere hacer y como lograrlo. Ejecutarán medidas para que los vecinos sean los protagonistas de la vida política municipal, democratizando la gestión, dando protagonismo al tejido social y asociativo, con presupuestos participativos y cogestión. Una de las medidas estrella será la rehabilitación de viviendas, como una oportunidad para el empleo y mejorar la sostenibilidad ambiental de la ciudad, para mejorar la accesibilidad para los vecinos con alguna discapacidad: «obras útiles y no panteones a gloria de políticos». No serán bien venidos los fondos buitre, que «saldrán volando de la capital». Defiende el parque de viviendas públicas y anulará su venta a especuladores. «El binomio pisos vacíos y ciudadanos sin casa», será un absurdo que desaparecerá.

La cultura, el turismo, el conocimiento, es considerada en el programa socialista, como «los auténticos pozos de petróleo de Madrid», por lo que generarán marcos adecuados para que crezca todo su potencial; porque Madrid y los madrileños tiene que saber aprovechar la inmensa concentración de talento, cultura y conocimiento que se acumula en las Universidades y será prioritario, conectar la mayor red universitaria de España con la ciudad. Empleo, crecimiento y calidad de vida para los ciudadanos. Junto a todo esto, Servicios Públicos de Calidad, defensa decidida de la profesionalidad y competencia de los trabajadores municipales y reversión de todas las privatizaciones de servicios que sean legalmente factibles.

Por malos tiempos pasa Izquierda Unida. Incluso quien fuera su secretario general, Julio Anguita, cree urgente fundar un nuevo partido, ante el agotamiento del Partido Comunista de España y de IU, «que beba de la tradición revolucionaria del PCE y del espíritu fundacional de IU». Algo sucede; IU presenta en el Ayuntamiento de Madrid, por primera vez en la historia, una lista que no respalda la dirección federal, aunque los candidatos de IU-Los Verdes interpretan que las encuestas les confirman como «imprescindibles». También destacados dirigentes, rompiendo la disciplina de partido, piden el voto para Ahora Madrid y su candidata Carmena en un manifiesto.

Raquel López, la candidata a la alcaldía por IU, propone el desarrollo de un Plan de Choque por la Cohesión Social, financiada con un modelo de fiscalidad diferente que reportará un incremento de 150 millones de euros anuales de ingresos y elevarán el IBI un 50% para los pisos vacíos de entidades financieras. En su programa, consideran que la reducción de la contaminación es fundamental para la ciudad  y propone cerrar, limitar y pacificar el tráfico en el centro histórico y la «almendra central» de Madrid, habilitando aparcamientos disuasorios entre la M-30 y la M-40. De otra parte, iniciará la recuperación de la gestión directa de escuelas infantiles, centros culturales y polideportivos, que se hay privatizados, para volver a un modelo de gestión «totalmente municipal». En materia urbanística, IU, se muestra contraria a las grandes operaciones como Campamento, Mahou Calderón o Chamartín, que suponen la creación de más viviendas de renta libre. Aseguran, que si gobiernan, paralizarán, auditarán y dejarán que los vecinos decidan el futuro del urbanismo de esas zonas. Proponen que el 25% del gasto municipal se gestione desde las juntas de distrito; creación de una agencia municipal del alquiler, adscrita a las juntas municipales, para el fomento de las viviendas en alquiler de pisos vacíos. Apuestan por mantener el carácter municipal de la Empresa Municipal de Transportes.

Los militantes de Ganemos y sector crítico de Podemos, presentaron su candidatura, bajo la denominación de Ahora Madrid, encabezada por la exjueza Manuela Carmena. En el programa electoral proponen, la paralización de los desahucios, como medida estrella de la candidatura de unidad popular. La segunda medida de choque consistirá en frenar la privatización de los servicios públicos, paralizando la «externalización» de servicios municipales a grandes empresas y la venta de patrimonio público. El «plan de emergencia» de Podemos, queda asumido por Ahora Madrid, que también contempla que todos los hogares que no puedan pagar los suministros básicos, como la luz y el agua, tengan acceso a ellos. Asimismo, se ha sellado un compromiso para «garantizar el acceso a las prestaciones sanitarias municipales y a las acciones de prevención y promoción de la salud» a todas las personas. Se comprometen a desarrollar un plan urgente para la inserción laboral de jóvenes y parados de larga de duración.


