Unión Republicana ante la efeméride de la Constitución de 1978

Unión Republicana ante la efeméride de la Constitución de 1978
Desde Unión Republicana, partido fundado en septiembre de 1934, actuales depositarios del legado republicano así como fieles defensores de su causa; manifestamos nuestro profundo rechazo a la Constitución monárquica impuesta en 1978 de la cual se celebra hoy su efeméride.

Como testigos directos del fraude democrático que supuso la denominada "Transición", hoy como ayer seguimos denunciando que en 1977 cuando nuestro partido formaba parte de ARDE (Acción Republicana Democrática Española) el Gobierno postfranquista presidido por Adolfo Suárez se negó a legalizar nuestra formación política con el fin de privarnos de la oportunidad de participar en las primeras elecciones mal llamadas "democráticas" tras la muerte del dictador Francisco Franco.

A nuestro juicio la Constitución del 78, redactada por una parte de la oligarquía franquista con la complicidad de algunos partidos políticos que la acataron desde un oculto e interesado servilismo al régimen, carece de legitimidad legal, jurídica y moral por lo que nos negamos a reconocer este pacto de silencio e impunidad nacido de la no ruptura con la dictadura y su legado.

Desde Unión Republicana declaramos que la Constitución que hoy se reivindica no es más que papel mojado, debido a que sus principales artículos en cuanto a derechos y libertades son incumplidos constantemente y sirven como instrumento de las mismas élites, que en su día se beneficiaron de la dictadura, para seguir engañando y oprimiendo a nuestro pueblo. 

No hace mucho tiempo se hizo pública la entrevista al entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, donde reconocía que a través de la llamada Ley para la Reforma Política se vetó una crucial consulta al pueblo español sobre el modelo de Estado, porque las encuestas le dijeron que ganaría la opción republicana sobre la monárquica, impidiendo así el más elemental de los derechos democráticos para nuestro país.

En la actualidad comprobamos el agotamiento sistemático del régimen surgido en 1978 que sigue parapetándose en esta Constitución para no solventar los verdaderos problemas que afectan a nuestra sociedad y seguir manteniendo la injusticia social, económica y jurídica de forma sistemática. En nuestro país, el constitucionalismo político está basado en el olvido, la impunidad y la imposición de una monarquía emanada de los referéndum franquistas de 1947 y 1966. La Constitución del 78 se ha convertido en un instrumento para mantener una dinastía vitalicia y heredera de los privilegios que le otorgó el franquismo así como de un régimen partitocrático profundamente injusto y al margen de la realidad social plagada de desigualdad que pone de manifiesto las carencias de una democracia tutelada.

Por todo ello, animamos a la sociedad española que demanda las libertades y valores fundamentales que proclama el legado republicano a seguir trabajando en rebeldía en pro de la Tercera República española.

La Primera y Segunda República española significaron un paréntesis histórico que nos dejaron importantes referentes de progreso, derechos y libertades a tener en cuenta en el camino a seguir. Nuestra responsabilidad es histórica, pero promovida por unos ideales del porvenir con vocación de futuro. 

¡VIVA LA TERCERA REPÚBLICA ESPAÑOLA!

Madrid, 6 de diciembre de 2019

Comunicado de Unión Republicana
email: republicanos@republicasegorbe.org





Unión Republicana ante la efeméride de la Constitución de 1978
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top