Antonio Miguel Carmona, propone realizar una profunda descentralización del Ayuntamiento, dotando de competencias, eficacia y recursos a las juntas de distrito, convertidas en la administración más próxima al ciudadano. Las nuevas tecnologías serán estrella en la gestión, aprovechando al máximo todas las posibilidades que ofrecen, para mejorar la eficacia y ofrecer nuevos y mejores servicios públicos. En cuanto a la fiscalidad, no se trata de recaudar más, sino de recaudar mejor. La clave está en que «Si paga más quien más tiene, podrá pagar menos quien menos tiene».

Carmona dice que Madrid, que la ciudadanía madrileña, volverá a tener en sus manos las riendas de la ciudad. «Su sueño es nuestro sueño: un Madrid alegre, culto, ilustrado, emprendedor y, sobre todo, habitable». Madrid, que es mi pueblo, lo quiero sin malos olores, límpido por los vientos de Guadarrama, como propone el PSOE. Un Madrid en el que los parques vuelvan a ser el lugar de juego y crecimiento de los niños y niñas y el sosiego para nosotros los viejos; con sombras frescas, que me recuerden el Madrid que fue y yo con él. Mi Madrid para aprender y gozar. Una ciudad vestida de gala, que ensalce con su cultura, «porque la cultura es la madre de la libertad». Madrid, faro de ilustración, tolerancia y progreso, que alumbre a nuestro país y extienda su influjo por el Viejo y el Nuevo Continente, «cumpliendo su misión de ser nudo de comunicaciones, lazo entre personas y puente entre culturas». Que Madrid no sea un problema, «sino la solución para vivir», dice Antonio Miguel.

En los últimos artículos sobre el 24M, no he hecho campaña por ningún partido. Hoy tampoco lo hago. Propugne la unidad de la izquierda, presenté un análisis sobre los programas autonómicos y hoy sobre las elecciones al Ayuntamiento de Madrid. El lunes hablaremos de los resultados. Apoyo las propuestas contra la corrupción, las medidas que nos lleven a la igualdad real y efectiva, la justicia social, la solidaridad y además que faciliten la llegada de la República. Con todo he pretendido aclarar posiciones y abrir alternativas. Sin embargo hoy, en este mitin, íntimo y silencioso que me he montado, digo ¡Voten decencia! «Ojalá este domingo regrese la decencia», digo con Emilio Lledó, reciente premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Sólo así podrás después exigir un comportamiento acorde. Quienes se han aprovechado de sus cargos para llenar sus bolsillos con dinero público o los de sus amigos, así como consentido la corrupción, deben quedar apartados de la política para siempre. Si tras las elecciones salen elegidos, querrán entender que quedan eximidos de su responsabilidad corrupta. Ya saben ellos a quienes me refiero.

Con todo lo que conocemos, muchos volverán a votar a los corruptos indeseables. Si eso sucede, como dice José Sacristán, probablemente, «habrá que admitir que somos un país de mierda». Hay que votar comparando alternativas, con criterio, pensando bien las repercusiones, con sentido y memoria. Casi todo está dicho y todo por hacer. Lo que se ha hecho, lo tenemos a la vista, salvo algunas cosas. De aquellas promesas, algunas siguen pendientes. Ahora nos ofrecen otras nuevas, algunos incluso cumplir las que incumplieron. Nuevas caras que prometen nos encontramos. Deseamos que cumplan.

Víctor Arrogante

En Twitter @cava100
24M, Madrid, solución para vivir.
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top